Freepik

Salud y Bienestar

La menopausia no son solo sofocos: el libro que revela la verdad de las hormonas y cómo controlarlas

La doctora Clotilde Vázquez explica la influencia y los cambios hormonales en las mujeres durante la menopausia en su libro 'Con hormonas y a lo loco'.

15 diciembre, 2021 00:36

Noticias relacionadas

La llegada de la menopausia es un momento que muchas mujeres viven con temor. Sofocos, cambios de humor, sequedad vaginal y disminución de la libido, más debilidad en los huesos... La menopausia todavía se percibe como un momento crítico en la vida de una mujer y que implica 'hacerse vieja', pero es mucho más que eso. Para luchar contra la desinformación, los prejuicios y la confusión sobre la menopausia, la doctora Clotilde Vázquez publica Con hormonas y a lo loco. Claves para cuidarte durante la menopausia y el climaterio (Vergara).

La doctora Vázquez es jefa de Endocrinología y Nutrición de la Fundación Jiménez Díaz y de los Hospitales universitarios Infanta Elena, Rey Juan Carlos y General de Villalba (todos públicos y gestionados por Quirónsalud). Además, ha sido elegida como una de las mejores médicos endocrinos de España durante tres años seguidos por EL ESPAÑOL y una de los 100 mejores médicos de España en 2020. Lleva años divulgando sobre la realidad de la menopausia y el climaterio y en su última publicación cuenta casos reales y cómo abordar los diferentes cambios que las mujeres pueden experimentar durante esta nueva etapa de sus vidas. 

Lo primero de todo es conocer qué es exactamente el climaterio y la menopausia, así como cuáles son los principales cambios hormonales que puede generar. Tal y como escribe la doctora en su libro, el climaterio es "un periodo de transición que se prolonga durante años, antes y después de la menopausia, como consecuencia del agotamiento ovárico". Este periodo muchas veces es confundido con la menopausia, que es "el cese definitivo de la menstruación". 

Portada de 'Con hormonas y a lo loco'.

Portada de 'Con hormonas y a lo loco'.

El motivo por el que las hormonas son tan importantes durante esta etapa (y realmente gran parte de la vida de la mujer) es que "cada ciclo menstrual es una danza bien orquestada entre homonas". Cuando la menstruación termina, "ese compás marcado por los folículos ováricos va disminuyendo hasta cesar, con lo que la producción de estrógenos y progesterona se reduce a gran velocidad". Esta disminución hormonal provoca "síntomas a distintos niveles". Algunos de los ámbitos a los que puede afectar son los siguientes: 

Sofocos

Sin lugar a dudas tener sofocos es uno de los síntomas que más relaciona la gente con la menopausia. Como explica la doctora Vázquez en su libro, es verdad que los sofocos "son muy frecuentes en la transición hormonal", pero "no son una broma, ni un motivo de burla". Habitualmente comienzan como una repentina sensación de calor en la parte superior del pecho y la cara. Esa sensación se extiende por el cuerpo y puede durar varios minutos. Además, algunas mujeres también experimentan ansiedad o palpitaciones durante el proceso. 

El motivo por el que se producen los sofocos es por la disminución de hormonas como los estrógenos, que generan un aumento de concentración de noradrenalina. La noradrenalina aumenta el ritmo cardiaco, por eso se pueden sentir palpitaciones. Además, también provoca que se estimule el termorregulador hipotalámico, "que desencadena el enrojecimiento, los sofocos y sudores".

Riesgo cardiovascular

Los sofocos no son, ni mucho menos, los únicos síntomas o cambios que experimentan las mujeres. Es más, con la llegada del climaterio y la disminución de estrógenos es muy importante cuidar la salud cardiovascular ya que a partir ahí aumentan las posibilidades de sufrir infartos, anginas de pecho y trombosis. "Los estrógenos poseen una multitud de efectos beneficiosos sobre el colesterol la coagulación, el metabolismo hidrocarbonado (protección frente a la diabetes) y sobre la vasculatoria de las arterias y arteriolas", escribe la doctora. 

Según apunta la endocrina, los tratamientos hormonales de sustitución pueden ser muy favorables en los primeros años de la menopausia, pero con el paso de los años sus efectos no están claros e incluso podrían ser perjudiciales. Por eso, "el gran reto pendiente es prevenir".

Cambios de humor

Los cambios de humor y, como se refiere la doctora Vázquez, la "vuelta a la 'adolescencia' emocional", es también muy frecuente. Es más, según apunta en el libro, le ocurre al 80% de las mujeres durante el declive hormonal. También hay que tener en cuenta que el descenso hormonal que se da en el climaterio aumenta el riesgo de sufrir depresión

Asimismo, la doctora Vázquez recuerda que "en nuestra sociedad, la menopausia es una amenaza de pérdida de atractivo sexual, juventud y capacidades, y eso estresa mucho, sobre todo en algunos contextos o a algunas mujeres, dependiendo de su situación vital, emocional, profesional y económica".

En este ámbito juegan muchos factores, como por ejemplo los bajos niveles de estrógenos, pero sin duda es uno de los más complejos a la hora de diagnosticar y tratar. La parte positiva es que "aun sin tratamiento hormonal, a partir de los 60 años es mucho menos frecuente presentar estos síntomas".

Baja libido

Otro de los síntomas que puede traer consigo la menopausia es la disminución de la libido o pérdida del apetito sexual. En este caso influye la falta de testosterona. El problema con la terapia con testosterona es que "su eficacia a largo plazo en mujeres no está del todo probada". Por esa razón, añade la doctora Vázquez, "habitualmente la terapia con testosterona se prescribe solo a las mujeres climatéricas que tienen niveles suficientes de estrógenos y una disfunción sexual importante".