Crispin Odey en una foto de archivo.

Crispin Odey en una foto de archivo.

Fondos de inversión

Cuáles son los tres fondos españoles que se codean con Crispin Odey y otros gigantes en la 'tormenta perfecta'

Global Allocation, Quadriga Igneo y Alcalá Multigestión Garp están en el top-5 de fondos internacionales que más suben en el año.

23 junio, 2022 02:42

Suelen destacar cuando todo va mal y son un refugio en momentos de crisis. Son como el portero de fútbol que todo lo para y gana más partidos con su defensa que el delantero oxidado al que se le ha mojado la pólvora. Tres fondos de inversión españoles se codean en los primeros puestos del ranking de rentabilidad con célebres gestores como el británico Crispin Odey y otros grandes inversores de todo el mundo.

Los fondos Global Allocation, de Luis Bononato; Quadriga Igneo, de Diego Parrilla, y Alcalá Multigestión Garp, asesorado por José Ignacio Irigoyen Ramírez, suben un 52,5%, un 49% y un 48,3%, respectivamente, en un año caracterizado por la ‘tormenta perfecta’.

La inflación desbocada por la energía y los alimentos, el estancamiento económico, las subidas de tipos por parte de la Reserva Federal americana, el Banco Central Europeo y el Banco de Inglaterra, así como la guerra rusa en Ucrania y el cierre parcial que ha sufrido China por su política de Covid cero están dejando el peor ejercicio que se recuerda desde 2008.

[La Fed intenta disipar los temores a una recesión a pesar de que la inflación “puede sorprender al alza”]

Wall Street está inmerso en una fase bajista de la que no hay certeza de cuándo acabará, los expertos apuntan a una posible recesión en Estados Unidos que arrastraría a Europa y los inversores conservadores de renta fija ya han sufrido una caída peor que la de 1994, habiéndose esfumado su rentabilidad de los últimos seis años.

Por eso, que tres fondos de autor españoles compitan de tú a tú con las manos fuertes del mercado y, sobre todo, con rendimientos en torno al 50% es todo un hito.

Crispin Odey: el rey ha vuelto

Eso sí, nadie parece toserle este año a Odey, que ha renacido como el ave fénix de sus cenizas y cuyo Odey Swan Fund ya vuela por el 79%. El británico ha sabido dar con la tecla ante un escenario totalmente deprimido, usando la flexibilidad y la combinación de posiciones largas y cortas.

En términos netos, Odey está muy expuesto a la bolsa británica -que, junto al Ibex 35, son las dos que menos caen-; a sectores como la energía, los materiales y los productos básicos de consumo, y a divisas como el dólar, que se ha revalorizado frente al euro. Por el contrario, tiene una posición corta del 200% en los bonos gubernamentales, de tal forma que su pérdida de valor por las subidas de tipos a él le ha granjeado pingües beneficios.

[La bolsa británica seduce a los inversores tras lo peor del Brexit y la pandemia]

Algunas de las virtudes de Odey pueden apreciarse en los fondos españoles que le acompañan en el podio. Bononato, el ‘gurú desconocido’ como algunos le llaman y que hoy reside en Portugal, siempre ha jugado a los extremos.

Según Morningstar, el fondo Global Allocation tiene una exposición neta a acciones del 25% -sobre todo, en materiales básicos- y un 55% en liquidez. Dicho con palabras sencillas, sus clientes le pagan en estos momentos por estar fuera del mercado y lo poco que está, haber elegido el sector ganador con la guerra rusa en Ucrania.

Metales preciosos y energía

Parrilla se mueve en el terreno de los metales preciosos con su Quadriga Igneo. Invierte principalmente en oro, pero también en plata, platino y paladio, materias primas o materiales que escasean por su componente defensivo entre los inversores y por su alta demanda para muchos de los productos tecnológicos, automovilísticos o energéticos que hoy día no pueden fabricarse por la interrupción de la cadena global de suministros.

En cuanto al Alcalá Garp, se ha subido al tren de la filosofía en valor que aplican Francisco García Paramés (Cobas) y Álvaro Guzmán de Lázaro y Fernando Bernad (Azvalor) y que ahora les está llevando a volcarse con las materias primas y la energía en compañías como Golar LNG, Kosmos Energy, Teekay Corp o Petrofac. Aunque también destaca su quinta posición en cartera, la panadera suiza Aryzta que tantos quebraderos de cabeza le ha dado a Paramés pero que parece haber enmendado el rumbo.

Los tres gestores independientes ‘made in Spain’ baten a grandes fondos internacionales como el Neuberger Berman Commodities, Schroder International Selection Fund Commodity, AQR Systematic Total Return o el BlackRock World Energy, entre otros. Toda una hazaña.

Guerra Rusia -Ucrania