¿Por qué nos compraríamos un reloj? No hablo de un reloj inteligente necesariamente, sólo de un reloj tradicional. Es evidente que la mayoría de la gente no se compra un reloj para saber la hora que es, y menos cuando en España vivimos rodeados de pantallas que nos la dicen.

Noticias relacionadas

Para mucha gente, un reloj es un accesorio de moda, como puede serlo una pulsera o un anillo; y como tal, debe aparentarlo. Ya sea con un estilo deportivo que refleje nuestros intereses, o con un estilo elegante con piedras preciosas para mostrar nuestra opulencia.

Y sin embargo, en el sector de los relojes inteligentes no vemos ese tipo de mentalidad, al depender aún en buena medida de los entusiastas de la tecnología, más interesados en el último avance que en la estética.  Eso está cambiando, y el Samsung Galaxy Watch 3 puede ser pionero en alterar esa tendencia.

Así es el Watch 3

  • Versiones: 45 mm (45 x 46,2 x 11,1 mm) o 41 mm (41 x 42,5 x 11,3 mm)
  • Materiales disponibles: Acedo inoxidable con correa de cuero, o titanio con correa de metal.
  • Pantalla - 1,4 pulgadas (modelo de 45 mm), 1,2 pulgadas (modelo de 41 mm).
  • Procesador - Exynos 9910 de dos núcleos a 1,15 Ghz.
  • Memoria - 1 GB de RAM y 8 GB de almacenamiento interno.
  • Batería - 340 mAh (modelo de 45 mm), 247 mAh (modelo de 41 mm).
  • Conectividad - LTE (opcional), WiFi b/g/n, NFC, Bluetooth 5.0, GPS.
  • Sensores - Acelerómetro, Giroscopio, barómetro, frecuencia cardíaca, electrocardiograma, luz ambiente.
  • Durabilidad - 5 atmósferas (equivalente a 50 metros bajo el agua), IP68.
  • Sistema operativo: Wearable OS 5.5, basado en Tizen, compatible con app Samsung Gear para Android y iOS.

El nuevo Galaxy Watch 3 llega con un diseño renovado, pero que no abandona la filosofía que Samsung lleva aplicando a todos sus relojes inteligentes desde el principio. Por lo tanto, eso supone que la esfera es redonda, y no rectangular como es más habitual en un sector que sigue las pautas del Apple Watch. Es extraño decir esto, pero es refrescante encontrarse con un reloj redondo.

Como también lo es encontrarse a alguien que siga apostando por los controles físicos, en vez de depender exclusivamente de la pantalla táctil como la mayoría de fabricantes. En efecto, el bisel giratorio continúa como una opción para controlar los menús, junto con los dos botones de la derecha; estos últimos han sido rediseñados para parecerse más a los de un reloj tradicional.

El bisel giratorio sigue siendo el punto fuerte del Galaxy Watch 3 Adrián Raya Omicrono

Entre eso, y la potencia que ofrece el procesador Exynos 9910, usar el Watch 3 es una "gozada". Hay demasiados relojes inteligentes en los que sólo moverse por los menús es todo un suplicio, pero este no es uno de ellos; es posible viajar entre menús y opciones de manera rápida. El bisel giratorio da una sensación táctil muy satisfactoria, como que realmente estamos cambiando entre opciones manualmente; y la interfaz se mueve tan rápido como en un smartphone, algo que no siempre podemos decir en este sector.

Premium por bandera

Pero el bisel giratorio ya lo tenían modelos anteriores. Lo que realmente hace que la experiencia sea tan buena es que no tenemos un 'mamotreto' atado a la muñeca. El Watch 3 es más fino y ligero, pese a contar con una pantalla más grande de 1,4 pulgadas en el modelo más grande.

Como resultado, también es mucho más elegante por defecto, y Samsung ha aprovechado esto con un diseño muy acertado. A simple vista, parece un reloj tradicional, especialmente si activamos la pantalla siempre encendida; la calidad de la pantalla y la posibilidad de elegir esferas tradicionales completa el conjunto.

El Samsung Galaxy Watch aparenta ser un reloj tradicional Adrián Raya Omicrono

Como resultado, no debería extrañarte si alguien se confunde y piensa que llevas un reloj de lujo normal, y no un smartwatch. Es una anécdota real que nos ha pasado, y la confusión inicial deja paso a muchas miradas de envidia.

Se nota que el estilo ha recibido mucha atención de parte de Samsung, ya sea con la variedad de colores disponibles como en la correa de cuero que viene con el reloj. Las esferas también ayudan, y dice mucho que la esfera por defecto sea la de un reloj de pulsera tradicional; aunque por supuesto, podemos escoger otras más completas e instalar nuevas a través de la app Gear.

Adelantándose al Apple Watch

Todo esto no significa que estemos ante un "reloj tonto". De hecho, en muchos aspectos el Watch 3 es pionero en tecnología incluida. Un buen ejemplo lo tenemos en el medidor de oxígeno en sangre, que fue una de las novedades de las que Apple más presumió en la presentación del nuevo Apple Watch Series 6.

En realidad, la medición de oxígeno en sangre ya está presente en algunos relojes inteligentes, así que Apple sólo se está poniendo al día. Y el Galaxy Watch 3 ya cuenta con esta tecnología, por supuesto, y es igual de útil.

El Samsung Galaxy Watch 3 cuenta con medidor de oxígeno en sangre Adrián Raya Omicrono

El proceso de medición es algo más molesto comparado con otros, y de hecho Samsung parece consciente de que es posible generar lecturas imprecisas; al activar la medición, nos aparecerá un mensaje en pantalla con la postura exacta en la que debemos poner el brazo. Pero merece la pena por la información que nos puede proveer. El famoso detector de caídas también está en el Galaxy Watch 3.

Otro aspecto que suele ser característico de los dispositivos de Apple es su velocidad, y la verdad es que el Galaxy Watch 3 también está a la altura. Usar el dispositivo es muy natural al no depender exclusivamente de la pantalla táctil, y todos los menús cargan al instante.

Cuidando la salud

Por supuesto, si nos compramos un reloj inteligente es para tener acceso a ayudas que normalmente no tendríamos, y de eso el Galaxy Watch 3 está repleto.

Desde la interfaz del Galaxy Watch 3 es posible iniciar todo tipo de ejercicios Adrián Raya Omicrono

Por supuesto, el fitness supone una buena parte de las funciones disponibles, con acceso a todo tipo de entrenamientos, muchos de ellos diseñados para el hogar, sin necesidad de salir a la calle. Aunque si lo hacemos, tendremos acceso a un análisis de la manera en la que corremos, por ejemplo, además del uso de GPS para registrar nuestros recorridos.

Eso sí, si vamos a usar el Watch 3 para fitness, recomendamos cambiar la correa por una deportiva como las que la propia Samsung ofrece; la que viene por defecto es de cuero y no es precisamente buena si vamos a sudar mucho.

Podemos caer en la trampa de creer que si no hacemos fitness o no nos entrenamos, un reloj inteligente es innecesario, pero no es así. Un dispositivo como este nos puede ayudar a mejorar nuestra salud sin necesidad de ser un fanático del running, y de hecho este dispositivo está claramente más orientado a un uso más común.

La app de Samsung Health complementa muy bien al Galaxy Watch 3 Adrián Raya Omicrono

No es que le falten cosas. El registro de sueño funciona muy bien y es capaz de aportar datos que nos pueden resultar muy útiles para dormir más y mejor. Lo mejor es que podemos ver estos detalles directamente en el reloj, sin necesidad de usar el teléfono; aunque si usamos la app Samsung Health realmente podremos comprender mejor lo que significan los datos obtenidos.

Alternativa al Apple Watch

Es innegable que el nuevo Apple Watch Series 6 será uno de los productos más populares para la próxima campaña navideña. Pero hay vida más allá de la manzana, especialmente si tenemos un móvil Android.

Las esferas incluidas en el Samsung Galaxy Watch 3 son muy personalizables Adrián Raya Omicrono

Con el Galaxy Watch 3, Samsung por fin ha presentado una alternativa única que tiene varias ventajas y está a la altura en cuestión de tecnología. El diseño, por ejemplo, será un gran punto a favor a la hora de comparar ambos dispositivos, con Samsung ofreciendo un estilo clásico que no tiene igual. Si piensas que un reloj debe ser redondo, es probablemente el diseño más atractivo que hemos visto hasta ahora.

Eso también supone que el Galaxy Watch 3 no es un smartwatch para todo el mundo, en todos los sentidos. El estilo tradicional echará atrás a quienes primen lo moderno, pero eso sería un error porque, pese a su apariencia, está cargado de nuevas tecnologías a la altura de los mejores.

Con el Samsung Galaxy Watch 3 se incluye un cargador inalámbrico Adrián Raya Omicrono

Claro, que todo esto tiene su precio. Concretamente, de 439 € por la versión más pequeña de 41 mm y sin conexión 4G, una cifra superior a la del nuevo Apple Watch Series 6 y que puede chocar a muchos posibles compradores. Si queremos el modelo más grande de 45 mm, y si además queremos conexión 4G para no depender de nuestro móvil, el precio se va a los 519 €.

Por supuesto, estamos hablando de Samsung, y eso significa que no es raro encontrarse ya unidades a precios muy inferiores. En el momento de escribir estas palabras en Amazon ya vemos el modelo más grande, de 45 mm, por sólo 391 €. Un precio mucho más atractivo y en la línea de lo que esperábamos.

El Samsung Galaxy Watch 3 casa bien con otros productos de la marca coreana Adrián Raya Omicrono

Con todo esto, el Samsung Galaxy Watch 3 es probablemente el mejor reloj inteligente que no se olvida de que los relojes no son sólo herramientas, sino también accesorios.