La provincia de Málaga atesora una enorme colección de encantos que la hacen un destino ideal para pasar unas vacaciones. O para vivir. El clima que mantiene durante las cuatro estaciones del año, las costas bañadas por el Mediterráneo o el encanto de su gente son algunos de los principales señas de identidad de esta ciudad.

Noticias relacionadas

Asimismo, la gastronomía es otro de sus pilares más sólidos. La variedad culinaria que ofrecen los restaurantes de la provincia es muy variada y provoca que los chefs más destacados del panorama internacional apuesten por Málaga para abrir un nuevo establecimiento.

Los expertos en el arte culinario coinciden. La Costa del Sol se ha perfilado como un referente de cocina innovadora a nivel -prácticamente- mundial. Ha evolucionado, pero manteniendo su esencia de toda la vida. Así lo demuestran las seis estrellas Michelín que convierten a Málaga en un perfecto destino gastronómico. Te los presentamos

Sollo Restaurante

sollorest

En este establecimiento encontraremos a Diego Gallegos, 'el chef del caviar'. Brasileño de nacimiento y malagueño de adopción, este cocinero ha introducido un punto singular en la gastronomía al ofrecer peces de río en su menú. Además, a raíz de su trabajo de investigación en la recuperación del esturión andaluz, utiliza el caviar como producto estrella en su cocina.

Sus platos presentan una esencia muy marcada: el respeto por el medioambiente y una visión multicultural de la cocina. Estas cualidades son el reflejo de la formación culinaria de Diego Gallegos en diferentes regiones de América y en España. Elabora una cocina creativa y singular, a partir de una materia prima única y de máxima calidad, producida mediante acuaponía, lo que garantiza una trazabilidad del producto completa, desde la siembra y la cría, hasta el plato.

Con una Estrella Michelin, Dos Soles Repsol y recién galardonado con la Estrella Verde Michelin, Sollo emplea procesos innovadores y utiliza siempre materia prima de máxima calidad para sus creaciones gastronómicas.

Messina

messina

Ubicado en una de las principales arterias de Marbella, este establecimiento cuenta con el amplio reconocimiento de sus clientes, llegados de distintos lugares del mundo, y también con el de la crítica especializada.

El restaurante Messina abrió sus puertas en el año 2003 como proyecto de vida de sus propietarios Pía Ninci y Mauricio Giovanini. La carta ofrece una extensa variedad de productos locales, destacando los pescados y mariscos de la costa marbellí. En todos los platos se puede apreciar una gran técnica, con presentaciones simples y elegantes.

Su propuesta se caracteriza por platos frescos y una arrolladora energía positiva, que llegarán a emocionar al comensal. Esta idea le ha llevado a ostentar una estrella Michelin y un sol Repsol.

El Lago

Imagen de la terraza de El Lago, en Marbella.

El restaurante El Lago está situado en el corazón de Elviria Hills (Marbella), en el club de Greenlife Golf, un espacio idílico fundado por Armando Filippa en 1999. Desde sus inicios, ha emprendido una búsqueda de un camino propio, basado en un discurso culinario verdadero y cercano.

La apuesta decidida por una cocina íntimamemente asociada al producto malagueño y andaluz hizo que este local fuese galardonado en 2005 con una estrella Michelin, así como un Sol de la Guía Repsol. Además, cuenta con una amplia bodega, consolidando su esencia en la convicción de que en Málaga y Andalucía poseen una diversidad enológica con una base histórica y cultural milenaria

El Lago propone una cocina innovadora y atrevida, conjugada con un servicio muy personalizado. Disfrutar de las noches de Málaga en la terraza con vistas al campo de golf y su maravilloso lago es un privilegio placer para los sentidos. Su chef, Fernando Villasclaras, con su actitud, inquietud y conocimiento muestra el ADN de El Lago en cada una de sus elaboraciones: la verdad y el sabor de nuestro territorio y sus materias primas.

Restaurante José Carlos García

Imagen del restaurante José Carlos García, en Málaga.

Es el único restaurante con estrella Michelín en la capital de la Costa del Sol. Se encuentra en el siempre apetecible entorno del Muelle Uno, uno de los puntos más atractivos de la ciudad.

José Carlos García desafía técnica con pequeñas dosis de atrevimiento al recetario tradicional andaluz. Siempre mantiene la mirada fija hacia el mar, basando su cocina en la utilización de los productos autóctonos de la lonja o del mercado. No obstante, también emplea su amplia experiencia internacional para la elaboración de sus platos.

El establecimiento dispone de pocas mesas, con el objetivo implícito de garantizar a los comensales una experiencia única, íntima y muy personalizada. Igualmente, un detalle que distingue al restaurante es que su cocina se encierra entre cristales, lo que permite a los clientes observar la manera en la que se cocinan sus platos.

Restaurante Skina

Imagen del restaurante Skina, en Marbella.

Desde un cálido espacio en el casco histórico de Marbella, el chef asturiano Marcos Granda propone una experiencia gastronómica y vitivinícola inigualable, reservada a diez únicos apasionados de la cocina andaluza.

Desde su apertura en 2004, ha sido galardonado con dos estrellas Michelín y con una carta de vinos de más de 950 referencias, Skina presenta la costumbre gastronómica del sur de España, recreándola con imaginación y dotándola de personalidad propia, empleando ingredientes de alta proximidad, temporalidad y calidad.

Skina manifiesta la cercanía y estacionalidad de sus ingredientes y siempre se deja llevar por la temporalidad de la fértil huerta local, el temperamento del Mediterráneo y los sabios consejos de nuestra gran familia de proveedores. Todo ello explota en el paladar para crear una experiencia inolvidable.

Restaurante Bardal

Imagen del interior del restaurante Bardal, en Málaga.

El prestigioso chef Benito Gómez te propone una nueva experiencia para tu paladar en la majestuosa ciudad de Ronda. Esa es la esencia del restaurante Bardal, que ostenta, a pesar de su breve recorrido, dos estrellas Michelín.

El diseño de los platos en este establecimiento no es lo que parece. El significado real se descubre en el momento en el que se prueba, implícito en el propio sabor de los productos, originarios de la comarca y tratados con las técnicas más exquisitas de elaboración.

Bardal ha logrado que la materia prima con la que se cocinan los platos sea la protagonista y el sello de identidad de este local, sin etiquetas. La pasión por la cocina de calidad envuelve el restaurante por los cuatro costados.