Observatorio de la movilidad

Talgo gana 10,2 millones hasta junio y confirma su estabilización progresiva tras el coronavirus

El resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en los 30,5 millones hasta junio, un 107,4% más que el año previo.

28 julio, 2021 07:15

Noticias relacionadas

Talgo contabilizó un beneficio neto atribuido de 10,2 millones de euros en el primer semestre del año, frente a las pérdidas acumuladas de 5,7 millones de euros del mismo periodo del año anterior, lo que confirma el regreso de la empresa a la estabilización progresiva y la recuperación posCovid, según ha informado este martes.

La compañía especializada en el diseño, fabricación y mantenimiento de trenes ligeros de alta velocidad registró una cifra de negocio récord de 293,3 millones de euros entre enero y junio, un 35% más que los 216,6 millones del mismo periodo de 2020. En el segundo trimestre, la compañía contabilizó una facturación de 146,2 millones, en línea con los 147,1 millones del trimestre anterior.

El alza en los ingresos se explica por el impulso de la mayor actividad en la fabricación, liderado por el proyecto de Alta Velocidad de España (Renfe).

En términos operativos, el resultado bruto de explotación (Ebitda) ajustado del grupo se situó en los 30,5 millones hasta junio, un 107,4% más que el año previo. El incremento se debe a la recuperación paulatina de la actividad de mantenimiento en el periodo, así como a la aplicación con éxito de su plan de ahorro de costes para reducir los gastos generales en un 15% entre 2021 y 2022.

El grupo ha destacado que el incremento de este indicador "pone de manifiesto la capacidad de Talgo para recuperar la rentabilidad, con un margen que crece por cuarto trimestre consecutivo hasta alcanzar el 11,7% en el segundo trimestre del 2021, mostrando así la capacidad de adaptación de sus operaciones a condiciones adversas del mercado".

Previsiones de 2021

A cierre de junio, las necesidades operativas de fondos de la empresa ascendieron hasta los 172,2 millones de euros, manteniendo una ponderación estable sobre ingresos en el 31%. Además, Talgo está implementando un plan para reducir la intensidad de capital circulante en el negocio y maximizar la generación de caja.

Adicionalmente, Talgo ha refinanciado los préstamos a largo plazo, incrementando el vencimiento hasta los 3,7 años y reduciendo el coste medio hasta el 1%, lo que implica un importante ahorro de gastos financieros a futuro y una mayor disponibilidad de financiación disponible para financiar proyectos actuales y futuros.

Con respecto a las previsiones de 2021, la empresa espera ejecutar hasta el 35%-37% de la cartera de pedidos en el periodo 2021-2022. En términos de rentabilidad, la compañía ha mejorado el rango de previsión de Ebitda ajustado, estableciéndolo en el rango de entre el 11 y el 12% para este año, derivado de una progresiva recuperación de la rentabilidad, si bien supeditada a las restricciones de movilidad y su impacto en la actividad de mantenimiento.

En cuanto al gasto en capital (Capex), Talgo prevé una inversión de hasta 25 millones de euros, primando las actividad de I+D+i.

En el segundo semestre del año la compañía tiene previsto aprobar su plan estratégico 2021-2026 y en cuanto a la remuneración al accionista, Talgo espera poner en marcha un nuevo programa de remuneración en el primer semestre.

Adicionalmente, la empresa presentará su primer informe Anual S&R en 2021, de acuerdo con los estándares GRI.

Estrategia comercial

Por otra parte, la cartera de pedidos de Talgo en el primer semestre ha ascendido a un importe de 3.131 millones de euros, una cifra que llega hasta los 3.335 millones si se incluyen los pedidos adjudicados recientemente y todavía pendientes de ser firmados.

Del total de la cartera de pedidos, más de 800 millones corresponde a proyectos de fabricación, un factor que garantiza a la empresa una "intensa actividad" industrial e ingresos para el periodo 2021-2024.

Al mismo tiempo, el 70% de los pedidos son proyectos internacionales, lo que muestra la apuesta del grupo por la diversificación de su cartera y la proyección internacional.

De su lado, el volumen de nuevas órdenes de pedido en el primer semestre ascendió a 238 millones de euros, incluyendo entre otros, el mantenimiento de 15 trenes de alta velocidad españoles adicionales, que se están fabricando actualmente, y el impacto en la actualización de precios en el contrato de mantenimiento del tren de alta velocidad en Arabia Saudí, antes de su inicio de operaciones en abril de 2021.

Respecto a la actividad comercial, la compañía trabaja actualmente en oportunidades comerciales a corto y medio plazo por un valor aproximado de 6.500 millones de euros, de las cuales el 72% se encuentran en Europa.

Talgo continúa enfocando su actividad comercial en sus segmentos estratégicos, que son larga distancia y alta velocidad donde ya es referente internacional, a la vez que utilizará su plataforma Talgo Vittal para posicionarse en el segmento de cercanías/media distancia, con la variante Vittal-One a través de la cual desarrolla su tecnología de hidrógeno verde.