1948675

1948675

Hardware

Así funciona el coche de Google que conduce solo

Noticias relacionadas

La primera vez que vi el vídeo del coche de Google, sí, ese que se conducía solo, me quedé impresionado. La verdad es que todos alguna vez hemos pensado en cosas parecidas, y en que el futuro tendría que ser un lugar en el que los vehículos vuelen sobre las cabezas de los peatones, y sean conducidos por un ordenador (a ser posible que no se llame HAL 9000, por si acaso) que evite los accidentes de tráfico. Además, las películas futuristas alimentaban ese deseo por ver inventos así.

Pero siento defraudaros, hoy no os traemos coches voladores ni robots que se vuelven locos, no. Hoy os traemos algo un poco más cerca de la realidad, os enseñaremos como funciona el coche de Google.

El proyecto es de lo más interesante que he visto en mucho tiempo, y los prototipos ya han conseguido recorrer cerca de 300.000 kilómetros por ciudad, carreteras muy transitadas y carreteras de montaña, con la intervención ocasional de un humano. El proyecto todavía esta lejos de llevarse al gran público pero Google ha creado un sistema de demostración en su campus, utilizando carros de golf sin conductor, lo que nos da una señal de cómo la tecnología podría cambiar el transporte, incluso en un futuro próximo.

1948541

1948541

Hace unos meses, en la universidad de Standford, en San Francisco, el profesor Sebastian Thrun, que dirige el proyecto, y el ingeniero de Google Chris Urmson, estuvieron charlando sobre el funcionamiento del coche y los planes que tienen.

Thrun Urmson explicó cómo funciona el coche y mostró los videos de las pruebas en carretera, incluyendo imágenes de lo que el ordenador de a bordo “ve” (imagen superior) y cómo se detecta otros vehículos, peatones y semáforos.

Uno de los objetivos principales de este proyecto es la reducción de los accidentenes en las carreteras, y de la congestión del tráfico.

El corazón del sistema es un láser que se encuentra en la parte superior del coche y que proporciona un mapa detallado en 3D de todo lo que se encuentra alrededor del coche. El vehículo también tiene otros sensores, los cuales incluyen: cuatro radares, montados en el parachoques delantero y trasero, que permiten el coche “ver” lo suficiente como para poder lidiar con el tráfico rápido en las autopistas, una cámara, situada cerca de la parte trasera de espejo retrovisor, que detecta los semáforos, y un GPS, unidad de medición inercial, y el codificador de la rueda, que determinan la ubicación del vehículo y realizar un seguimiento de sus movimientos.

erless-auto-driving-taxi-thumb-550xauto-49303

erless-auto-driving-taxi-thumb-550xauto-49303

Aquí os dejamos los vídeos de la charla en Standford:

Pero no todo el proyecto son demostraciones y pasarlo bien, también tiene un lado serio. Thrun y sus colegas de Google, incluyendo los co-fundadores Larry Page y Sergey Brin, están convencidos de que los vehículos inteligentes podrían ayudar a hacer el transporte más seguro y eficiente, y bueno, ¿quién sabe si en un futuro no muy lejano podremos avisar a nuestro vehículo de que estamos preparados para irnos, desde nuestro smartphone y encontrarlo preparado para el viaje nada más salir por la puerta?

Tras esto y las gafas de Google, no sé que va a ser lo siguiente con lo que nos sorprendan, pero ya estoy impaciente por saberlo.