Hardware

HP Omen X 2S, análisis: el ordenador para juegos con dos pantallas

Hemos tenido la oportunidad de probar el HP Omen X 2S, el portátil gaming de HP con dos pantallas, pero, ¿tiene sentido para jugar? ¿qué ventajas ofrece?

Noticias relacionadas

El mercado de los ordenadores portátiles parecía haberse estancado. Sí, hemos ido conociendo modelos más potentes, ligeros y con mayor autonomía, sin embargo, se había dejado un poco de lado esa pizca de innovación que tanto nos gusta y que tanto le ha dado al sector tecnológico.

Y aquí es donde Asus entra en juego para revivir el sector con sus ordenadores de dos pantallas, algo que en un principio parecía un sinsentido, pero, que podría ser una pieza clave del futuro de los portátiles.

Y así parecen pensarlo también otras marcas, ya que han comenzado a lanzar sus propios dispositivos con dos pantallas. Precisamente, en este artículo venimos a hablaros de nuestra experiencia con uno de ellos, el primer ordenador gaming con dos pantallas, el HP Omen X 2S. ¿Tendrán alguna utilidad lógica? ¡Así ha sido nuestra experiencia con él!

Características del HP Omen X 2S

Peso
2,46 kilogramos.
Dimensiones
36,21 x 26,17 x 2 centímetros.
Pantallas
Principal: FHD (1920 x 1080) IPS de 15,6 pulgadas y 144 Hz.
Secundaria (táctil): FHD IPS (1920 x 1080) de 5,98 pulgadas.
Rendimiento
Procesador: Intel Core i7-9750H.
Gráfica: NVIDIA GeForce RTX 2070.
Memoria RAM: 16 GB.
Almacenamiento: 2 SSD de 256 GB.
Sistema operativo
Windows 10 Home.
Puertos
1 x Alimentación.
1 x HDMI.
3 x USB.
1 x Ethernet.
1 x Jack 3,5 milímetros.
1 x USB-C.
1 x Thunderbolt.
Teclado
Tipo: isla.
Retroiluminado: sí, RGB.
Batería
6 celdas, polímero de ion-litio de 72 Wh.
Sonido
Altavoces duales Bang & Olufsen.
Colores
Negro sombra
Precio
2.699 €.

Gamer pero elegante

Los ordenadores gaming suelen caracterizarse por ser bastante voluminosos y contar con una iluminación muy llamativa. No son ordenadores para nada elegantes, aunque el HP Omen X 2S rompe con esa tendencia.

Para empezar, no es tan voluminoso ni pesado como la mayoría de modelos del sector. Hablamos de 2,46 kilogramos y unas dimensiones de 36,21 x 26,17 x 2 centímetros. No estoy diciendo que sea un ordenador ligero, pero cuenta con unas dimensiones bastante reducidas teniendo en cuenta que se trata de un PC gaming.

El diseño es una especie de combinación entre lo gamer y lo elegante. El dispositivo cuenta con un acabado de aluminio en color negro en el que destaca el logo de Omen, que podremos personalizar para iluminarlo con el color que más nos guste.

Al levantar la tapa nos encontramos ante un ordenador con aspecto futurista, donde la segunda pantalla se lleva toda la atención. El teclado y el touchpad también tienen una ubicación un tanto peculiar, aunque de eso os hablaremos más adelante.

El dispositivo está repleto de orificios de ventilación y una gran cantidad de puertos para todos los gustos en sus laterales. Éste incorpora 3 puertos USB, un Thunderbolt, un USB-C, un HDMI, uno Ethernet, un Jack de 3,5 milímetros y el de alimentación. No, os aseguro que no tendréis problemas de conectividad, eso desde luego.

Pantallas de calidad

El HP Omen X 2S es el primer ordenador gaming del mundo en integrar dos pantallas, veamos cómo es cada una. La principal emplea la tecnología IPS, tiene un tamaño de 15,6 pulgadas, una resolución FHD (o lo que es lo mismo, 1920 x 1080 píxeles) y una tasa de refresco de 144 Hz.

La segunda pantalla es táctil y también es IPS, aunque es mucho más pequeña, 5,98 pulgadas que mantienen la resolución FHD. En ambos casos, la calidad de los paneles es muy buena y nos permitirá disfrutar de los gráficos de cualquier juego.

Eso sí, si nos ponemos exigentes la resolución podría ser mayor y más teniendo en cuenta los 2.699 € que cuesta el ordenador. Como ejemplo tenemos el ZenBook Pro Duo, que por apenas 300 € más cuenta con dos pantallas resolución 4K. Eso sin olvidarnos que su secundaria es mucho más grande que la del Omen que analizamos en este artículo.

¿Para qué usaría un gamer esa pantalla?

Ahora vamos con lo realmente importante y lo que os estaréis preguntando todos. ¿Para qué puede querer alguien esa segunda pantalla? ¿Realmente se le puede sacar provecho? Sí, claro que puede ser útil, pero no para cualquier usuario.

Primero explicaré cómo funciona la pantalla en cuestión. Para que os hagáis a la idea, es como una extensión de la pantalla principal, solo que es mucho más pequeña y táctil. 

Cualquier cosa que tengamos abierta en la pantalla principal podremos arrastrarla hacia abajo y fijarla en la pantalla secundaria. Precisamente eso podría aprovecharlo un gamer para visualizar ahí, por ejemplo, su retransmisión de Twitch mientras juega y sin tener que emplear un monitor externo.

En esa pantalla también podremos tener abierto el Command Center de Omen, bastará con pulsar una tecla para activarlo. De este modo, desde esa segunda pantalla podríamos tener datos en tiempo real sobre la temperatura del ordenador y el uso que estamos haciendo de la CPU, GPU o la memoria RAM. Command Center también permite configurar determinados aspectos del dispositivo, como la iluminación LED del logo de Omen.

Pero eso no es todo, Command Center también ofrece una funcionalidad que permitirá al usuario seleccionar una determinada zona de la pantalla principal para replicarla en la pantalla pequeña. Si, por ejemplo, juegas a shooters puede servirte para ponerte el mapa del juego en la pantalla secundaria.

La posibilidad de utilizar la segunda pantalla para ver cómo va nuestro streaming o para tener el minimapa de un juego me parece sumamente interesante, sin embargo, me queda un leve mal sabor de boca. ¿Por qué?

Muy simple, pese a tratarse de una pantalla de calidad, ésta es demasiado pequeña. La idea de HP me parece excelente, pero la experiencia sería infinitamente mejor si la pantalla tuviera un mayor tamaño. Me ha parecido un poco absurdo que no hayan aprovechado el espacio sobrante a los lados de la pantalla. Como he dicho antes, Asus ha sabido integrar mejor esa segunda pantalla y desde HP deberían tomar nota para mejorar.

Rendimiento sobresaliente

En cuanto al rendimiento, el portátil trabaja a la perfección con los títulos más exigentes, aunque no esperábamos menos teniendo en cuenta que es un PC gaming.

El Omen X 2S incorpora un procesador Intel Core i7 de novena generación, una gráfica NVIDIA GeForce RTX 2070, una memoria RAM de 16 GB y un almacenamiento SSD de 512 GB en su totalidad. 

También añadir que cuando le dábamos caña el portátil no se calentaba demasiado, os podemos asegurar que HP ha hecho un excelente trabajo en su refrigeración y ventilación.

Teclado y batería 100 % gamer

Tanto el teclado como la batería han resultado ser como en la mayoría de los ordenadores gaming. Aunque lo de 100 % gamer tiene truco, puesto que en el caso del teclado la experiencia ha sido buena, mientras que la batería sigue siendo nefasta.

La diferencia de este teclado respecto a un portátil gaming corriente radica en su ubicación. Integrar esa segunda pantalla ha obligado a HP a situar el teclado mucho más abajo, donde normalmente iría el touchpad. Éste también cambia su posición, situándose en el lateral derecho.

Dicha ubicación del teclado resulta un poco extraña, aunque el ordenador incluye un reposamuñecas para solventar ese problema. Como curiosidad, debajo del touchpad tendremos dos teclas (clic derecho e izquierdo) que han resultado ser una bendición, pues son mucho más ergonómicas que pulsar directamente sobre el touchpad. Y, sí, el teclado incorpora iluminación RGB que podréis configurar a vuestro gusto.

Por otro lado tenemos la batería, de 6 celdas y 72 Wh. En nuestras pruebas nos ha ofrecido una autonomía aproximada de 2 horas, convirtiéndose en uno de sus puntos débiles. Pese a ello, es la autonomía a la que nos tienen acostumbrados los portátiles gaming, que están destinados a estar práticamente enchufados todo el día a la corriente. Esperamos que con el tiempo mejoren este aspecto tanto HP como el resto de firmas tecnológicas.

Conclusión

El HP Omen X 2S es, sin duda, un dispositivo que nos prepara para un futuro en el que los portátiles probablemente cuenten con más de una pantalla. Sigue sonando bastante futurista, pero cada vez hay más marcas que apuestan por ello y HP se ha sumado a la lista.

La idea es genial, aunque es verdad que esa segunda pantalla debería ser más grande para poder ser más útil. Sí, sirve para poder ver cómo va nuestro streaming o para tener el minimapa de tu videojuego favorito, pero hay que forzar la vista para ello. En mi caso, no me gastaría 2.699 € a no ser que esa pantalla fuera más grande.

Pese a ello, es indudable que se trata de un portátil con el que soñaría cualquier gamer. Bien hecho HP, ahora toca trabajar para mejorar esa tecnología y hacerla más asequible. El futuro de los portátiles parece estar ligado a esa doble pantalla.

Compra aquí el HP Omen X 2S