Los relojes y pulseras inteligentes se han convertido en un complemento tecnológico más como puede ser el smartphone. Millones de unidades repartidas en las muñecas de los usuarios que han encontrado en estos pequeños aparatos una ayuda en su vida diaria. En España, el Apple Watch en el terreno más caro y la Xiaomi Mi Band en el más barato son las estrellas, pero hay muchísima vida entre esos dos polos.

Noticias relacionadas

Una de las marcas más importantes de este sector es Honor, la compañía creada al calor de Huawei, lleva en el sector de los wearables varios años con dispositivos tan icónicos como las Honor Band. Un paso por encima se encuentra el Honor Watch ES (99 euros), el protagonista del análisis que nos ha dejado un estupendo sabor de boca.

Porque no hay que dejarse varios cientos de euros para que un reloj inteligente sea útil en el día a día y ofrezca extras interesantes más allá de la pura práctica deportiva para la que estaban diseñados las primeras versiones.

Fácil y sencillo

Si hay algo que caracteriza tanto a Honor como a Huawei es la sencillez en la sincronización y configuración de los dispositivos. El enlace, a través de la aplicación Salud desarrollada por Huawei, es realmente buena y no lleva más de un minuto tener conectado el reloj con el teléfono móvil.

Honor Watch ES Izan González Omicrono

Una vez todo configurado, la estabilidad de la conexión es perfecta y no se pierde en ningún momento la comunicación entre ambos dispositivos. Seguramente que el estándar elegido sea Bluetooth 5.0 ayuda si el smartphone, como ha sido mi caso, también cuenta con él.

Las líneas del reloj apuestan por el minimalismo que nos encontramos en las pulseras inteligentes, pero trasladado a un formato de reloj mucho más útil y completo en el día a día. El chasis, fabricado en plástico, es de la máxima calidad y ha resistido los envites del día a día sin mayor novedad.

Exactamente lo mismo ocurre con la pantalla. El panel AMOLED de 1,64 pulgadas y resolución 456 x 280 píxeles tiene una calidad sobresaliente incluso bajo la luz del sol directa. Este apartado ha sido uno de los que, personalmente, más me ha sorprendido teniendo en cuenta el precio del dispositivo.

Honor Watch ES Izan González Omicrono

Mención especial también tiene las correas puesto que recurre al estándar de 20 milímetros y pasador para poder poner otras que vayan más acorde con los gustos del usuario. En Internet existen miles de modelos de este tipo compatibles de todo tipo de materiales a precios muy bajos.

Hecho para el deporte

Sin duda el auge de los relojes inteligentes ha venido de la mano de la actividad deportiva y en el Honor Watch ES no iba a ser menos. Destaca el "entrenador virtual personal", como lo llaman en la compañía.

Deportes en el Honor Watch ES Izan González Omicrono

Una serie de ejercicios guiados paso a paso en la pantalla del reloj que van desde una rutina de recarga de energía hasta otras más complejas como el ejercicio de piernas. En la pantalla se muestran paso a paso cómo debemos realizar los movimientos y durante cuánto tiempo.

En total, son 12 cursos de entrenamiento animados y 44 animaciones estándar de movimientos corporales. A lo que hay que añadir un total de 95 modos de entrenamientos con reconocimiento automático incluido capaz de detectar cuando el usuario está corriendo, caminando, remando o en la elíptica.

Ejercicio guiado en el Honor Watch ES Izan González Omicrono

De los 95 modos de entrenamiento, el Honor Watch ES viene con 10 modos profesionales donde podemos encontrar correr, montar en bicicleta o nadar (sí, puede nadar con el reloj). El único 'pero' que encontramos es la ausencia de GPS, lo que obliga a acarrear el teléfono inteligente para trazar correctamente el ejercicio al aire libre.

Y para más

La 'operativa' diaria con el reloj se lleva a cabo a través de la pantalla táctil y de un botón situado en el canto derecho del dispositivo. La experiencia de usuario es fluida a la hora de navegar por la interfaz y las opciones de personalización se disparan con la elección de la esfera a mostrar.

Aplicación Salud necesaria para el Honor Watch ES Izan González Omicrono

El Honor Watch ES tiene preinstaladas algunas esferas a las que podemos acceder desde el propio reloj inteligente, pero dentro de la aplicación de Salud existen decenas -quizá cientos- de ellas. Incluso algunas de pago. Desde las más básicas con el fondo negro a coloridas que van cambiando cada vez que desbloqueamos el reloj. Será complicado no encontrar una que nos guste.

Además de las clásicas aplicaciones que tenemos en todos los relojes, como puede ser una linterna (que pone la pantalla en blanco a brillo máximo), el tiempo, una función para buscar el teléfono (que lo hace sonar por si lo hemos perdido) u otra para hacer la función de obturador remoto de la cámara, se encuentran algunos extras para la salud muy interesantes.

Honor Watch ES Izan González Omicrono

Huawei y Honor llevan trabajando mucho tiempo en varios algoritmos para la detección del sueño. Fruto de todo este esfuerzo queda plasmado en TruSleep, una tecnología que es capaz de diferenciar las diferentes etapas del sueño (profundo, ligero y REM) y de analizar la respiración. Un seguimiento muy afinado de la calidad del sueño.

En la misma senda de funciones para la salud, el Honor Watch ES incluye el monitor de frecuencia cardiaca TruSeen 4.0. La última generación que mejora la precisión a través de la aplicación de algoritmos y es capaz de hacer un seguimiento las 24 horas del día.

Una de las grandes novedades de estas últimas generaciones de wearables es el monitor de oxígeno en sangre. La medición de la saturación se ha convertido en uno de los valores más vigilados en la pandemia de coronavirus y Honor ha tenido a bien incluir este sensor.

Estrés en el Honor Watch ES Izan González Omicrono

Las funciones extra se completan con un monitor de estrés que ofrece una serie de ejercicios de relajación y un rastreador de ciclo femenino, para tener un seguimiento pormenorizado de la menstruación.

¿Merece la pena?

Para finalizar, queda comentar que la autonomía queda algo lejos de los 10 días que anuncia Honor. En un uso más o menos habitual con notificaciones de mensajería activadas, es más común quedarse cerca de los 5 o 6 días.

El segundo punto, y al igual que ocurre con todos los relojes inteligentes de Huawei, no se pueden instalar aplicaciones ni responder mensajes ni correos electrónicos. En este aspecto, se trata de un 'mero espectador' de notificaciones, muy útil por otra parte si no queremos sacar el smartphone del bolsillo cada vez que llegue algo.

Honor Watch ES Izan González Omicrono

En algunas ocasiones es fácil encontrar al Honor Watch ES por unos 79 euros. Esto lo sitúa en un terreno muy interesante algo por encima de las típicas pulseras inteligentes por menos de 50 euros y los grandes relojes por los que obligatoriamente hay que desembolsar más de 120 o 130 euros. Si la ausencia de GPS no es un problema, puede ser un candidato a tener muy en cuenta.

También te puede interesar...