Sony

Omicrono

Sony presenta su primer coche eléctrico: así es el Vision-S

El primer coche eléctrico de Sony es un prototipo diseñado para probar y demostrar las nuevas tecnologías que usará nuestro próximo vehículo.

Noticias relacionadas

El CES 2020 que se celebra esta semana en Las Vegas ya puede tener ganador, aunque sólo sea por la sorpresa que nos ha dado: Sony.

El fabricante japonés llegó a la cita con el catálogo que esperábamos: nuevos televisores 8K y 4K, apuesta por tecnologías Full Array LED y OLED, demostraciones de 5G, y algo de sacar pecho con el éxito de Playstation.

Todo muy interesante pero, como decíamos, lo esperado. Lo que no nos esperábamos de ninguna manera es que su CEO, Kenichiro Yoshida, usase esta plataforma para enseñar al mundo por primera vez el coche eléctrico de Sony.

El coche eléctrico de Sony

Sí, el Vision-S es un coche de verdad, diseñado y fabricado por Sony, y si te parece raro que sea este fabricante el que lo haya presentado, no eres el único. Tiene una explicación, por supuesto: no es que Sony vaya a competir directamente contra sus compatriotas, Toyota y Honda.

En realidad, el Vision-S es eso, una "visión" del futuro, un prototipo que representa los últimos desarrollos en los que está inmersa Sony. Eso significa que no, no será un producto real que vayamos a poder comprar en los concesionarios; y puede que esa sea la mayor decepción que vayamos a vivir este CES.

Sony

Porque el Vision-S tiene una pinta increíble. Es un sedán (muy bien por Sony por no sumarse a la moda SUV) con un diseño que nos recuerda un poco a las dos referencias del sector, el Porsche Taycan y el Tesla Model 3. Lo importante, por supuesto, es la tecnología que usa.

Entre el exterior y el interior, este coche recopila 33 sensores diferentes; eso es porque no solo es eléctrico, también es autónomo y usa los sensores para conducir por si solo y comprobar el estado de los ocupantes.

Unos ocupantes que estarán demasiado entretenidos con la gran cantidad de pantallas disponibles en todos los asientos, incluida una gigantesca que ocupa todo el salpicadero.

Sony

El sonido en 360 grados y altavoces integrados en los asientos permite disfrutar de películas; imagina coger el coche para ir al cine, y ver una película o un capítulo de una serie por el camino. Todo eso es posible gracias a la conectividad, probablemente 5G, integrada.

Visión de futuro

Lamentablemente, el Vision-S fue presentado al final de la conferencia de Sony, y apenas se dio más información; tendremos que esperar para conocer detalles sobre los motores y baterías, por ejemplo. Sí que sabemos que el Vision-S se ha construido sobre la plataforma del fabricante de componentes Magna, que es lo suficientemente modular como para servir para otro tipo de vehículos, como SUVs.

Sin embargo, la gran duda es si veremos este coche en las calles. Todo indica que se trata de una prueba de concepto, para demostrar lo que es posible con la tecnología de Sony, además de otros fabricantes que han participado en el proyecto como Bosch y BlackBerry.

Por lo tanto, lo más probable es que no podamos comprar el Vision-S, pero que su tecnología y su plataforma acaben en algún coche de un fabricante establecido. Sea como sea, lo que es seguro es que Sony ha golpeado fuerte este CES.