María Jesús Montero, ministra de Hacienda y Función Pública, tras el Consejo de Ministros del pasado martes.

María Jesús Montero, ministra de Hacienda y Función Pública, tras el Consejo de Ministros del pasado martes. Europa Press.

Empleo

Los altos funcionarios exigen que se mantenga el sistema de oposiciones y que haya becas para los aspirantes

Fedeca admite que los años que se necesitan para preparar las pruebas pueden generar "cierto sesgo económico o sociológico" entre los aspirantes. 

26 mayo, 2022 03:30

Noticias relacionadas

La reforma del sistema de oposiciones está en stand by. La modificación del modelo, cuyas principales características anunció Miquel Iceta cuando fue ministro de Función Pública en 2021, lleva congelada desde que la gestión del empleo público quedó en manos de María Jesús Montero. Sin embargo, la preocupación de los funcionarios sobre cómo serán las pruebas de acceso sigue muy viva. 

La Federación de Asociaciones de Cuerpos Superiores de la Administración Civil del Estado (Fedeca) ha expresado su preocupación por los "cambios radicales" que estaría preparando el Gobierno. Fuentes de este colectivo consideran que se pueden aportar avances a cómo se accede al empleo pero sin romper lo que funciona

En este sentido, reclaman que no se "menosprecien los requerimientos memorísticos" que priman en las oposiciones. "Es un sistema que ha demostrado cumplir con los principios de igualdad, mérito y capacidad". Además, tiene una "amplia aceptación y legitimación social". 

En este caso, los altos funcionarios reclaman complementar la parte teórico-memorística "con la parte práctica, teniendo muy en cuenta aspectos como la expresión oral, capacidades digitales, idiomas o la capacidad de aplicar conocimientos a casos reales". 

Por otro lado, admiten que "preparar una oposición de cuerpo superior requiere muchos años. Ello puede generar ciertos sesgos económicos, sociológicos e, incluso, territoriales", admiten desde Fedeca.

Becas

Por ello, consideran que se tiene que crear un sistema de becas para cubrir a los opositores que requieran años de preparación para prepararse las pruebas de acceso a las plazas. Un sistema que permitiría "ayudar en el acceso y no bajar las exigencias". 

Pero se desconoce cuál será la intención del Ministerio de Hacienda y Función Pública. "No hemos tenido interlocución" desde que estas competencias están en manos del equipo de María Jesús Montero.

Y ello pese a las varias cartas que se han enviado al departamento y otras fórmulas de contacto. "No hemos tenido ninguna respuesta".