cargador portatil coche 1

cargador portatil coche 1

Omicrono

La primera estación de carga portátil para coches eléctricos se puede instalar en cualquier sitio

Volkswagen ha presentado los primeros cargadores portátiles para coche con batería incorporada para instalarlos y ofrecer servicio en cualquier sitio.

Noticias relacionadas

Aunque la situación vaya mejorando poco a poco, la falta de cargadores sigue siendo el gran impedimento para la expansión de los coches eléctricos. El gran problema es que no es tan fácil como simplemente colocar el cargador; es necesaria toda una infraestructura subyacente, que lleve la electricidad hasta donde queremos.

Eso supone unos costes que no muchos están dispuestos a aceptar. Compañías como Tesla, cuyo futuro depende literalmente de estos cargadores, están instalando su propia red; y también tenemos iniciativas de otros grupos de fabricantes. Pero sigue sin ser suficiente, ni de lejos.

Hoy Volkswagen ha presentado su alternativa: en vez de tirar cable, ¿por qué no crear estaciones de carga portátiles con baterías? La verdad es que tiene sentido, aunque hay muchos desafíos técnicos que tendrán que superar para que este concepto se haga realidad.

Cargadores portátiles para coche, la solución a la falta de infraestructuras

La idea es sencilla: la estación de carga en realidad es un paquete de baterías de 360 kWh, que no está conectado a la red eléctrica; es pequeña y cuenta con los cables normales para cargar coches eléctricos. Cuando se gasten las baterías, lo único que hay que hacer es cambiar la estación por otra nueva, y llevar la vieja al punto de recarga central. Además, de manera opcional también se puede conectar a la red eléctrica para recargar hasta 30 kW de corriente alterna.

cargador portatil coche 1

cargador portatil coche 1

Estas estaciones de carga se podrían dejar por toda la ciudad, en puntos estratégicos, o en zonas poco comunicadas. Cada estación permite la carga rápida con hasta 100 kW, y hasta cuatro coches pueden ser recargados al mismo tiempo; además, también es compatible con bicicletas eléctricas.

Volkswagen afirma que los 360 kWh son suficientes para recargar 15 coches; no son muchos, pero más que suficientes teniendo en cuenta el parque de coches eléctricos actual. Especialmente si se instala en zonas que aún no han dado el salto a esta tecnología.

Esta puede ser una buena solución intermedia al problema de los cargadores; con el aumento de popularidad de los eléctricos, será a todas luces insuficiente, pero mientras tanto puede cubrir un hueco muy importante. Los primeros puntos de carga portátiles se instalarán en la primera mitad de 2019.