Twitter.

Twitter. freestocks.org Unsplash

Omicrono

El creador del botón de retuit se arrepiente de hacerlo realidad

Noticias relacionadas

Muchos podrían pensar que si tienes la fortuna de inventar algo estarás orgulloso de ello toda tu vida. Existen personas que dieron a la historia creaciones infames, y parece que el creador del botón de retuit no tiene una muy buena impresión de aquello que creó.

En una entrevista a BuzzFeed News, el desarrollador Chris Wetherell se arrepiente profundamente de su creación. Sí, se arrepiente del botón de retuit que tantos quebraderos de cabeza ha dado a tanta gente en las redes sociales.

De hecho, una de las frases más sonadas de su entrevista deja claro hasta qué grado llega el disgusto de Wetherell por su propio invento: "fue como entregarle un arma cargada a un niño de 4 años".

El creador del botón de retuit carga contra su propio invento

Twitter en escritorio.

Twitter en escritorio. Con Karampelas Unsplash

En la entrevista en BuzzFeed News Wetherell se explaya sobre su invento y no tiene ningún tipo de problema en blasfemar sobre él y las consecuencias que ha tenido. Hay que dejar una cosa clara: él inventó el botón del retuit, no el retuit como tal.

Remontándonos atrás, el retuit se creó en la comunidad de usuarios de Twitter en sus inicios, que los hacían manualmente. Los usuarios de Twitter ponían "ReTweet" al principio de sus tuits para redistribuir un tuit entre sus seguidores. El primer retuit como tal se realizó el 18 de Abril del 2007 por parte de Eric Rice.

En esos tiempos la tecnología no estaba tan avanzado como ahora, y meses después llegó la primera gran evolución de los RTs; la abreviación de la palabra. En vez de poner "ReTweet" simplemente se ponía "RT" seguido del tweet. El primer tuit con este formato fue de TDavid.

Él no se daría cuenta pero acababa de escribir el primer retuit como tal. No fue hasta 2009 cuando Wetherell desarrolló el botón que automatizaría el proceso y que estaría repleto de polémica años después.

Wetherell contra el botón de retuit

Wetherell, en la entrevista de BuzzFeed News no tiene tapujo alguno en hablar mal de su creación. "Podríamos haberle entregado un arma cargada a un niño de 4 años. Eso es lo que creo que realmente hicimos".

Wetherell dirigió, en 2009, al equipo que daría vida al botón del retuit. Twitter ya no es nada sin ese botón y desde entonces no se ha ido de la plataforma. Más de una década con ese botón llevamos ya, y Wetherell ahora pone sobre la mesa la idea de acabar con estos botones.

El creador del botón de retuit considera que esta herramienta tiene "un multiplicador de fuerza que otras funciones no tienen" consiguiendo así su primer fallo: que un tuit que no debería tener demasiada relevancia pueda "estallar" consiguiendo mucho más movimiento. Obviamente esto le viene de perlas a las "fake news" y a los tuits ofensivos, que se transmiten como la pólvora.

Twitter en iPhone.

Twitter en iPhone. Sara Kurfeß Unsplash

A este problema se le suma el hecho de que una persona reniegue de la información. El retuit puede provocar que en un momento dado una persona retuitee un tuit con una noticia basándose simplemente en el título; esto provoca que las otras personas que ven el retuit sean más susceptibles de ignorar el enlace y de compartir esta información incluso si es falsa.

De hecho, Wetherell admite que una vez se creó el botón del retuit no se tuvo en cuenta el contenido que se comparte. Esta clase de tweets ofensivos o directamente falsos pueden dar lugar a situaciones peligrosas que, por desgracia, no son una rara avis en la red social.

Uno de los focos más interesantes de Wetherell al respecto es el daño a la reputación de una persona. Si un grupo de personas deciden compartir una información mediante el retuit es más que probable que esta pueda dañar la imagen de una persona inclusive si esta información es falsa. Tal y como dice Wetherell en la entrevista:

"Para ellos era muy fácil destrozar la reputación de alguien que no les gustaba. Pregúntale a cualquiera de las personas que eran sus objetivos en aquel momento, el retweet les ayudaba a difundir una imagen falsa de una persona mucho más rápido de lo que podían defenderse... Me di cuenta de que no se trataba de un pequeño subconjunto de personas que actuaban de esta forma. Esto podría tener que ver con cómo se comportan las personas. Y eso me dio mucho miedo".

Twitter podría cambiar las normas

En la misma entrevista se habla de que el CEO de Twitter, Jack Dorsey, está pensando en formas de cambiar esto y realizar estas mismas acciones sin tener que pasar por estos problemas. Entre sus consideraciones están el retuit y la cita con retuit.

Obviamente y como hemos visto antes cambiar esto llevaría muchísimo tiempo a Twitter; son cambios profundos en la red que implicarían reaprender cómo se usa y por ende tendríamos que esperar bastante para poder siquiera verlos.

No es la primera vez que Twitter se plantea esta clase de cambios; ya hace un tiempo hablaron de la posibilidad de eliminar el retuit para "mejorar la salud de las conversaciones". A corto plazo no se eliminará, pero sí se dejó claro que esta idea estaba en sus fases iniciales de trabajo.

Twitter no es la única. WhatsApp ya limitó el el reenvío de mensajes debido a que dicha red social es un potente espacio de difusión de noticias falsas como las cadenas de mensajes. Incluso Instagram se planteó eliminar los 'Me gusta'de la vista pública para evitar condicionar los contenidos y "sanearlos".

Por ende no es descabellado pensar en un futuro en el que no tengamos ni el 'fav' ni el 'RT' de Twitter, aunque sea a largo plazo. La duda queda en si los siguientes cambios paliarán un problema que, dejando a un lado el dramatismo de Wetherell en algunas ocasiones, sí existe.