Software

6 películas que en realidad iban a ser secuelas de otras

6 películas que iban a ser secuelas pero terminaron desligándose de su precursora.

8 mayo, 2016 10:35

Noticias relacionadas

6 películas que iban a ser secuelas en un principio, pero que durante su desarrollo se convirtieron en obras independientes.

Las segundas partes siempre son peores, o al menos eso dicen. Puede que ese dicho no se cumpla en el 100% de los casos, pero sí que es bastante habitual que las secuelas no alcancen el nivel de una primera entrega. Pero, ¿se cumple esa misma regla en películas que iban a ser secuelas pero finalmente se volvieron independientes?

Existen algunas películas que en principio iban a ser continuaciones de otras, pero que por diversas razones se consideró durante su rodaje o la escritura del guión que era mejor librarlas de las ataduras argumentales de su predecesora, o presentarlas como películas aparte. Algunos de los resultados son sorprendentemente buenos.

La jungla de cristal

La-jungla-de-cristal.jpeg

La-jungla-de-cristal.jpeg

La mítica Die Hard de Bruce Willis, inexplicablemente traducida al español como La jungla de cristal, es una adaptación de la novela Nothing Lasts Forever de Roderick Thorp, que es a su vez una secuela de The Detective, que había sido adaptada al cine con Frank Sinatra interpretando el papel protagonista.

En un principio, 20th Century Fox ofreció el papel de John McClane a Sinatra, pero este lo rechazó diciendo: “soy demasiado viejo y rico para como para seguir actuando”. Fue por eso que ofrecieron el papel a Bruce Willis y la película no se presentó como secuela. Ahora, la saga consta de 4 secuelas y es un mito del cine de acción.

Los odiosos ocho

Los-odiosos-ocho.jpeg

Los-odiosos-ocho.jpeg

Tarantino concibió en un principio su última película como una secuela de la anterior, Django Desencadenado, pero tras darle varias vueltas al guión se dió cuenta de que el personaje de Django no encajaba nada en la nueva película, en la que todos los demás personajes carecían por completo de moral.

Por eso decidió eliminar al personaje del guión, adaptarlo consecuentemente y cambiar el nombre de la película: de Django en el Infierno Blanco a Los Odiosos Ocho.

Predator

Predator.jpeg

Predator.jpeg

Muy poca gente sabe o incluso creería el origen de Predator. Tras el rodaje de Rocky IV, en Hollywood hicieron circular la absurda broma de que, en la quinta entrega de la saga, Stallone lucharía contra un alien, ya que cualquier persona era poca cosa para él. Pues bien, Jim y John Thomas, dos guionistas, decidieron llevar esa locura a la realidad.

Al productor Joel Silver le gustó la historia, y decidió llevarla a cabo, sustituyendo eso sí a Silvester Stallone por Schwarzenegger, y eliminando el nombre de Rocky Balboa de la película.

Minority Report

Minority-Report.jpeg

Minority-Report.jpeg

Tras el éxito de taquilla que fue Desafío Total en 1990, TriStar Pictures buscaba alguna secuela para sacar dinero seguro. Pensaron que Minority Report podía ser una buena continuación, con la excusa de que también era una historia de Philip K. Dick, y contrataron a Jon Cohen para que convirtiera la historia en una continuación creíble.

Sin embargo, Carcolo Pictures, propietaria de los derechos de amabas películas, quebró antes de que terminaran la película. El proyecto cayó entonces en manos de Steven Spielberg gracias a 20th Century Fox, que dejó de lado la idea de la secuela.

En la mente del asesino

En-la-mente-del-asesino.jpeg

En-la-mente-del-asesino.jpeg

Una historia parecida es la de En la mente de un asesino, que en un principio nació porque New Line Cinema buscaba una secuela al éxito de Se7ven. Por eso en 2002 compraron el guión de En la mente de un asesino (Solace era su nombre en inglés), con la idea de convertirlo en el guión de su nueva película: Ei8ht.

Pero el proyecto fue cancelado temporalmente porque el director de Se7ven, David Fincher, no tenía ningún interés en trabajar en una secuela. Es más, llegó a decir que preferiría tener cigarrillos en los ojos a dirigir esa secuela. New Line Cinema recuperó el proyecto en 2013, pero utilizando el guión original en lugar de convertirlo en una secuela.

Colombiana

Colombiana.jpeg

Colombiana.jpeg

Tras el éxito de crítica y taquilla de León: El Profesional, su director Luc Besson empezó a trabajar en una continuación llamada en un principio Mathilda. Sin embargo, no encontró más que problemas trabajando en ella, así que tras 12 años decidió convertir Mathilda en una película nueva: Colombiana.

Y con esto terminamos nuestra lista. Resulta muy curioso ver cómo algunas de estas películas pudieron volverse míticas gracias a que se desligaron de sus precuelas pudiendo introducir así elementos clave y más frescos.