Fisker Ocean

Fisker Ocean Fisker

Omicrono

El nuevo rival de Tesla: un SUV con paneles solares por menos de 40.000 dólares

El Fisker Ocean es una alternativa a los Tesla con un par de ventajas: es un SUV, es más barato, y ofrece tecnologías innovadoras como paneles solares.

Noticias relacionadas

Si hay algo que esperamos ver en este 2020, es más alternativas a los Tesla, tanto en precio como en rendimiento; en cuanto a lo segundo, fabricantes como Porsche ya ofrecen coches eléctricos muy rápidos y lujosos, es en lo primero en lo que están algo cojos.

Puede que Tesla no haya cumplido la promesa de ofrecer un coche eléctrico asequible con el Model 3; pero gracias a eso, muchos fabricantes se van a ver motivados para cubrir ese hueco. Curiosamente, uno de estos fabricantes será Fisker, una marca que creíamos muerta.

En su día, Fisker fue una de las pioneras en instalar motores eléctricos en sus coches, con un híbrido, el Karma, que no tuvo mucho éxito por su elevado precio. Ahora, después de varios años de líos legales, la marca ha vuelto con un vehículo 100% eléctrico mucho más asequible.

Un SUV con paneles solares, alternativa al Tesla Model Y

El Fisker Ocean cumple muchos de los requisitos que se marcan los compradores actuales. Para empezar, es un SUV, el tipo de vehículo que más ha subido en ventas en los últimos años; no es que sea especialmente grande, pero la altura adicional y que sea más práctico atraerá a mucha gente.

El segundo aspecto en el que destaca es la autonomía. Gracias a las baterías de 80 kWh, Fisker promete que el Ocean alcanzará los 482 kilómetros con una carga; aunque no ha aclarado con qué ciclo ha sacado esas cifras, ni cuánto tardará esa carga.

Fisker Ocean

Fisker Ocean Fisker

Lo que sí ha explicado es que la autonomía mejorará gracias al panel solar que incluye y que recargará las baterías mientras circulamos. Entre los paneles solares, y otros detalles como el uso de materiales reciclados y un interior "vegano", Fisker afirma que el Ocena es el vehículo más "sostenible" del mercado.

En cuanto a la tecnología, el Ocean está lleno de pantallas, pero también de botones hápticos para los que están hartos de depender de pantallas para funciones básicas como el climatizador. Incluye algunas curiosidades, como un "modo karaoke" que usa la pantalla para mostrar las letras de las canciones; suponemos que será ideal si somos de cantar mientras conducimos.

Donde el Ocean puede dar un serio golpe a Tesla es en el precio: costará 37.499 dólares, una cifra que puede bajar dependiendo de las ayudas. Además, también se ofrecerá a modo de leasing, por 379 dólares al mes. Fisker es muy optimista, afirmando que espera vender un millón de unidades gracias a fábricas en Europa, EEUU y China.

La producción dará inicio a finales de 2021, de cara a un lanzamiento en el 2022; para entonces, Tesla ya tendrá su propio SUV pequeño, el Model Y, por lo que será interesante ver si esta alternativa le quitará clientes.