La nutricionista, Elisa Blázquez.

La nutricionista, Elisa Blázquez. iStock

Salud y Bienestar

Elisa Blázquez, la sabia de la dieta antiinflamatoria: "De esta manera, te encontrarás deshinchada"

Llevar una alimentación antiinflamatoria ayuda a la salud digestiva, actúa contra la retención de líquidos, mejora la piel y da más energía.  

14 agosto, 2022 01:48

La retención de líquidos o sentir pesadez y la tripa hinchada después de comer son problemas muy habituales entre las mujeres. Además de ser una molestia y, para muchas, una preocupación estética, tender a la inflamación puede significar que no te estás alimentando de la forma más adecuada para tu cuerpo y que tienes algún desequilibrio intestinal

Elisa Blázquez, especialista en nutrición integrativa, explica a MagasIN que tanto si sus pacientes van a consulta para perder peso como para mejorar los síntomas menstruales, el desequilibrio intestinal suele ser un factor común que empeora su salud. "En el intestino está el 70% de nuestra inmunidad, producimos hormonas, neurotransmisores… Está relacionado con todo", comenta.

Estos desequilibrios pueden provocar también problemas de fertilidad, dismenorreas, influir en el síndrome premenstrual, diminuir la energía... "Ocurre porque vivimos inflamados. Cuando tenemos cambios hormonales, el sistema hormonal habla directamente con nuestro sistema inmunológico y si tenemos un estado ya proinflamatorio, pues normalmente tenemos todas esas dolencias, esas reglas fuertes, dolorosas, por ejemplo", afirma la nutricionista, autora de Dieta integrativa. La dieta que tu salud necesita (Ediciones i, 2014).

[La alimentación antiedad ideal para la mujer: claves para evitar el envejecimiento prematuro]

A través de estudios nutrigenéticos, hormonales, de estilo de vida y análisis clínicos, Elisa Blázquez puede determinar la tendencia de cada persona a la inflamación o los alimentos que pueden provocar en mayor medida esos desequilibrios y trabajar con el paciente para mejorarlo. 

"Los estudios nutrigenéticos analizan, por ejemplo, tu predisposición a tener una mayor o menor capacidad antioxidante o tu tendencia a la inflamación. Es decir, son tendencias orgánicas, pero que no quiere decir que tengas ese problema, simplemente que tú tienes una predisposición a poder desarrollar un desequilibrio orgánico", declara.

Blázquez pone de ejemplo el colesterol alto. "Tú puedes tener una tendencia a eso, pero no tenerlo alto. ¿Por qué? Porque haces ejercicio, porque te cuidas, porque controlas tu estrés, porque tienes un buen equilibrio hormonal… Sabes que si no te cuidas puede ocurrir, está en tu genética".

Sus beneficios 

En el caso de específico de la hinchazón y retención de líquidos, las mujeres son más propensas más a ello. Por eso, la nutricionista apuesta por seguir una alimentación antiinflamatoria, especialmente en verano, una época en la que sentirse hinchada es aún más común debido a los cambios en la rutina y a que el calor provoca que los vasos se dilaten y se retenga más líquido. 

La nutricionista integrativa, Elisa Blázquez.

La nutricionista integrativa, Elisa Blázquez. Cedida

"Si comes de una manera antiinflamatoria te vas a encontrar más deshinchada y vas a ayudar a tu cuerpo a detoxificar y a depurar bien. También ayuda a hacer una buena prevención en la piel, no solo para tenerla más bonita e hidratada por el consumo de antioxidantes, sino que ayuda a reducir los efectos adversos de la exposición solar, porque al final si yo tengo unos niveles óptimos de vitamina D, tomo nutrientes que ayuden como a los carotinoides, la piel estará menos reactiva".

A nivel digestivo, facilitará las digestiones más ligeras y evitará el temido estreñimiento vacacional, así como la diarrea. "Si voy bien preparado a nivel digestivo, me encuentro deshinchado porque tengo una microbiota fuerte, voy a tener más calidad de vida. Al final en vacaciones queremos encontrarnos bien y si me voy a comer un heladito en la playa y me va a sentar fatal, me va a dar la tarde".

Otro beneficio de la alimentación antiinflamatoria es que favorece el descanso y que te encuentres energéticamente mejor, ya que garantiza un equilibrio nutricional y evita las subidas y bajadas de azúcar.

"Yo diría que la dieta antiinflamatoria ayuda a todo eso: la piel, la retención de líquidos, salud digestiva y los niveles energéticos óptimos", resume Blázquez.

Base de la dieta antiinflamatoria

La alimentación antiinflamatoria parte de la base de evitar los azúcares simples, las harinas refinadas o los ultraprocesados. Es decir, "el famoso real food del que ahora hablamos". También se caracteriza por ser una dieta muy rica en antioxidantes y por cuidar la microbiota tomando una ingesta óptima de prebióticos y probióticos.

Asimismo, debe haber "un balance adecuado en el consumo de macronutrientes, es decir, una cantidad óptima de proteínas y grasas omega tres, que son antiinflamatorias". 

Blázquez también trabaja con la suplementación y recuerda que, en estos casos, "tiene que ser dada por un especialista".

Alimentos contra la inflamación

Entonces, ¿qué se debe comer para favorecer esa desinflamación? Elisa Blázquez resume algunos de los alimentos que deben estar presentes:

  • Vegetales: "La base de la alimentación tiene que ser muy rica en vegetales. Ahora es buena época porque puedes consumir ensaladas, gazpacho, cremas frías y mucha fruta de todo tipo". 

  • Probióticos: "Los encontramos, por ejemplo, en el yogur o el kéfir. Siempre recomiendo que sean ecológicos y además hay opciones vegetales que son alternativas buenas. También el chucrut o los encurtidos. Como bebida, la kombucha, que es un refresco buenísimo porque es probiótico y una opción adecuada si te apetece algo fresquito y distinto".

  • Consumir también una cantidad adecuada de proteínas y tomar bastante pescado.
  • Vitamina D: "La exposición solar nos va a ayudar, pero por ejemplo, el huevo es un alimento muy interesante porque tiene colina que es fantástico para nuestro cerebro y vitaminas liposolubles que nos van a ayudar a mejorar la salud de nuestra piel".

Además de esta base, Blázquez recomienda tomar mucha fibra y hacer cenas ligeras. Por último, afirma que también ayuda a la salud digestiva hacer ayunos diarios de 12 horas por la noche para "dar un descanso largo" a nuestro organismo. 

[Ayuno intermitente: el último beneficio de la dieta que ayuda a adelgazar de forma saludable]