Geotermia_17

Geotermia_17

Omicrono

Ahorrando en la factura de la luz gracias a la geotermia

Noticias relacionadas

Seguro que de vez en cuando la factura de la luz te da una sorpresa poco o nada agradable. El elevado precio de la luz en España lleva a muchos a inclinarse por otras alternativas que puedan permitirles ahorrar dinero al mismo tiempo que respetan el medioambiente.

Como sabemos que a todo el mundo le seduce la idea de reducir la factura, os vamos a hablar de una energía poco conocida y muy potente: la geotermia.

¿Qué es y cómo funciona la geotermia?

La geotermia aprovecha la energía procedente del interior de la corteza terrestre para optimizar el funcionamiento de sistemas de calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria de cualquier vivienda.

Éste calor del interior de nuestro planeta es extraído mediante un fluido que lo desplaza hasta la superficie. Para ello es necesario excavar horizontalmente o realizar sondeos verticales, de modo que se consiga un intercambio térmico con el terreno correspondiente.

Posteriormente, una bomba de calor geotérmica se encarga de aprovechar el calor extraído para realizar tareas de climatización en los edificios.

Este proceso puede llevarse a cabo de dos maneras diferentes. La primera consiste en captar la energía directamente del agua que hemos depositado en un pozo de bombeo para después devolverla al acuífero en otro pozo de reinyección.

En el segundo sistema circula un fluido por el interior de las sondas que absorbe la energía térmica del subsuelo y la cede al sistema. Después, ésta vuelve al subsuelo para repetir continuamente el ciclo.

¿En qué edificios puede utilizarse?

Una de las principales ventajas de la geotermia es que en prácticamente cualquier lugar de la Tierra la temperatura se mantiene constante durante todo el año a partir de los 15 metros de profundidad.

De este modo, nuestro sistema no dependerá en absoluto de las condiciones meteorológicas del exterior. Esto significa que la geotermia ofrece un excelente rendimiento de manera constante. 

 

La geotermia puede utilizarse en casi cualquier tipo de viviendas o edificios. A día de hoy ya se benefician de la geotermia viviendas unifamiliares, conjuntos de viviendas, colegios, centros médicos, centros comerciales e incluso invernaderos.

En el caso de los edificios antiguos se aprovechan los patios tanto exteriores como interiores, o incluso los garajes, para instalar sistemas geotérmicos. En los edificios nuevos suelen emplearse las parcelas libres o la sombra del edificio para usar las técnicas comentadas anteriormente, como los sondeos o las excavaciones.

Puntos a favor y en contra

Como es lógico, optar por la geotermia ayuda a reducir las emisiones de C02, no nos olvidemos de que solo tenemos un planeta habitable (al menos por ahora). Además, aquellos que usen geotermia podrán estar preparados frente a futuras posibles normativas que obliguen a utilizar energías renovables.

Tampoco olvidemos que al contar con geotermia el valor de tu vivienda crecerá bastante, puesto que ésta es ideal para lograr una calificación energética superior “A”. También cabe recalcar que el mantenimiento de la geotermia es muy sencillo.

Eso sí, la geotermia no solo tiene ventajas, también cuenta con algunos aspectos en contra. En primer lugar, para instalar un sistema geotérmico es necesario tener espacio libre y lo bastante amplio para que entre maquinaria pesada.

En lo referente a la economía, la geotermia requiere una gran inversión inicial. Aunque, como hemos dicho antes, la bomba de calor ofrece un gran rendimiento. La última pega es que la energía que obtengamos no puede transportarse como energía primaria y la temperatura máxima de servicio es de 80 grados.

Presente y futuro de la geotermia

Poco a poco la geotermia va aumentando su presencia en el mercado. Este hecho supone un dato muy positivo para la consecución de las metas de ahorro energético establecidas tanto a nivel estatal como a nivel de la Unión Europea.

Que la geotermia comience a usarse más es una excelente noticia que ayuda a reducir las emisiones de C02 y el consumo de otras energías. Energías cuyo origen se encuentra en combustibles fósiles que están dañando el planeta de una forma de la que no terminamos de  ser conscientes.

La geotermia se alza así como una muy buena alternativa para comenzar a ahorrar en la factura de la luz. Todo ello respetando un medioambiente excesivamente maltratado por el ser humano durante las últimas décadas. Puede que al principio sea una inversión costosa, sin embargo, verás reducida drásticamente tu factura y contarás con un sistema más propio del futuro que nos espera.