Casas de Ikea.

Casas de Ikea. Ikea

Omicrono

Las casas de Ikea diseñadas para personas con demencia

Noticias relacionadas

Las personas que padecen enfermedades mentales de carácter serio como la demencia tienen severas dificultades para vivir en zonas incluso familiares para ellas, como sus propios hogares. Por ello, se deben tener condiciones faborables a ellos para que no haya problemas de ninguna clase. Una interesante propuesta son las casas de Ikea preparadas para personas con estas afecciones.

Ikea y la empresa de construcciones Boklok se han unido para lanzar una serie de viviendas asequibles y que además estén preparadas para las personas con demencia. Estos hogares llamados "SilviaBo" tendrán diversas ventajas para estas personas.

Algunas de estas ventajas son, por ejemplo, el contar con jardines terapeuticos y baños que prescindan de espejos oscuros, los cuáles pueden asustar a los residentes con estos problemas.

Las casas de Ikea preparadas para personas con demencia

Ikea

El diseño de las casas ha corrido a cargo de Boklok, compañía co-propietaria de Ikea junto a la empresa SKANSKA, de origen sueco. Esta subsidiaria de Ikea empezó el proyecto en el año 2015 y respaldada por Silvia de Suecia.

Parte de esta iniciativa nace del querer ahorrar gastos al gobierno en atención para centrarlos en estas viviendas. Las primeras casas de esta índole se construyeron en Estocolmo, y tienen una serie de ventajas para las personas con demencia o con pérdidas de memoria severas.

Algunas de estas son los ya mencionados jardines terapéuticos, las casas "clubpara socializar entre las comunidades de vecinos. En teoría estas mejoras ayudarán a que el ambiente sea idóneo para estas personas y además también para personas mayores.

La clave de estas casas es el factor económico. Suecia es un país con un muy alto nivel económico, y muchos países están lidiando con el hecho de la vejez en su población. Para 2040, casi uno de cada cuatro suecos tendrá 65 años o más para 2040, en parte debido al baby boom que siguió a la Segunda Guerra Mundial.

El cuidado de estas personas para el gobierno supone una presión bastante grande en lo que a gasto de recursos se refiere. Según el CEO de Boklok Jonas Spangenberg: "Para cuidar a las personas mayores, ese costo está aumentando. Es mucho más barato para la sociedad y el público darles servicios en casa.

Vemos un problema creciente... que [las personas] están terminando en instituciones donde no quieren terminar. Si podemos descifrar el código donde puedes seguir viviendo en una casa o en un apartamento que sea más adecuado para ti, incluso con varios síndromes, creemos que podríamos hacer algo bueno para la sociedad".

Ikea

Esta es la idea que impulsa las casas "SilviaBo", en la cuál está metida la mismísima Silvia de Suecia, la reina. La madre de la reina sufría Alzheimer, de ahí que fuera socia del proyecto desde el principio. Hasta el fundador de Ikea, antes de morir el año pasado, realizó una gran donación al proyecto vía la fundación de la reina.

La filosofía de Boblok respecto a este proyecto es simple. "BoKlok fue diseñado a la manera de IKEA: grandes volúmenes, precios bajos" según una publicación de blog de Skanska de 2011. "La producción industrializada y los grandes volúmenes, en otras palabras, la repetición, reducen los precios y ahorran tiempo en la planificación".

Estas casas seguirán el modelo "Left to Live", que consiste en cobrar a los residentes solo lo que pueden pagar después de impuestos y gastos de subsistencia. "Sigue siendo el mismo diseño de piso, pero se debe comprender cómo reaccionan las personas con demencia en ciertas situaciones", dijo Spangenberg.

"SilviaBo" también planea ofrecer una versión de estas casas para personas ancianas, de edad superior a 65 años o recién jubiladas. Tendrán pequeños ajustes para que la vivencia sea más llevadera además de ser fácilmente adaptables a funciones de accesibilidad.