Lámpara con altavoz Wifi Symfonisk

Lámpara con altavoz Wifi Symfonisk IKEA

Omicrono

La nueva lámpara de IKEA también es un altavoz WiFi oculto

Noticias relacionadas

Después de meses de espera, la nueva gama de dispositivos Symfonisk de IKEA por fin ha llegado a las tiendas españolas. Esta es una de las colecciones más esperadas, al ser el primer gran paso de la marca sueca en el sector tecnológico, que quiere expandirse más allá de simples muebles.

Lo hará entrando directamente en un sector con mucha competición, el de los altavoces WiFi; por eso, ha sido buena idea que haya optado por aliarse con una de las figuras más importantes del sector, Sonos.

Por lo tanto, estamos ante dispositivos diseñados por Ikea, pero con la tecnología de Sonos. Para empezar, la gama Symfonisk estará compuesta por sólo dos dispositivos, pero ambos son muy originales y no es lo que nos esperamos cuando nos dicen "altavoz WiFi".

La lámpara con altavoz de IKEA ya está aquí

La estrella es sin duda la lámpara de mesa Symfonisk. En efecto, se trata de un altavoz con conexión inalámbrica, gracias a la que puede reproducir nuestras canciones haciéndose pasar por una lámpara normal y corriente.

Esta lámpara forma parte del sistema de sonido de Sonos, y por lo tanto se controla usando la app de Sonos en nuestros dispositivos iOS y Android; por ejemplo, es compatible con AirPlay 2, para enviar lo que estamos escuchando en nuestro iPhone directamente a la lámpara.

La alianza con Sonos también permite a Ikea presumir de la calidad de sonido de la lámpara, por raro que suene. El objetivo es crear un ambiente agradable, entre la iluminación de la lámpara y el sonido que emite, y todo eso con un sólo cable.

Altavoz balda Symfonisk

Altavoz balda Symfonisk IKEA

IKEA quiere que sus dispositivos se integren en la decoración de nuestro hogar y que no destaquen demasiado. El otro altavoz Symfonisk presentado encaja con esa descripción; la compañía lo llama "altavoz balda", porque está diseñado para ser colgado como si fuera una estantería, y de hecho podemos poner objetos encima. La idea es que pase completamente desapercibido, ya sea como balda en la cocina, u oculto entre los libros colocado en vertical. Por lo demás, tiene las mismas características que la lámpara.

Ambos dispositivos son compatibles con el mismo mando a distancia, además de poder controlarlos con la app de Sonos. También serán compatibles con la app TRÅDFRI de IKEA, que el próximo otoño nos permitirá crear un ambiente personalizado en casa.

La lámpara con altavoz de IKEA Symfonisk ya está disponible por 179 €, mientras que el altavoz balda cuesta 99 €; ambos tienen dos versiones, una en color gris claro, y la otra en cris oscuro.