Si bien no podemos probar en España Starlink, el servicio de Internet provisto por satélites de Elon Musk, su funcionamiento es muy prometedor, pese a que apenas está en sus primeras fases de desarrollo. Aún con todo, este sistema ya está ayudando a ciertos servicios de emergencia que han visto en este sistema la solución a sus problemas.

Noticias relacionadas

Según podemos leer en The Vergealgunos profesionales provenientes de servicios de emergencia ya han podido usar Starlink. Concretamente, la División de Manejo de Emergencias de Washington, un grupo de guardabosques que luchan contra los incendios forestales del estado. SpaceX les ha dado acceso a algunos terminales para que puedan acceder a internet en áreas rurales remotas.

Gracias a este sistema, la División pudo tener acceso a Internet en áreas rurales de los bosques de Washington. Unas zonas tan alejadas que en algunas partes de las mismas es imposible conseguir Internet.

Starlink ya está ayudando

Satélites de Starlink.

SpaceX ha prestado a esta División, concretamente, dos terminales de usuario para recibir banda ancha de los satélites de Elon Musk. Uno está ubicado cerca de Malden, Washington, zona azotada por los incendios forestales y otra está ubicada cerca del epicentro del incendio Sumner-Grade Wildfire, en el oeste de Washington.

Los responsables de la División están, lógicamente, muy agradecidos. "Sin la terminal, sería casi imposible conseguir Internet", dijo Steven Friedrich, portavoz de la División a The Verge. "Tengo entendido que este es el primer uso [público] de Starlink y la asociación que sus expertos han tenido con nuestro equipo ha sido invaluable".

El propio Elon Musk ha asegurado en respuesta a un tuit de la División de Manejo de Emergencias de Washington que SpaceX está dando prioridad "a los primeros en responder en ubicaciones sin conexión a Internet". Este favor por parte de Starlink también servirá para probar el funcionamiento del sistema en un escenario más realista.

Buenos resultados

Hay que aclarar que Starlink aún se encuentra en sus primeras fases. Cuando esté completa, el sistema tendrá casi 12.000 satélites, los cuales se encargarán de otorgar servicios de Internet a todos los puntos de la Tierra en todo momento desde órbitas bajas. Hasta ahora, SpaceX ha puesto en órbita casi 800 satélites, estando aún lejos de la idílica cifra de 12.000.

Eso no ha impedido que el sistema Starlink haya servido a los propósitos de la División. Los profesionales han usado las terminales para coordinar dónde dejar caer el agua en los incendios, solicitar recursos y suministros, etcétera. También se está usando para ayudar a la población de Malden a reconstruir sus hogares realizando comunicaciones entre equipos.

El ejemplo que pone Friedrich es esclarecedor; ante los desastres naturales, el mayor problema que se presenta es el de las comunicaciones. Este sistema podría ayudar a que en estas ocasiones la comunicación sea lo suficientemente óptima para coordinar labores de rescate y gestión de emergencias.