El presidente de Rusia, Vladimir Putin, con el presidente de China, Xi Jinping.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, con el presidente de China, Xi Jinping. Invertia

Energía

China en conversaciones con Rusia para comprar petróleo para reservas estratégicas

Las negociaciones no están cerradas pero el gigante asiático está aprovechando el desplome del precio del crudo ruso para comprar barato. 

19 mayo, 2022 19:57

Noticias relacionadas

China está tratando de reponer sus reservas estratégicas de crudo con petróleo ruso barato, una señal de que Pekín está fortaleciendo sus lazos energéticos con Moscú justo cuando Europa trabaja para prohibir las importaciones debido a la guerra en Ucrania.

Pekín está en conversaciones con Moscú para comprar suministros adicionales, según publica Bloomberg. El crudo se usaría para llenar las reservas estratégicas de petróleo de China y se están llevando a cabo conversaciones a nivel gubernamental con poca participación directa de las compañías petroleras.

El petróleo se ha recuperado este año tras la invasión de Rusia a su vecino más pequeño, pero el precio de su propio crudo se ha desplomado a medida que los compradores se alejan para evitar dañar su reputación o verse envueltos en sanciones financieras. Eso brindó una oportunidad para que China reponga de manera económica sus vastas reservas estratégicas, que generalmente se aprovechan en tiempos de emergencia o interrupciones repentinas.

Los detalles sobre los volúmenes o los términos de un posible acuerdo aún no se han decidido y no hay garantía de que se concluya un acuerdo.

EEUU y Reino Unido se han comprometido a prohibir las importaciones de petróleo ruso y la Unión Europea está discutiendo pasos similares, pero el crudo del productor de la OPEP+ todavía fluye hacia compradores dispuestos, incluidos India y China. Para las naciones asiáticas, el petróleo con grandes descuentos es una oportunidad demasiado buena para dejarla pasar, parte de la razón por la cual China ha seguido recibiendo cargamentos provenientes de Irán y Venezuela.

Las refinerías en China han estado comprando discretamente crudo ruso desde la invasión, incluso cuando el resurgimiento de la Covid-19 reduce el consumo en el mayor importador de crudo del mundo. La demanda aparente de petróleo el mes pasado se desplomó un 6,7% interanual debido a que los estrictos cierres confinaron a millones de personas en sus hogares. El brote ha limitado nuevas ganancias en los precios del petróleo, aunque el Brent sigue subiendo más del 40% este año.

China no revela públicamente el tamaño de sus inventarios de crudo, pero varias empresas usan herramientas como satélites para estimar los suministros. Algunos pronostican que la nación tiene la capacidad de almacenar más de mil millones de barriles de reservas comerciales y estratégicas combinadas. Las estimaciones de terceros también indican que los suministros han aumentado recientemente debido al brote de Covid-19.

“Todavía hay espacio para reponer las existencias y sería una buena oportunidad para que lo hicieran, si pueden obtenerse en términos comercialmente atractivos”, dijo Jane Xie, analista senior de petróleo en la firma de análisis y datos Kpler.

Tocando Reservas

Kpler estima que las reservas generales están en 926,1 millones de barriles, frente a los 869 millones de barriles de mediados de marzo, pero aún un 6% por debajo del récord de septiembre de 2020. En comparación, la Reserva Estratégica de Petróleo de EEUU tiene una capacidad de 714 millones de barriles. Actualmente tiene alrededor de 538 millones de barriles.

China vendió crudo de sus reservas estratégicas el año pasado en un movimiento histórico para tratar de controlar los precios del petróleo, que se habían disparado a medida que las principales economías se recuperaban de la pandemia. La acción tuvo poco impacto duradero, solo agotó las reservas y aumentó la posibilidad de que China necesitara reabastecerse a precios más altos.

No mucho después de las ventas, EEUU nombró a China, junto con otros importantes consumidores asiáticos de petróleo, incluidos India y Japón, como participantes en una liberación coordinada de reservas estratégicas. No está claro si China aprovechó sus reservas de emergencia como parte de esta iniciativa liderada por Estados Unidos.

Guerra Rusia -Ucrania