Mercados

Las acciones de Fluidra se juegan la pauta de mínimos crecientes

El riesgo de perder la media móvil de medio plazo generaría una señal de techo temporal que podría llevarle a los 29 euros.

19 julio, 2021 11:03

Noticias relacionadas

Uno de los valores del Ibex 35 que lo ha hecho estupendamente bien desde que comenzase la pandemia es Fluidra ya que cotizaba en las inmediaciones de los 7,5 euros en marzo del año 2020 y desde entonces el valor ha estado subiendo prácticamente sin descanso semana tras semana si bien es cierto que en algunos momentos ha puesto en entredicho la pauta de mínimos crecientes.

Este es el caso de lo que puede ocurrir en las próximas sesiones. Desde que en abril del año 2020 rompiese al alza la media móvil de medio plazo, ha estado sistemáticamente por encima de ella. Hemos visto algún cierre por debajo de ella, pero al día siguiente se negaba la confirmación recuperando al cierre dicho nivel. Y ahora nos acercamos a una situación similar ya que la media móvil se encuentra en estos momentos en los 33,56 euros y ya ha sido perforada en formato intradiario. 

Eso de por si no tiene ninguna implicación ya que lo importante es el precio del cierre de la sesión, pero sí que es un hecho que no hay que pasar desapercibido y nos obliga a estar atentos al cierre de hoy. También tenemos como referencia el precio de cierre del pasado 30 de junio en los 33,45 euros y por extensión los mínimos en formato intradiario del día previo en los 33 euros que es el precio en el que realmente hay que tener mucha atención ya que implicaría la ruptura de la pauta de máximos y mínimos decrecientes y que llegado el caso sería altamente probable que también estuviésemos hablando ya de dos cierres consecutivos por debajo de la media móvil de medio plazo, evento que no ha ocurrido desde que comenzase la reacción alcista el pasado mes de marzo.

ok

ok Eduardo Bolinches ProRealTime

No obstante, mientras que se demuestre lo contrario es importante recordar que el valor sigue presentando una clara pauta de máximos y mínimos crecientes y por lo tanto está corrección todavía puede ser tomada como una nueva oportunidad de entrar en el valor. 

Sin embargo, lo que ocurre es que muchos inversores están esperando un verano correctivo y por lo tanto no son muchos los que están aprovechando estos precios. Más bien están pensando en un escenario que les otorgue la posibilidad de tomar posiciones en precios más asequibles, quizás en los 29 euros donde tenemos un soporte que podría servir como rebote a la supuesta corrección que comenzó la semana pasada.