Bosch

Omicrono

El carrito de bebé inteligente para subir mejor las cuestas

Noticias relacionadas

Los vehículos eléctricos no paran de acaparar titulares día tras día y no es para menos, podemos afirmar que nos encontramos en un momento crucial en la historia de la movilidad urbana. 

Los fabricantes lo saben y libran una guerra sin cuartel con el resto de marcas. Muestra de ello son los lanzamientos de, por ejemplo, patinetes eléctricos por parte de firmas que hasta ahora solo fabricaban coches.

Todos quieren innovar y sorprender, como acaba de hacer Bosch al anunciar un carrito de bebé eléctrico e inteligente. Según la compañía, éste podrá empujarse con menos esfuerzo, al mismo tiempo que se aumenta la seguridad del bebé. ¡Te contamos cómo funciona!

El carrito de bebé eléctrico e inteligente

Bosch ha presentado un nuevo carrito de bebé que destaca por ser eléctrico e inteligente. El curioso carrito, bautizado como "eStroller", integra dos motores eléctricos y multitud de sensores que permiten reducir el esfuerzo de quienes lo empujen.

Del mismo modo, cuenta con un freno electromecánico, una batería extraíble y una aplicación desde la que los usuarios podrán controlar algunos aspectos, como una función de asistencia de empuje, ajustar el nivel de asistencia y configurar la función de alarma, además de tener acceso a datos como la autonomía restante.

Como apuntan desde Bosch, el motor eléctrico hará que subir cuestas o desplazarse por terrenos irregulares sea mucho más fácil, también ayudará a bajar pendientes sin miedo a que el carrito salga despedido.

La seguridad del bebé también es muy importante, razón por la que el freno es capaz de detener el eStroller si pierdes el control o hace mucho viento. Igualmente, éste cuenta con una alarma para evitar robos.

Autonomía y llegada al mercado

El eStroller tiene una autonomía de 9 millas, lo que aproximadamente son 15 kilómetros. Una cifra más que suficiente para un carrito de bebé, a no ser que te guste hacer maratones con tu pequeño, claro. De todas formas, quedarse sin batería no es demasiado problema, solo tendrías que empujar a la antigua usanza.

Eso sí, al ser baterías reemplazables por otras de la misma marca, podrías utilizar la batería de otros productos de Bosch. El carrito también incorpora un puerto USB para cargar tus otros dispositivos mientras paseas.

Lo curioso es que Bosch no venderá directamente los carritos, lo harán firmas especializadas que lleguen a acuerdos con ellos. Emmaljunga, una compañía sueca, será la primera en poner a la venta uno de estos carritos de bebés a principios de 2020. Por ahora, se desconoce el precio. Vaya con la tecnología, ¡hasta pasear a un bebé será diferente!