Candelas Martín de Cabiedes es la tercera generación al frente de Europa Press.

Candelas Martín de Cabiedes es la tercera generación al frente de Europa Press.

Protagonistas

Candelas Martín de Cabiedes, la tercera generación de la familia fundadora de Europa Press

A la nieta del fundador de una de las principales agencias de noticias del país le gusta salir de la "visión madrileñocéntrica" y ampliar la mirada.

4 julio, 2022 01:10
Rubén Fernández-Costa Sara Fernández

La directora de desarrollo de negocio de Europa Press llega al encuentro con magasIN directamente desde uno de los populares desayunos temáticos que organiza y a menudo modera: hoy, en concreto, sobre deporte femenino

[María Helena Antolín (Grupo Antolin): “Mi padre hablaba de innovación cuando no era un tema”]

Vivamente en el ascensor evidencia su ímpetu por lo informativo, porque Candelas Martín de Cabiedes subraya con sus primeras frases la actualidad: “En un momento significativo, cuando aún se habla de equiparación de primas”, y la pertinencia del evento: “el fútbol femenino es muy buen ejemplo, casi paradigmático, de todos los avances que se han logrado en lo femenino y también de todo lo que queda por hacer”. 

Tampoco puede Candelas Martín de Cabiedes negar un optimismo casi genético al respecto de una realidad que depende de una construcción cambiante, tema que aparece varias veces en esta conversación: “Lo que es increíble de verdad es su afán de superación, ¿tú las conoces personalmente?”, pregunta con la mirada fija.

Candelas Martín de Cabiedes durante la entrevista.

Candelas Martín de Cabiedes durante la entrevista.

Para la nieta del fundador de la agencia Europa Press “los medios de comunicación son clave a la hora de dar visibilidad. ‘Es que hay que hablar de esto’, me decían hoy las asistentes, y es algo que se me da mucho. Aunque hoy no les venía bien, han venido porque son conscientes de la necesidad, de lo que se habla, existe, y eso lo sabemos bien nosotros. Además, ¡les va a ir muy bien en la copa de Europa!”, enfatiza con convicción. 

“Hoy el panel”, puntualiza, “estaba moderado por nuestro redactor jefe de deportes, pero las hemos escuchado, sobre todo, a ellas. Algunas veces hago yo las aperturas y moderaciones de nuestros desayunos. Lo que se me hace raro es ser yo la que responde hoy [sonríe]”.

Admite que le gusta preguntar y que encuentra en ello una adrenalina informativa. “Los representantes políticos, los personajes tienen mucho que contar, el juego de cómo les vas llevando o encaminando… yo trato mucho con políticos y empresarios, que son muy diferentes”. 

PREGUNTA: ¿En dónde encuentra esa diferencia?

RESPUESTA: Todos cuidan sus mensajes y tienen grandísimos equipos de comunicación detrás… pero el mensaje que quiere transmitir el político suele ser distinto, la forma de contestar suele ser más amplia, más elaborada. El empresario suele ser más concreto y to the point como dicen los ingleses. 

La responsable de los Desayunos informativos de Europa Press en la entrevista con magasIN.

La responsable de los Desayunos informativos de Europa Press en la entrevista con magasIN.

¿Son más etéreos entonces los políticos?  

Es verdad que el empresario suele aterrizar más, pero también es otra cosa… y desde luego depende de las personas. 

¿Qué mujeres de la política y de la empresa le han impactado?

Tenemos una plataforma que se llama Generación de Oportunidades en la que distintos representantes de la empresa hablan de sostenibilidad. Estaba allí Beatriz Corredor que tiene un discurso muy interesante; Ángeles Santamaría, de Iberdrola, que es fantástica; Cristina Henríquez de Luna, en un estilo de comunicación muy natural. He tenido la oportunidad de entrevistarlas a todas que son de sectores nada femeninos tradicionalmente. 

¿Y en la política?

Como mujeres poderosas recuerdo mi entrevista a la vicepresidenta de Colombia, Marta Lucía Ramírez, que era de un gran peso político y justo nuestro encuentro coincidió con una época sensible. 

¿Es difícil, como dicen, encontrarse con mujeres que no sean excepcionales en puestos de responsabilidad?

La verdad es que sí, yo he entrevistado a muchas mujeres maravillosas, hay muchísimas con capacidades espectaculares tanto en política como en empresa. 

¿Cómo se prepara sus Desayunos? 

[sonríe] En Europa Press somos agencia de noticias, nos pegamos mucho a la actualidad, pero a mí siempre me gusta hacer preguntas específicas y, por ejemplo, a la vicepresidenta de Colombia le pregunté por el tema de la mujer. Muchas preguntas vienen del público y las hago propias, nos gusta que haya una mirada más global, que participen periodistas incluso extranjeros… 

¿Y qué le respondió ella?

Habló de todos los cambios que se habían hecho en su país y en Latinoamérica… y le gustó la pregunta, ¡yo vi que sonrió!  

Tiene usted una vocación internacional… 

Paso mucho tiempo en América latina y me gusta salir de una visión 'madrileñocéntrica' y ampliar la mirada. No sé si eso es masculino o  femenino, tener una mirada más integradora debería ser un atributo común. 

Describa su rol actual…

Desarrollo de negocio suena muy abstracto… Si me preguntan a qué me dedico suelo responder que a relacionarme. Lo que quiero es que la agencia de mi abuelo dure otros 65 años, eso significa tener nuevos clientes, de ahí lo de viajar. Hacer cosas nuevas, que el mundo avance hacia lo multimedia, que es donde estamos todos, con mucha parte relacional e institucional. Ahora mi padre es el presidente y yo soy tercera generación en la dirección, eso es una seña de estabilidad y futuro. 

¿En qué sentido les ha marcado la historia familiar?

Los inicios de Europa Press son muy bonitos porque fueron muy difíciles, imagínate luchar por la libertad de expresión en mitad de una dictadura. La fundación vino por un grupo de intelectuales en el año 54, pero hasta el 57 no decimos que somos agencia porque de verdad ahí, empezamos a hacer ese servicio de noticias como tal. Esto está en el ADN de Europa Press, por eso hacemos una gestión tan rigurosa. Mi abuelo luchó con su vida y su patrimonio para que existiera este proyecto. 

¿Cuál es su visión actual?

El nombre de Europa viene de ahí, Europa como libertad, como imaginario de conexión. Ahora parece que luchar por la libertad de expresión no es un tema, pero sí que hay desinformación, fake news, para nosotros es importante informar en la veracidad, el rigor y la independencia. Lo bueno de ser agencia es que, como los clientes sois vosotros, los medios, esas son nuestras razones de existir. Si no, nos convertiríamos en otra cosa, el sentido de existir es proporcionar información imparcial, objetiva y rigurosa. 

Candela asegura que hay pocas mujeres que no sean excepcionales ocupando puestos de responsabilidad.

Candela asegura que hay pocas mujeres que no sean excepcionales ocupando puestos de responsabilidad.

¿Y cómo es la estructura que dirigen?

Tenemos 17 oficinas, una en cada Comunidad Autónoma, y otra en Bruselas. Cada redacción tiene su propia independencia editorial.  Este modelo está pensado también para las instituciones, medios y ciudadanos de cada territorio, al margen de que ciertas informaciones suban a nacional, claro.

Estratégicamente, nuestra razón de ser es muy territorial. Informar en territorios donde es más difícil llegar, intentando, en oficinas de toda España, llegar a la información local para que el ciudadano en los territorios esté informado, casi como servicio público. 

¿Cómo se conectan internacionalmente?

Somos esencialmente españoles, pero tenemos acuerdos con agencias internacionales, en América Latina especialmente, con la idea de enriquecer nuestro servicio trabajando en red. Somos conscientes de que estas estructuras son más eficientes. 

¿Se trata de llegar antes que nadie?

La inmediatez es importantísima, pero con la responsabilidad de conjugarla con veracidad. Nos van a consultar, y somos muchas veces ese doble check. Esa credibilidad es la que nos sostiene. 

¿Cómo confirman la veracidad?

Lo más importante de una noticia es la fuente. Esto para un periodista es evidente, pero no siempre para todo el mundo. Contrastamos siempre las fuentes. 

¿Y cómo logran la rapidez?

Tenemos una presencia territorial y conexión directa con las fuentes, estamos cerca de donde ocurre la información, esa es la clave. 

Llegó a su puesto justo antes de la pandemia, ¿cuál es su visión de la información profesional ahora? 

La información profesional es un servicio esencial y por eso, en circunstancias complicadas, aumenta su necesidad drásticamente. En un mundo en el que parecía que la figura del periodista profesional estaba desdibujada, la pandemia nos hizo centralmente necesarios. Eran los periodistas de siempre los que estaban en la calle arriesgando sus vidas…

¿Cuándo decidió dedicarse a la empresa familiar?

Yo nací con el espíritu de la comunicación, siempre me recuerdo leyendo, me han interesado mucho las personas y las relaciones entre ellas y las estructuras de poder, eso me ha fascinado desde pequeña… 

Me formé en ICADE y eso me sirvió para entender cómo funciona el mundo empresarial y las instituciones, pero luego estuve diez años en Indra en la parte de desarrollo de negocio. Allí aprendí mucho y comprendo muy bien las dinámicas empresariales.