musica concierto

musica concierto

Software

¿Te has dado cuenta de que cada vez hacen canciones más cortas? Spotify tiene buena parte de culpa

Viendo los últimos discos lanzados, puede que te preguntes por qué se hacen canciones cada vez más cortas. El dinero ganado en streaming es el motivo.

Noticias relacionadas

Los smartphones han cambiado nuestras vidas como pocos inventos; nuestras costumbres no son las mismas, las prioridades han cambiado, y nuestro día a día es diferente. Incluso la manera en la que disfrutamos de nuestras aficiones, como la música, es diferente.

Servicios como Spotify nos permiten escuchar la música que queremos, cuando queramos, y a un coste muy inferior; todo gracias a un servicio de suscripción, una cuota gracias a la que tenemos acceso a millones de discos. Una cuota que Spotify divide entre los artistas que escuchamos, y que cada vez es más importante para sus ingresos.

El streaming fomenta las canciones cortas

Según la RIAA (la asociación de discográficas estadounidenses), en 2018 los servicios de streaming ya representaban el 75% de los ingresos totales; en 2013 sólo suponían el 21% de los ingresos. Por lo tanto, no es de extrañar que cada vez más discográficas y artistas apuesten por los servicios de streaming; y la competencia es tan alta, que están llegando incluso a cambiar la manera en la que componen.

instrumentos musicales concierto instrumental

instrumentos musicales concierto instrumental

Como resultado, las canciones actuales son más cortas que las de hace cinco años. Es un fenómeno que está afectando a la mayoría de géneros y grandes artistas. En 2013, la duración media de las 100 canciones más populares era de 3 minutos y 50 segundos; en 2018, la duración media cayó hasta los 3 minutos y los 30 segundos, nada menos que 20 segundos menos.

Las canciones cortas son cada vez más populares

No solo eso, sino que también se producen cada vez más canciones cortas. Los temas de 2 minutos y medio de duración o menos ya suponen el 6% de las canciones más populares. Una posible explicación es que hoy en día el estribillo es cada vez más importante; así que muchos artistas prefieren centrarse en esa parte y no dedicar tanto tiempo al resto de la canción. Pero también es porque si hacen canciones más cortas ingresan más dinero.

canciones duracion

canciones duracion

Así lo explican en Quartz, donde han analizado los cambios que han sufrido algunos de los artistas más populares de Spotify. Raperos como Kendrick Lamar han acortado sus canciones unos dos minutos de media. La tendencia se repite en otros géneros y artistas; en los casos en los que estos artistas quieren mantener la misma cantidad de temas, eso se traduce en discos más cortos, pero no siempre. Kayne, por ejemplo, también hace canciones más cortas pero su último trabajo, Scorpion, es el más largo de sus últimos álbumes gracias a incluir 25 canciones.

Por qué se hacen canciones cada vez más cortas

Para comprender el porqué de esta tendencia, hay que mirar a Spotify y la manera en la que paga a los artistas. Cuando empezamos a reproducir una canción en Spotify, los servidores lo registran; de esta forma, la compañía sabe qué canciones son las más reproducidas, y a qué artistas y discográficas tiene que pagar.

La clave es que el pago depende de cuántas canciones de un artista han sido reproducidas, y no de cuánto tiempo hemos dedicado a cada artista. Si nos tiramos 15 minutos escuchando tres canciones de un artista, este cobrará menos que si dedicamos el mismo tiempo a escuchar cinco canciones de otro.

Hay que aclarar que eso no significa que los artistas estén componiendo canciones específicamente para Spotify; hay otros factores a tener en cuenta, y los artistas llevan décadas presentando canciones cada vez más cortas. Las buenas noticias es que estos segundos perdidos en cada tema no se traducen en peor calidad. Los artistas que apuestan por canciones cortas siguen ganando premios y siguen en los primeros puestos de las listas.

spotify canciones

spotify canciones

No todo es tan bonito para todo el mundo. Podríamos decir que el sistema de Spotify es injusto para músicos de géneros que suelen tener canciones más largas, como la música clásica o el rock progresivo. En esos casos, en los que un disco puede estar compuesto por cuatro canciones, puede que simplemente no merezca la pena tener el disco en Spotify.