Símbolo de Naruto.

Símbolo de Naruto.

Omicrono Asalto al área 51

¿Qué pasó en el Área 51? El día en que Internet hizo historia

Noticias relacionadas

Internet ha demostrado ser en (quizás demasiadas) ocasiones que su poder en esta era informatizada es increíble. Fue capaz de conseguir que un evento que se inició como un chiste pasara a ser uno de los eventos más grandes del año 2019. Por un momento el mundo se paró ante el evento del asalto más famoso. Pero, ¿qué pasó en el Área 51 al final?

No hace falta mucha presentación para este evento; Matty Roberts, un estudiante californiano de 21 años colgó un evento en Facebook proponiendo que millones de personas acudieran al Área 51 para invadirla... corriendo como Naruto, el conocido personaje de anime. La idea era desentrañar sus secretos y que no se pudiera detener a tantas personas.

No es raro pensar que se podría haber liado una bien gorda; millones de personas aseguraron que irían al evento (ya que fueran o no era otra historia) y el fanatismo por el evento llegó hasta tales extremos que incluso las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos advirtieron de sus posibles consecuencias.

El pasado día 20 de septiembre hubo celebraciones por parte de los organizadores del evento, pero, ¿qué ocurrió entonces en la base norteamericana? Vale, no hubo un asalto como tal, pero sí hubo un suceso no menor: Internet, quizás sin saberlo, había hecho historia.

¿Qué pasó el día 20 de septiembre?

La respuesta rápida es que no hubo asalto de ningún tipo. Es cierto que unas cuantas docenas de personas se reunieron delante de la base del Área 51 pero desde luego no eran los millones que habían confirmado su asistencia al evento. Tampoco hubo altercados de ningún tipo tal y como vaticinaban algunos medios de comunicación.

En total hubo 5 detenidos por intentar sobrepasar la seguridad de la base, y la parte menos glamurosa del asunto es que una de ellas fue por orinar en la verja de la base. En concreto más de 3.000 personas se congregaron en el desierto de los alrededores de la base y, de forma paralela, se organizaron 2 eventos menores a modo de festivales.

Facebook y el Area 51.

Facebook y el Area 51. Omicrono

Estos 2 eventos, 'Alienstock' y 'Storm Area 51 Basecamp' se celebraron en 2 pequeños pueblos de los alrededores: Hiko y Rachel. Concretamente estos 2 pueblos se encontraban a un par de horas en coche de Las Vegas, y ahí se celebraron estos festivales en los que no hubo percance alguno.

Estas personas se reunieron cerca de la base sobre las 10:00 GMT con pancartas, máscaras de aliens y demás parafernalia. Por supuesto no faltaron quienes siguieron a rajatabla las directrices del evento y practicaban su forma de correr al más puro estilo Naruto.

En la base no hubo altercados salvo las detenciones ya mencionadas. Una mujer intentó traspasar la seguridad y fue detenida, y además se detuvo a la persona que orinó en la verja. Otra detención se produjo por un incidente con alcohol y las otras 2 detenciones se realizaron por intentar invadir la zona del Área. El sheriff del condado, Kerry Lee, comentó que los asistentes se comportaron bien en gran medida salvando estos incidentes. Aquí tenéis un directo de YouTube que documentó el "asalto".

En definitiva, no hubo ningún tipo de asalto al Área 51. Podríamos decir que sí se hizo una fiesta delante del Área 51, lo cuál para Internet es un grandísimo logro. Pero, en general, no hubo ningún tipo de altercado. Según Kerry Lee, aseguró: "No quiero engañarme a mí mismo, pero hasta ahora ha ido bastante bien".

No hubo asalto, pero sí hubo historia

Pocas personas esperarían que de la noche a la mañana una broma que has creado para echarte unas risas acabe movilizando, al menos en redes sociales, a millones de personas. Porque no podemos olvidar que este evento que ha generado tanta expectación empezó como lo que ha sido siempre: un meme.

La magnificación del evento tiene su raíz en varios factores; la viralización del evento provocó que se consolidara como un fenómeno de Internet que dio lugar a otro fenómeno, el de los memes. Así, el evento ganó notoriedad a nivel mundial y se unieron en uno varios escenarios que propiciaron dicha viralización:

  • La "leyenda" del Área 51: la base norteamericana había sido objeto de especulación acerca de conspiraciones relacionadas con alienígenas.
  • La era de la información: la masificación de las redes sociales como Facebook provocó que dicho evento se expandiera muchísimo en poco tiempo.
  • La conspiración alienígena: lejos del Área, existe una fuerte comunidad internauta convencida de que existen secretos de diferentes índoles ocultos por la misma EE.UU.
  • La cultura de los memes: la absurdez del evento y el humor ligado a él consiguieron que la comunidad internauta lo compartiera como un meme.
  • El temor ante un desastre humanitario: tras la advertencia de las fuerzas militares estadounidenses ante la respuesta del evento, se creó un temor acerca de un posible altercado a gran escala.

El último punto fue, quizás, uno de los mayores detonantes; los medios de comunicación se hicieron rápidamente eco de la noticia y dada la relevancia del anuncio por parte de las fuerzas estadounidenses, se generó un clima de miedo ante lo que podía pasar en el Área. No es un tema baladí; Internet ha demostrado en numerosas ocasiones que, usando la fuerza conjunta de su comunidad, pueden conseguir cosas increíbles (para bien o para mal).

Sea como fuere, la clave de todo este asunto es que lo que nació como un chiste en Internet ha acabado congregando a miles de personas tanto en el Área 51 como en los festivales colindantes para celebrar festividades con dicha temática. Internet se movilizó de una u otra forma; no acudieron los millones de personas asistentes al evento de Facebook, pero millones de internautas crearon una cultura de memes alrededor del suceso y civiles convencidos acabaron realizando una fiesta en la mítica base.

La repercusión en las redes fue absolutamente increíble. Por supuesto los memes no se hicieron esperar y las redes sociales se inundaron de memes, personas siguiendo el evento y en general una gran expectación en torno al suceso. No podemos olvidarnos del hecho de que personas se congregaron en los sitios ya mencionados; el evento nacido en Internet motivó a civiles a realizar una festividad en un lugar totalmente inaccesible para las personas normalmente.

El mundo se paralizó por un breve momento para ver si ocurría una desgracia o si se descubrían algunos de los secretos mejor guardados del mundo. No hubo asalto, pero ciñiéndonos al propósito original del evento, Internet provocó que pusiéramos los ojos en personas que iban a invadir una base norteamericana corriendo como Naruto.

Internet hizo historia, para bien o para mal. Quizás nunca se repita un caso similar, y por ende deberíamos reflexionar sobre el poder de Internet y su capacidad para mover masas.