La ministra Calviño, a su llegada al Eurogrupo

La ministra Calviño, a su llegada al Eurogrupo UE

Europa

Calviño se estrena en el Eurogrupo prometiendo estabilidad presupuestaria

La ministra de Trabajo choca con Bruselas al defender la derogación de la reforma de las pensiones de 2013.

Bruselas

El refuerzo de las políticas sociales que pretende el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez no se hará a costa de poner en riesgo la estabilidad presupuestaria en España. Ese es el mensaje que ha transmitido a sus socios comunitarios la ministra de Economía, Nadia Calviño, en su estreno este jueves en el Eurogrupo. Calviño asegura que ningún dirigente de la UE le ha reprochado la subida de las pensiones o los cambios en la reforma laboral que quiere introducir Sánchez.

"El mensaje que trae el Gobierno de España es que va a construir una política económica basada en dos pilares. Por una parte, la estabilidad presupuestaria. Es necesario que sigamos en una senda de estabilidad presupuestaria que nos permita garantizar la estabilidad a corto, medio y largo plazo de la economía española. Pero conjugar todo esto con un modelo de crecimiento más inclusivo", ha defendido Calviño a su llegada al Eurogrupo, en el que ha expuesto sus planes de política económica, como deben hacer todos los ministros que se estrenan.

"Es necesario que el crecimiento económico y la prosperidad lleguen a todos los ciudadanos. Y por tanto tenemos que encontrar la forma de articular la estabilidad presupuestaria con una política social", sostiene la ministra de Economía, que no ha dado ninguna pista de cómo pretende conjugar estos dos objetivos contradictorios.

El Gobierno de Sánchez mantiene el propósito de reducir el déficit este año hasta el 2,2% del PIB, en línea con el compromiso que asumió el anterior Ejecutivo de Mariano Rajoy. "La ministra de Hacienda está trabajando día y noche para ver cómo está evolucionando la ejecución presupuestaria, pero no tengo ninguna razón para cambiar ese objetivo", ha señalado Calviño.

Bruselas cree que el desfase se disparará en realidad hasta el 2,7% debido a medidas como el aumento de las pensiones, la subida de los salarios de los funcionarios y las rebajas de impuestos aprobadas por Rajoy. La ministra de Economía sostiene que, pase lo que pase, España situará este año el déficit claramente por debajo del umbral del 3% que fija el Pacto de Estabilidad y podrá salir el año que viene del procedimiento por déficit excesivo. El Eurogrupo le ha pedido que prepare ajustes adicionales por si hay desvíos.

Reforma laboral y pensiones

Calviño ha negado que haya ningún choque entre el Gobierno de Sánchez y la Comisión Europea -donde trabajó hasta el 5 de junio como directora general de Presupuestos- por las pensiones y la reforma laboral. Sobre esta última cuestión, la ministra cree que "no tenemos que centrarnos en reformar lo que existe en el pasado sino tratar de construir el futuro, tratar de construir un marco laboral que responda a la realidad de la economía y la sociedad española del siglo XXI".

Por lo que se refiere a las pensiones, Calviño sostiene que "lo importante es establecer un sistema que garantice pensiones dignas ahora y dentro  de 20 años". En ninguno de los dos casos ha precisado cómo lograrlo.

Al ser preguntada por posibles nuevas fuentes de financiación para las pensiones, la ministra se ha referido a la tasa a las transacciones financieras, una iniciativa que como ella misma ha recordado lleva cuatro años bloqueada en la UE. Los países que quieren implantarla se han reunido este jueves antes del Eurogrupo y se han comprometido a "desbloquear la situación". De nuevo, sin detalles.

También se ha estrenado en Luxemburgo la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, que sí ha sido más clara sobre la intención del Gobierno de derogar la reforma de las pensiones de 2013, pese al respaldo con el que cuenta en Bruselas. "Los pensionistas no deben perder adquisitivo", ha defendido. "Yo espero que no haya conflicto (con la Comisión) porque tenemos que velar por la sostenibilidad financiera del sistema, como no podía ser de otra manera", ha dicho Valerio.

"La reforma de 2013 no ha velado por la sostenibilidad social de las pensiones, y se lo dijo al anterior Gobierno la ciudadanía en la calle", sostiene la ministra de Trabajo.