uber volvo 3

uber volvo 3

Omicrono

Una mujer muere después de ser atropellada por un coche autónomo de Uber

La policía ha confirmado la primera persona muerta por un coche autónomo, después de que un modelo de Uber atropellase a una mujer.

Noticias relacionadas

Puede que finalmente haya ocurrido lo que todo el mundo se temía: la que posiblemente es la primera muerte provocada por un coche autónomo.

Los hechos ocurrieron en Tempe, Arizona, este mismo lunes. Según informan medios locales, un coche de Uber atropelló a una mujer, que fue trasladada a un hospital cercano; lamentablemente, falleció a consecuencia de sus heridas.

Primera persona muerta por un coche autónomo

Aún no se conocen todos los detalles, pero según la policía el coche estaba en modo autónomo, por lo que el control recaía sobre el sistema inteligente desarrollado por Uber; a bordo y en el asiento del conductor iba un empleado de la compañía.

uber volvo

uber volvo

Las leyes de la mayoría de los estados obligan a que una persona siempre pueda tomar el control del coche en caso de que lo considere necesario; sólo en algunos casos, como en el coche autónomo de Waymo, se ha permitido circular sin nadie en el asiento del conductor.

Según algunas fuentes, la mujer estaba caminando fuera del paso de peatones; sin embargo, esto no está confirmado por la policía. Los coches autónomos no se fijan tanto en los pasos de cebra, ya que su primera prioridad siempre es la presencia de personas, sin importar su situación.

uber coche autonomo accidente

uber coche autonomo accidente

A falta de conocer todos los detalles, este es probablemente el primer caso de un fallecido por culpa de un coche autónomo. El único caso similar ocurrió en 2016, cuando un conductor de un Tesla con el piloto automático activo murió en un accidente; sin embargo, se reveló que la causa del accidente fue que la persona iba distraía, cuando el piloto automático de Tesla necesita de la atención del conductor.

Ante esta noticia, Uber ha parado todos sus coches autónomos; todas las pruebas se han suspendido, a la espera del análisis de lo ocurrido. La compañía también se ha puesto a disposición de la policía para averiguar lo ocurrido.

Esta no es la primera vez que Uber se mete en problemas con su coche autónomo. Sus pruebas en San Francisco recibieron duras críticas después de que se publicasen vídeos que demostraban que el coche se saltaba semáforos; Uber se defendió asegurando que en aquellos momentos los coches estaban siendo conducidos por los empleados.

La investigación del incidente aún está activa. Conducir es algo que siempre tendrá su riesgo, y no existe un sistema infalible; sabiendo esto, no hace falta decir que era inevitable que un accidente de estas características ocurriese tarde o temprano. Ahora la joven industria del coche autónomo se enfrenta a su primer gran dilema ¿cómo reaccionarán estas compañías ante este accidente mortal?