La fiebre por los superhéroes vivida en España nos ha hecho imaginar en innumerables ocasiones cómo sería tener superpoderes. Personajes como Iron Man, por ejemplo, intensifican este sueño a través de la tecnología. Sin embargo, a veces la realidad supera a la ficción, y es que Alphabet, la empresa matriz de Google quiere que el ser humano tenga un superoído.

Noticias relacionadas

Según ha recogido The VergeAlphabet (y por extensión, Google), tiene un proyecto entre manos que buscaría precisamente otorgar al ser humano de una capacidad auditiva extrema. El proyecto, con nombre en código Wolverine, está explorando el futuro de la capacidad auditiva mediante sensores por hardware.

Algunos miembros del equipo encargado de desarrollar este dispositivo hablaron al medio Insider de forma anónima, y explicaron que actualmente están centrados en el aislamiento del ruido a media escala.

Superoído en humanos

Concretamente, los miembros del equipo de desarrollo están intentando descubrir la forma más eficiente de aislar todo el ruido innecesario mediante hardware. Los experimentos actuales están buscando la forma de aislar, por ejemplo, voces de personas en una sala abarrotada o hacer que sea más fácil para alguien concentrarse únicamente en una persona cuando se producen conversaciones superpuestas.

Sobre la mesa hay muchas ideas; dispositivos in-ear, que cubren la oreja, que sobresalen por encima, etcétera. Dispositivos que en sus primeros prototipos son enormes, ya que se está trabajando con un montón de micrófonos incorporados dedicados a recoger todo el sonido posible. Las versiones más renovadas son más pequeñas, pero incluso con eso, no se está logrando un tamaño demasiado discreto.

Insider cita a Whisper, una empresa cuyo equipo logró aislar los sonidos a través de un motor de "separación de sonidos", adaptándose de forma inteligente a los entornos del usuario. La idea es que Wolverine consiga precisamente eso, pero mediante un dispositivo más similar a unos Google Pixel Buds y que el usuario pueda llevar en todo momento, otorgándole esta capacidad auditiva extrema.

No obstante, no se están centrando en un único aparato, ni mucho menos en un único escenario de uso. De hecho, es todo lo contrario; las aspiraciones de Wolverine llegan al entorno profesional que quiere sacar beneficio de esto, por lo que se está intentando crear un dispositivo comercial que se pueda vender al gran público.

Aunque esto es difícil, ya que si por algo es famosa Google es por no temblarle el pulso a la hora de acabar con proyectos establecidos a los que ha dedicado cuantiosos recursos. Famoso fue el caso de Project Ara, el cual quería desarrollar un smartphone modular. Además, tenemos Project Loon, el fallido experimento de Google para dar Internet a zonas remotas con globos voladores, que fue cancelado hace poco.

También te puede interesar...