Competición

El Hyundai i20 R5 aterriza en España con el objetivo de luchar por el título

Dos nuevas marcas en sólo un día. Sólo unos minutos después de que Abarth hiciera oficial la llegada de uno de sus 124 R-GT al Campeonato de España de Rallies de la mano de SMC Junior Motorsport y pilotado por Álvaro Muñiz, Hyundai España, confirmaba la llegada de dos unidades del i20 R5 para luchar por el título del Nacional de Asfalto en 2017. Se trata del último modelo carreras-cliente de la marca, el cual ha realizado algunas salidas en el WRC2 y que ha comenzado a ponerse a disposición de los equipos privados interesados ya a finales de este 2016 que toca a su fin.

Corría el mes de junio cuando Hyundai España hacía toda una declaración de intenciones. La filial de la firma coreana en nuestro país decidía apoyar al Campeonato de España de Rallies cediendo hasta tres vehículos de la caravana de seguridad, entre ellos el i30 turbo preparado por Meycom que ha realizado las labores de coche cero desde el Rally de Ferrol con Joseba Castro al volante. Ya en aquel momento, los responsables de la marca confirmaban los rumores acerca de la posible llegada de una unidad del i20 R5 con apoyo oficial, algo que con el tiempo se ha terminado de confirmar.

No eran pocos los interesados. La sección de Hyundai Motorsport responsable de la venta de unidades organizó unos multitudinarios test en Francia en los que se presentaron varios pilotos del Nacional, entre ellos el subcampeón de 2015, Iván Ares, Miguel Fuster o Surhayén Pernía, sin embargo, no ha sido hasta los últimos compases de 2016 que no se ha desvelado finalmente los pilotos que lo llevarán la próxima campaña.

El primero en hacerlo oficial era el propio piloto cántabro, ganador del Trofeo Ibérico R3T. Pernía, que había tenido un breve impasse en su carrera, retomaba este año la competición con un completo programa, y el triunfo en la challenge monomarca de Renault le daba el pasaporte directo para competir el próximo mes de enero en el Rally de Montecarlo, lugar en el que optaba al premio final con el resto de finalistas: un proyecto mundialista con un Clio R3T.

Sin embargo, el de Cobreces llegará a la cita monegasca con otros planes muy distintos. Con el apoyo de Hyundai España en las citas peninsulares y de Hyundai Canarias en las insulares, Surhayén competirá toda la temporada con una unidad del i20 R5 mantenida por los hombres de Roberto Méndez, en la búsqueda claramente de luchar primero por las victorias y después tal vez por objetivos mayores. No será la primera vez que se ponga al volante de un coche de dicha categoría, y este año ya demostró en Llanes con el Skoda Fabia de ARV que es capaz de estar en la batalla por los triunfos.

El enemigo lo puede tener en casa. La segunda unidad que llegará a España del i20 R5 estará en manos de Iván Ares. El de Cambre ya demostró en 2015 lo que puede hacer con una montura competitiva, siendo segundo de la general tras Miguel Fuster con un Porsche 911 GT3 versión 2010 todavía sin bridar. En 2016, su limitado presupuesto le hizo jugárselo todo a una carta, buscando las victorias en Canarias y Adeje, algo que terminó de evaporar sus recursos económicos. Aun así, fue capaz de dejar su impronta sólo uno meses después, con motivo del Rally Princesa de Asturias, donde sumó su única victoria este año precisamente con el mismo Fabia que utilizaría Pernía sólo unos días después. En su caso, el mantenimiento lo realizará su propio equipo, casi una familia, Ares Racing.

Con estas dos nuevas incorporaciones, el Campeonato de España de Rallies de Asfalto va tomando forma de cara a 2017 con lo que sin duda serán dos coches que estarán en la pelea. La llegada tanto de Hyundai, como de Abarth, más la posibilidad de ver unidades de R5 de otras marcas también con apoyo oficial o semioficial, confirma que la decisión de instaurar el reglamento FIA fue acertada, algo a lo que se espera que se unan los Maxi Rally o N5 de Suzuki y RMC, aunque todavía sin esperar rivalizar con los actuales reyes del alquitrán español.