Omicrono

Sony WF-1000XM3, análisis: los in-ear con mejor cancelación de ruido

Noticias relacionadas

Hace unos meses tuvimos la suerte de probar los Sony WH-1000 XM3, unos auriculares de diadema con una cancelación de ruido brutal. De hecho, nos atrevemos a afirmar que son los reyes en cancelación de ruido del mercado, sin discusión alguna.

La compañía no parece haberse saciado con su éxito y hace apenas un mes presentó los Sony WF-1000 XM3, la nueva versión in-ear de su gama de auriculares premium. Como era de esperar, Sony presume, una vez más, de su cancelación de ruido. 

Por suerte, en Omicrono hemos tenido la oportunidad de probar los Sony WF-1000 XM3. ¿Hasta dónde llegará la cancelación de estos in-ear? ¿Volveremos a sorprendernos? ¡Os contamos todos los detalles! 

Características de los Sony WF-1000XM3

Peso
Auriculares: 8,5 gramos x 2.
Funda: 77 gramos.
Dimensiones
3,5 x 2 x 2 centímetros.
Forma de los auriculares
In-ear (intrauditivos).
Unidad de diafragma
Tipo: cúpula.
Tamaño: 6 milímetros.
Duración de la batería
Reproducción de música con cancelación de ruido: 6 horas.
Reproducción de música sin cancelación de ruido: 8 horas.
Alcance
10 metros.
Conectividad
Bluetooth 5.0.
Procesador
HD Noise Cancelling QN1e.
Micrófono
Sí.
Otros
Cancelación de ruido.
NFC (bolsa).
DSEE HX.
Colores
Negro.
Gris.
Precio
250€.

Elegantes y discretos

El diseño de los Sony WF-1000 XM3 no varía mucho en comparación con sus antecesores, seguimos hablando de unos auriculares discretos a la par que elegantes, al menos en la versión de color negro (que es la que hemos probado). La modalidad en plata quizás sí sea un poco más llamativa.

La firma ha optado por el dominio del negro en su composición, acompañado de toques de un dorado un tanto oscuro. Sobre su aspecto hemos de destacar el micrófono existente en cada auricular, imprescindible para la cancelación de ruido, y el panel táctil del que os hablaremos más adelante.

Ligeros y cómodos

Sí, estos in-ear son bonitos, pero, ¿de qué serviría si no fuesen cómodos o ligeros? En este caso, los auriculares pesan 8,5 gramos y cuentan con unas dimensiones de 3,5 x 2 x 2 centímetros.

Dichas cifras parecen garantizar comodidad, sin embargo, no son pocos los usuarios que se quejan de auriculares que se caen o que resultan incómodos tras períodos largos de uso. Una situación que, os garantizamos, no se da en los Sony WF-1000 XM3.

Éstos integran una estructura de triple agarre que, en nuestra experiencia, permite utilizarlos sin preocuparse por caídas fortuitas. Sony sabe de la importancia de esto y por ello se ha esforzado en que el usuario sepa ponerse los auriculares correctamente, razón por la que incluyen un vídeo-tutorial en la app Sony Headphones Connect e incluso una guía en papel en la caja del dispositivo.

Puede parecer una nimiedad, no obstante, es imprescindible colocárselos bien para disfrutar de su excelente cancelación de ruido y de su sonido de calidad. Como también depende del tipo de oreja de cada uno, Sony incluye un set con varias almohadillas. Os recomendamos que probéis todas y os quedéis con las que mejor se adapten antes de comenzar a usarlos.

Como decimos, el agarre es bueno y da sensación de seguridad. También gracias a su superficie de goma de alta fricción. Podemos confirmaros que son muy cómodos, incluso tras varias horas de uso uno se olvida de que los lleva puestos.

Gran funda, en tamaño y autonomía

La funda de los Sony WF-1000 XM3 me ha generado amor y odio a partes iguales. Algunas de sus características las vamos a comparar con los AirPods para que saquéis vuestras propias conclusiones.

Ésta pesa 77 gramos, por lo que resulta cómoda de transportar, aunque los AirPods pesan menos de la mitad (38 gramos). Sin embargo, su talón de Aquiles es el tamaño, la funda ocupa prácticamente el doble de espacio que la de los AirPods.

En mi caso no he tenido problemas porque a diario suelo llevar mochila, no obstante, su gran anchura impedirá a muchos poder guardarla en sus bolsillos cómodamente. Eso hablando de bolsillos de hombre, si son de los de mujer olvídate porque no te cabrá. Eso sí, su gran tamaño tiene una razón, una excelente autonomía que os comentaremos después.

Por otro lado, el interior de la funda está imantado para que los auriculares queden perfectamente sujetos, además de contar con una zona con NFC, donde deberemos acercar nuestro smartphone para sincronizarlo directamente con los auriculares.

Sonido excepcional

Sony sabe de sonido y lo ha vuelto a demostrar una vez más. Los Sony WF-1000 XM3 incorporan una unidad de diafragma de tan solo 6 milímetros capaz de ofrecer un sonido excepcional.

Como es lógico, no llega a la potencia y calidad de sus hermanos de diadema (los WH-1000 XM3), pero, los resultados son sobresalientes para tratarse de unos in-ear. Hemos probado con diferentes estilos de música, desde clásica hasta reggaetón, pasando por rock y electrónica.

En todos los casos, la experiencia es muy buena, el sonido es envolvente y los auriculares son capaces de reproducir agudos y graves a la perfección. Todo ello gracias a la tecnología DSEE HX, que convierte la señal de los archivos de música digital comprimidos y los aproxima a la calidad del audio de alta resolución.

La magnífica experiencia de sonido que ofrecen también está íntimamente relacionada con su procesador, el Noise Cancelling HD QN1e, una variante un pelín menos potente que el empleado en los WH-1000 XM3. Aún así, permite a los auriculares procesar las señales de audio a 24 bits y reducir la distorsión.

Hasta aquí todo suena muy bien, pero aún queda lo mejor: su cancelación de ruido. ¡A continuación todos los detalles!

Cancelación de ruido nunca vista en unos in-ear

Sony ha lanzado estos auriculares sacando pecho, principalmente, de su cancelación de ruido. ¿Es tan buena como dicen?

Tenemos que admitir que la firma, una vez más, nos ha dejado con la boca abierta. Hemos probado varios auriculares in-ear y nunca habíamos experimentado una sensación tan brutal de aislamiento como con los Sony WF-1000 XM3.

La cancelación es de tal calidad que muchas veces la utilizo en la oficina, sin ni siquiera poner música, para abstraerme un poco del ajetreo que supone estar en una redacción.

Eso sí, la combinación perfecta es cancelación total y música. Lo hemos comprobado en transporte público, principalmente en el Metro de Madrid, y no se escuchan los ruidos de dicho medio de transporte, tampoco los gritos de transeúntes o cantantes del vagón. 

Por desgracia, no hemos podido probarlo dentro de un avión, no obstante, creemos que la experiencia será bastante similar. Como es lógico, estos auriculares no alcanzan el nivel de cancelación de los de diadema, sin embargo, eso no quita que estemos ante los in-ear con mejor cancelación de ruido del mercado.

Funciones inteligentes

Los Sony WF-1000 XM3 no solo se caracterizan por ser ergonómicos, ligeros y potentes en lo que a sonido se refiere, también son inteligentes. Hablamos de funciones que nos facilitarán un poco la vida y (no vamos a mentir) que mola tener.

Una de estas funciones consiste en que la música se pausará o reanudará automáticamente cuando el usuario se quite o ponga de nuevo cualquiera de los auriculares.

Del mismo modo, éstos se apagarán cuando el usuario se los quite y los deje durante más de 5 minutos. También se encenderán solos al volver a ponérselos. Además, el sistema de Sony hace que cuando te los quites se desactive el panel táctil, mientras que las luces LED se apagan al usarlos.

Precisamente vamos a hablaros de ese panel táctil tan útil en este tipo de dispositivos. A continuación os dejamos las funciones posibles con el panel izquierdo:

Un toque
Cancelación de ruido/sonido ambiente/apagar sonido ambiente
Mantener pulsado
Modo de atención rápida

Funciones con el panel derecho:

Un toque
Reproducir/pausar
Doble toque
Pista siguiente
Triple toque
Pista anterior
Mantener pulsado
Asistente de voz (Siri o Google Assistant)

Funciones al pulsar ambos paneles:

Doble toque en ambos
Responder/colgar llamada.
Mantener ambos pulsados
Rechazar llamada

Como habéis visto, son bastantes funciones y algunas de ellas pueden configurarse con la aplicación Sony Headphones Connect. De todas formas, nosotros echamos de menos algo, ¿vosotros no?

¡Subir y bajar el volumen! Nos parece una auténtica pena que la firma no haya decidido integrar dicha función directamente en el panel táctil, estoy seguro de que muchos se lo agradeceríamos. 

En la misma app también es posible modificar la forma de utilización de la cancelación de ruido. Es decir, puedes elegir que siempre haya una cancelación absoluta o dejar que el dispositivo elija lo que más nos conviene según nuestra situación: caminar, estar sentado, en algún medio de transporte, etcétera.

Autonomía de sobra

Sumando la batería de los propios auriculares y la de la funda de carga, éstos son capaces de ofrecer hasta 6 horas de autonomía con una reproducción continua de música mientras utilizamos la cancelación de ruido. Eso sí, la cifra puede oscilar hora arriba o abajo según el uso que le demos.

Si, en cambio, no usamos la cancelación de ruido, la reproducción continua de música podría durar hasta 8 horas. Podemos asegurar que nuestras pruebas coinciden con los números oficiales de Sony.

Una característica que nos ha parecido excelente es poder ver el porcentaje de carga independiente de cada auricular desde la aplicación Sony Headphones Connect. La pega es que no podemos saber la batería restante de la funda, que se carga completamente en aproximadamente tres horas y media.

Para tratarse de unos in-ear la autonomía nos parece de notable. ¿Es mejorable? Sí, pero es de lo mejorcito del mercado. Como es obvio, depende del uso que le quiera dar cada usuario, en mi caso suelo utilizarlos un par de horas al día, por lo que no me veo obligado a cargarlo hasta pasados tres o cuatro días.

Sony arrasa a sus rivales

Sony lo ha vuelto a hacer una vez más. Estos auriculares son un verdadero bofetón a la competencia, que poco o nada tienen que hacer contra la cancelación de ruido de los WF-1000XM3.

Elegantes, cómodos, con una muy buena autonomía, excelente sonido y una cancelación de ruido que nos ha dejado boquiabiertos. La única pega que podemos ponerle es su precio, 250€ que no todo el mundo puede estar dispuesto a gastarse en unos auriculares in-ear. Eso sí, os aseguramos que en este caso vale mucho la pena.

¿Conseguirá alguien destronar a Sony en lo que a cancelación de ruido se refiere? Tras haber probado primero los auriculares de diadema y ahora estos in-ear, nos parece que no lo tendrán nada fácil.

Consigue aquí los Sony WF-1000XM3