Los relojes inteligentes y las pulseras de actividad son los wearables más utilizados en España, y permiten monitorizar diferentes actividades físicas o medir parámetros como la saturación de oxígeno en sangre. Sin embargo, un reciente estudio ha descubierto que estos dispositivos también pueden detectar el coronavirus en una persona antes de que presente síntomas.

Noticias relacionadas

Desde que estalló la crisis sanitaria, investigadores de todo el mundo han buscado nuevas fórmulas para detener la expansión del coronavirus, como la creación de Oura, un anillo inteligente. En muchas ocasiones, la tecnología que se utiliza en el día a día ha sido una buena herramienta para hacer frente a la pandemia. En este caso, se pueden emplear una serie de relojes inteligentes para detectar la enfermedad en personas antes de que muestren síntomas.

Un estudio realizado por la institución Mount Sinai Health de Nueva York ha revelado que el Apple Watch, el reloj inteligente de la compañía de la manzana mordida, es capaz de localizar pequeños cambios en los latidos del corazón de un usuario que podrían indicar que tiene el coronavirus; incluso una semana antes de presentar síntomas.

Ritmo cardíaco

Durante la investigación, titulada 'Warrior Watch Study', se siguió a un grupo de 297 trabajadores de la salud entre el 29 de abril y el 29 de septiembre. Unos meses en los que los participantes utilizaron los relojes de Apple equipados con aplicaciones especiales para medir los cambios en la variabilidad de su frecuencia cardíaca (HRV), que supone la variación en el tiempo entre cada latido.

Apple Watch haciendo un electrocardiograma. Esteban Palazuelos Omicrono

Esta medida también indica cómo de bien está funcionando el sistema inmunológico de una persona. Cabe señalar que los marcadores de esta métrica cambian a medida que se desarrolla una inflamación en el cuerpo, y el coronavirus "es un evento increíblemente inflamatorio", como ha asegurado el Dr. Robert P. Hirten, profesor asistente de medicina en la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai y autor del estudio.

Los investigadores estudiaron los historiales de infectados y encontraron indicaciones de cambios en el ritmo cardíaco. Descubrieron que las personas infectadas con el coronavirus experimentaron una variación en el tiempo entre latidos cardíacos. "El reloj mostró cambios significativos en las métricas de HRV hasta siete días antes de que las personas tuvieran un hisopado nasal positivo que confirmara la infección por la Covid-19", ha asegurado el Dr. Hirten.

Identificar positivos

Además, otro estudio realizado por la Universidad de Stanford en California utilizó también dispositivos de otras marcas, como Garmin y Fitbit, y descubrieron que el 81% de los pacientes que dieron positivo por coronavirus tuvieron cambios en su frecuencia cardíaca en reposo hasta nueve días y medio antes del comienzo de los síntomas.

Fitbit Sense midiendo el ritmo cardíaco. Alex Branco Omicrono

"Una frecuencia cardíaca extremadamente elevada indica la aparición de síntomas", según la propia investigación. Por otro lado, el equipo responsable del estudio utilizó datos de smartwatches para identificar casi dos tercios de los casos de coronavirus entre cuatro y siete días antes de que las personas mostraran síntomas. 

"Esta tecnología también podría ayudar a compensar algunas de las deficiencias con las pruebas de coronavirus. El problema es que no puedes hacer un seguimiento de las personas todo el tiempo, mientras que estos dispositivos te miden 24 horas al día, los siete días de la semana. Además, el reloj devuelve datos de inmediato, en tiempo real", ha explicado Michael Snyder, profesor de la Universidad de Stanford y director de la investigación.

Prevenir el coronavirus

El objetivo de estos estudios es "desarrollar una forma de identificar a las personas que podrían estar enfermos incluso antes de que sepan que están infectadas, lo que sería un gran avance en el manejo de la Covid-19. Esta tecnología nos permite no solo rastrear y predecir los resultados de salud, sino también intervenir de manera oportuna y remota, lo cual es esencial durante una pantemida que requiere que las personas se mantengan separadas", ha concluido el Dr. Hirten.

Los relojes inteligentes y otros dispositivos, como las pulseras de actividad, están midiendo continuamente la frecuencia cardíaca de los usuarios, la temperatura de la piel y otros marcadores que pueden ayudar a detectar las infecciones por el coronavirus. Por lo tanto, de ser efectivas estas investigaciones, pueden suponer una nueva forma de prevención del coronavirus y podrían ayudar a encontrar y controlar los casos de portadores asintomáticos. 

Te puede interesar...