Retrato de Isabel la Católica, según Luis de Madrazo y Kuntz.

Retrato de Isabel la Católica, según Luis de Madrazo y Kuntz. Museo del Prado

Magas-Mujeres en la Historia

Isabel la Católica, la mujer detrás de la reina: una madre sufridora fiel a Fernando

Este 22 de abril se cumplen 570 años del nacimiento de la monarca de Castilla, una de las figuras más importantes de la historia de España.

22 abril, 2021 14:04

Noticias relacionadas

Mujer, esposa, reina y madre. Cuatro características que se funden en la figura de Isabel I de Castilla, más conocida como Isabel la Católica, una de las monarcas más sobresalientes de la Europa moderna. Este 22 de abril se cumplen 570 años de su nacimiento —un Jueves Santo de 1451— en la localidad abulense de Madrigal de las Altas Torres. Hija del rey Juan II de Castilla e Isabel de Portugal, su nombre se cuela de forma continua en la actualidad al revelarse nuevos aspectos de su vida, como el último referente a los perfumes que empleó y del que ya informó MagasIN hace unos días.

El pasado martes, la célebre gobernante fue sujeto de una conferencia impartida por María del Rosario Sáez Yuguero, rectora de la Universidad Católica de Ávila (UCAV), y que se enmarcaba en el seminario 'Pensar la mujer, ¿Sola o en relación? Más allá de las ideologías'. Destacó que Isabel la Católica fue "una mujer predestinada" —bajo su reinado se culminó la llamada Reconquista de la Península Ibérica y se descubrió el continente americano— y que legó una obra política "impresionante", resaltando la "suspensión del comercio de los esclavos" llegados de la otra orilla del Atlántico.

"Una de las grandes mujeres de la historia universal en las que se ha manifestado en todo su esplendor el género femenino es, sin duda, la reina Isabel I de Castilla", arrancó Sáez Yuguero. También señaló algunos conflictos que envuelven su figura: "Reina santa o ambiciosa usurpadora son los dos polos entre los que se debaten las opiniones sobre una de las mujeres más grandes de la historia universal, pero también se trata de uno de los personajes más manipulados y peor interpretados y juzgados de nuestra historia".

Además de repasar su biografía política, la rectora se centró durante la ponencia en la faceta más humana de la soberana castellana, quien recibió una esmerada educación para el gobierno y para desarrollar una profunda vida religiosa. "Fue una mujer con una gran fuerza interior. Montaba y cazaba, tenía una gran afición por la gramática, la pintura, la filosofía o la retórica, conocía la historia como nadie y aprendió latín para saber lo que firmaba", enumeró la rectora. Comprometida con su patria, se reveló también en "una gran mujer y una gran madre".

Con Fernando II de Aragón, su marido, con quien contrajo matrimonio en una boda clandestina, de película, tuvo cinco hijos: Isabel, Juan —el único varón, muerto a los 19 años—, Juana, Catalina y María. "Para la reina fueron causa de experiencias muy amargas que influyeron en el deterioro de su salud en los años posteriores. Se preocupó siempre de buscar buenos educadores para sus hijos, nunca fue severa con ellos", enfatizó Sáez Yuguero. Especialmente dolorosa fue la supuesta locura de su hija Juana, de quien siempre defendió su derecho al trono aunque contemplaba con temor las maniobras del marido de esta, Felipe el Hermoso, para adjudicarse las funciones de gobierno.

Retrato de Isabel la Católica atribuido a Juan de Flandes. Hacia 1500-1504.

Retrato de Isabel la Católica atribuido a Juan de Flandes. Hacia 1500-1504. Patrimonio Nacional

Isabel la Católica, como cónyuge, "amó a su esposo apasionadamente y le hizo correinante en Castilla y León", narró la conferenciante. "En su testamento dice que es el mejor rey de España. En ocasiones resulta difícil distinguir las decisiones que se tomaron por el protagonismo de uno y de otro. Es unánime el sentir sobre sus méritos en ingenio y dotes de gobierno, pero también en que ella compartía los méritos con el rey y hacía que se le atribuyesen también a él. Ciertamente, buscaba un amor mutuo sin reservas en los tiempos en los que las infidelidades matrimoniales no eran raras, sobre todo en las clases de poder".

La reina fue siempre muy fiel a Fernando. De hecho, para evitar cualquier posible sospecha, dormía con sus damas o sus hijas cuando el rey estaba ausente. En su testamento dispuso que la enterraran al lado de su esposo, de quien no quería separarse nunca. Ambos descansan hoy en día en el llamado sepulcro de los Reyes Católicos de la Capilla Real Granada. Otra prueba del amor de Isabel fue, según la rectora, cuando acudió junto a su esposo para cuidarlo después de ser víctima de un fallido intento de asesinato en Barcelona en 1492.

Isabel la Católica falleció el 26 de noviembre de 1504 en Medina del Campo. Unos días mandó redactar su testamento y codicilo. "Son realmente una autobiografía de la reina, una declaración de fe y están recogidos los signos precursores de los derechos humanos y la abolición de la esclavitud", cerró María del Rosario Sáez Yuguero recomendando la lectura de biografías sobre la monarca para entender realmente su legado: "Si no conocemos a la reina Isabel I de Castilla, no conocemos lo que es España".