designated driver conductor teleoperador 1

designated driver conductor teleoperador 1

Omicrono

Un conductor controla nuestro coche desde su casa con esta alternativa a los coches autónomos

Con esta nueva tecnología, es posible ofrecer coches controlados a distancia por conductores humanos, para cuando los sistemas autónomos no pueden.

Noticias relacionadas

Los coches autónomos están muy cerca de convertirse en un producto comercial, pero aún tienen mucho que solucionar antes. El mayor temor está relacionado con la seguridad de los conductores y los peatones, por supuesto; aunque estos sistemas ya hayan demostrado ser más seguros que el conductor medio, sólo hará falta un accidente para que salte la polémica.

Los desarrolladores de sistemas autónomos están ante un gran desafío, sobre todo porque, por ahora, estos no están a la altura. Incluso los sistemas más avanzados, como los de Waymo, sólo están siendo probados en entornos muy controlados. El gran problema es que estos sistemas tienen que ser capaces de reaccionar ante todo tipo de situaciones, en las que el sentido común de los humanos aún es superior.

Desde pequeños cambios en la ruta, a accidentes a evitar, o carreteras con señalización pobre, hay situaciones en las que el coche autónomos tendrán que darnos el control; pero entonces, no podemos decir que “se conduzcan solos”, ¿verdad?

Coches controlados a distancia, para cuando un sistema autónomo no es suficiente

La startup Designated Driver tiene una solución algo chocante para ese problema: usar conductores humanos. No, no es que hayan decidido enviarte a un chófer cada vez que quieras ir a comprar el pan; la idea es que estos conductores sean capaces de controlar el vehículo a distancia.

Estos conductores están certificados por la compañía para tomar el control de los coches, furgonetas y camiones que forman parte del servicio. Durante la mayor parte del tiempo, los coches se conducirán solos; pero en cuanto se encuentren en una situación en la que no sepan qué hacer, se conectarán automáticamente a un conductor humano.

designated driver conductor teleoperador 2

designated driver conductor teleoperador 2

Estos “teleoperadores” cuentan con un sistema de control y seis monitores que muestran lo que las cámaras del coche están grabando en todas las direcciones, unos altavoces para escuchar el ambiente (como pitidos) y otra información como un mapa de la ruta planeada. También pueden comunicarse directamente con el cliente dentro del coche para informarle que van a tomar el control o para aclarar dudas.

Usando un volante y pedales, pueden conducir el coche a distancia, al menos durante el tramo que ha dado problemas al sistema autónomo, y a continuación devolverle el control. Llama la atención que, a juzgar por las fotos publicadas por la compañía, estos empleados usan volantes para consolas de videojuego (se ve el logotipo de Playstation en uno de ellos).

¿Dejarías que otro conduzca tu coche a distancia?

Los coches tienen que ser modificados con hardware y software diseñado por Designated Driver, que permite al sistema conectarse a los servidores de la compañía y de ahí, a un conductor que esté libre.

coche conectado

coche conectado

Por lo tanto, estos conductores no nos llevarán por todo nuestro viaje, y la idea es tener que usar su servicio lo menos posible; pero pueden ser una salvaguarda importante que permita a las compañías apostar más por los vehículos autónomos.

De hecho, la primera compañía que ha contratado este servicio es AutonomouStuff, un desarrollador de robots y tecnología autónoma, para probar sus prototipos sin peligro y con la seguridad de que, si algo va mal, habrá un conductor humano que tome el control.