Tecnología

Este nuevo SUV eléctrico tiene paneles solares para recorrer 1.600 km anuales limpios

Noticias relacionadas

Puede que el nombre de Fisker no te suene, pero en el último cambio de década era uno de los nombres más sonados en la industria automovilística; el otro puede que te suene: era Tesla.

Porque al igual que la compañía de Elon Musk, el objetivo de Fisker era vender coches eléctricos; pero mientras Tesla ha crecido sin parar gracias al Model S y al Model 3, Fisker nunca consiguió coger el ritmo necesario.

Su primer modelo no era un eléctrico completo, sino un sedán deportivo híbrido, el Fisker Karma. Un modelo que, con el tiempo, se ha convertido en algo así como un coche de culto entre la afición; pero que no fue suficiente para mantener a la compañía a flote. Una empresa china se hizo con los derechos del Karma, y Fisker desapareció.

Fisker vuelve con un SUV eléctrico

En 2016, Fisker volvió, y ahora ha presentado el primer coche con el que espera, esta vez sí, cumplir la promesa que hizo hace ya más de una década. Se llama Fisker Ocean, y no podría ser más diferente del Karma.

Para empezar, estamos ante un SUV, una elección inteligente al ser este el tipo de coche más vendido en estos momentos; pero más importante es que es completamente eléctrico, y no tiene mecánica híbrida como el Karma.

Por lo tanto, el Ocean puede responder a la gran demanda por un SUV eléctrico que hay en el mercado; especialmente porque Fisker promete que será "asequible", aunque todo depende de la definición de esa palabra. Porque el Ocean sólo estará disponible en un modelo de suscripción; es decir, que alquilaremos el coche, pero sin contratos a largo plazo, promete la compañía.

Fisker pretende apelar al consumidor ofreciéndole "lujo asequible" con una simple cuota mensual, y para ello ha incluido todo tipo de innovaciones en un SUV con un diseño que está a la altura de otras ofertas del sector.

Lo más original es sin duda alguna el techo solar. Ya existen coches con paneles solares en el techo, pero la mayoría sólo usa esa energía para el aire acondicionado, por ejemplo. En cambio, el Fisker Ocean es capaz de mejorar su autonomía con este añadido.

En concreto, Fisker promete que con la batería de 80 kWh incluida, el Ocean tiene una autonomía de 480 kilómetros con sólo una carga. El panel solar del techo ayuda a largo plazo, y Fisker calcula que a lo largo de un año aportará energía para recorrer 1.600 kilómetros adicionales, totalmente limpios.

El Fisker Ocean será mostrado al público en enero de 2020, y la producción se espera para finales de 2021; las primeras unidades llegarían al público en el 2022, por lo tanto.