Emisiones de CO2 a la atmósfera.

Emisiones de CO2 a la atmósfera. EFE

Energía

La UE reconoce que hay especuladores en el mercado de emisiones: la reforma vuelve a disparar el CO2

Bruselas quiere generar 20.000 millones con las subastas de derechos de emisión para financiar el REPowerEU y reducir el consumo de gas y petróleo.

26 mayo, 2022 03:29

Noticias relacionadas

La Comisión Europea quiere que la independencia energética se financie mediante la incorporación de un mayor número de certificados de CO2 en el mercado. También se propone una serie de medidas anti especulación, lo que confirma lo que el sector industrial y gobiernos como España, llevaban denunciando desde hace meses: los especuladores estaban disparando los precios.

El mercado europeo de CO2 ha dado un giro de 180 grados en los últimos dos años, desde un irrisorio precio de 15 euros la tonelada hasta los casi 100 euros que rozó a primeros de 2022. Este 'rally' ha generado mucha preocupación. Sobre todo en algunos países muy dependientes del carbón, como Polonia, que amenazaron incluso con salirse al ver como sus costes se multiplicaban por seis en muy poco tiempo.

Y no solo preocupa a la industria, también tiene una consecuencia directa en el mercado de la electricidad. Junto con el precio del gas, el CO2 también hace subir el precio de la luz. 

Más 'papeles' en circulación

"La Comisión Europea está debatiendo la reforma del mercado de CO2 en tres aspectos: evitar la especulación prohibiendo a las entidades financieras que comercien con derechos de emisión, cambiar las normas de la reserva de estabilidad de mercado (MSR en inglés) y subastar derechos de emisión adicionales para financiar la transición energética", explica a EL ESPAÑOL-Invertia, Ignacio Belenguer, trader de carbono de Vertis, entidad especializada en comercio de emisiones.

"Todos los días hay subastas de derechos de emisión, pero desde que se creó este mercado se han ido retirando derechos que se han almacenado en la reserva de estabilidad de mercado y ahora podrían volverlos a vender", añade. Lo que no se sabe son los plazos para sacarlos a la venta, pero sí cuál es el objetivo.

Bruselas quiere liberar entre 200 y 250 millones de derechos de emisión de la reserva. Los ingresos generados contribuirían a una cartera de 225.000 millones de euros dedicada a financiar las medidas propuestas en el marco del plan REPowerEU. Se espera que de ahí, 11.500 millones se utilicen como inversiones en infraestructuras de petróleo y gas fósil. Una decisión que chocaría frontalmente con las organizaciones ambientalistas. 

"Es difícil que llueva a gusto de todos, por eso la Comisión Europea está debatiendo cómo subastar derechos adicionales de manera equilibrada para conseguir una mayor recaudación para sus políticas verdes sin ahogar a la industria", añade Belenguer.

Menos especulación

Ya contó este diario que algunos fondos, como el Energy Transition de BNP Paribas, habían conseguido ganancias de más del 100% comprando derechos de emisión en el mercado de CO2. Y ahora, la reforma de este mercado quiere acabar con los inversores financieros en un mercado en el que deberían participar solo aquellos sectores que no pueden superar un límite de emisiones. Es decir, grandes industrias, cogeneración, aerolíneas y centrales eléctricas emisoras.

La discusión se centra ahora en que si hay más 'papelitos' en circulación y las entidades financieras no pueden participar en este mercado, podría haber una caída en los precios, lo que chocaría con el objetivo para el que se creó el ETS (Emissions Trading System) EU: que los sectores contaminantes busquen alternativas más limpias. 

Sin embargo, según Vertis, los analistas están de acuerdo en que la venta masiva de una parte de los derechos depositados en la MSR no debilitaría significativamente el precio a largo plazo, y la perspectiva a largo plazo sigue siendo alcista. Sin embargo, la propuesta anti especulación tendría un mayor impacto a largo plazo, en caso de que se apruebe.

Por el momento, esta propuesta de dotar "un componente institucional al mercado de CO2 no les ha gustado a los inversores financieros", explica por su parte la consultora Antuko.

Aún así, después de unas semanas estancados por debajo los 80 euros/Tn, su cotización ha comenzado a remontar, y se espera que "la caída de la generación nuclear en Francia, que EDF tiene previsto ir reduciendo por problemas en sus centrales, empuje también el precio al alza", concluye la consultora Antuko.