ALY SONG Thomson Reuters

Omicrono

El baile de la victoria de Musk: Tesla ya produce el nuevo Model Y

Con las primeras entregas del Model 3 fabricado en China, Elon Musk también ha anunciado el inicio de la producción del esperado Model Y, el SUV.

Noticias relacionadas

La apuesta de Tesla por China está dando resultados, al menos por ahora. La entrega de las primeras unidades del Model 3 fabricadas en la nueva "giga-fábrica" abierta en Shanghái se ha convertido en todo un evento de celebración.

Los primeros compradores de estas unidades, que son más baratas de lo que suele ser el Model 3, las han acogido con tanto entusiasmo que alguno incluso ha pedido matrimonio a su pareja.

El multimillonario Elon Musk parece haberse contagiado por este entusiasmo, a juzgar por el evento que ha presentado en China; uno que da pistoletazo de salida a la producción del Model 3 a pleno rendimiento, apenas 357 días después de iniciar la construcción de la fábrica.

El Model Y hace bailar a Musk

Eso, junto con las ayudas del gobierno y las rebajas realizadas, permitirá a Tesla vender muchas unidades del Model 3 en China, y presumiblemente batir su propio récord este 2020. Pero ese no es el único motivo por el que Musk estaba contento.

Como sorpresa, Musk ha anunciado que ha iniciado el trabajo para la producción de los primeros Tesla Model Y, en la misma factoría de Shanghái. Es un anuncio esperado pero no por ello menos importante, teniendo en cuenta que el Model Y es un SUV, el tipo de vehículo que más se ha vendido en los últimos años.

ALY SONG Thomson Reuters

No en vano, el propio Musk predijo que el Model Y tendrá más demanda que todos los demás modelos de Tesla juntos. Y eso que este modelo está basado en la misma plataforma del Model 3, y eso implica que no es mucho más grande; no estamos hablando de un Cybertruck, pero al menos es un competidor contra los Audi Q3 y BMW X3. Musk tiene a los fabricantes alemanes en el punto de mira, y reaprovechar la plataforma le permitirá conseguir márgenes mayores con cada venta.

Para resaltar la importancia de este anuncio, el gobierno chino estuvo presente en el evento, con el alcalde de Shanghái y representantes del gobierno de la comunidad. Y es que la fábrica será una fuente importante de empleo para la región, teniendo en cuenta que Musk pretende acelerar la producción hasta los 250.000 vehículos al año, entre el Model 3 y el Model Y.

Esto no significa que los Model Y ya estén saliendo de la cadena de producción; pero tampoco le falta mucho. Y para celebrar todo esto, Musk sorprendió a todo el mundo con un baile, una suerte de "strip-tease" que el CEO ha calificado como "NSFW" (no apto para ver en el trabajo). Que no se diga que no tiene alma.