Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, y  Antonio Costa, primer ministro de Portugal, durante el Consejo Europeo extraordinario del 24 de febrero por el conflicto en Ucrania.

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, y Antonio Costa, primer ministro de Portugal, durante el Consejo Europeo extraordinario del 24 de febrero por el conflicto en Ucrania. Mario Salerno EU Council / dpa

Energía

Bruselas da luz verde pero solo provisional a poner un precio máximo al gas en España y Portugal

El Ejecutivo comunitario avisa de que aún quedan detalles por pulir, pero acepta que el límite se apruebe ya por las "circunstancias excepcionales".

9 mayo, 2022 16:36
Laura Ojea Juan Sanhermelando Eduardo Ortega Socorro

Noticias relacionadas

La Comisión Europea ha dado este lunes el visto bueno provisional a la propuesta ibérica para poner un techo máximo al precio del gas con el fin de rebajar la factura de la luz. El Ejecutivo comunitario avisa de que todavía quedan detalles técnicos por pulir antes de poder adoptar una "decisión jurídicamente sólida", pero acepta que España y Portugal no esperen y pongan en marcha el mecanismo de forma inmediata por las "circunstancias muy excepcionales" de la guerra en Ucrania y su impacto en la escalada de los precios de la energía.

De hecho, el primer ministro portugués, António Costa, ha anunciado que la intención inicial era aprobar la "excepción ibérica" este mismo martes en sendos Consejos de Ministros simultáneos en Madrid y Lisboa. Sin embargo, el Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico todavía no lo da por seguro. "Seguimos trabajando para poder llevarlo este martes al Consejo de Ministros o lo antes posible", aseguran fuentes del departamento que dirige Teresa Ribera. 

En Bruselas ha causado sorpresa el anuncio por parte del primer ministro portugués que el acuerdo con el Ejecutivo comunitario estaba ya totalmente finalizado. De hecho, el Ejecutivo comunitario ha tardado más de tres horas en reaccionar tras las palabras de Costa en Estrasburgo, donde ha asistido a la celebración del Día de Europa

Viernes

El departamento de Competencia que dirige la liberal danesa Margrethe Vestager confirma que el pasado viernes recibió un borrador técnico elaborado por España y Portugal que concretaba "un gran número de detalles" del acuerdo político alcanzado el pasado 26 de abril, y que ya ha hecho llegar a ambos países su "evaluación preliminar". Un dictamen que según lo desvelado por Costa sería positivo.

Sin embargo, el Ejecutivo comunitario avisa de que "todavía falta alguna información" que Madrid y Lisboa deben enviar en la "notificación formal" del mecanismo, que "se espera en breve". Pero no aclara cuáles son los detalles pendientes de cerrar.

"El principal objetivo de la Comisión es adoptar una decisión jurídicamente sólida lo antes posible, garantizando que las medidas reduzcan los precios del mercado eléctrico para las empresas y consumidores y no afecten a las condiciones de comercio de una forma que sea contraria al interés común", ha explicado una portavoz.

Pese a que esta decision jurídica de la UE todavía no se ha adoptado, Bruselas es consciente de que España y Portugal tienen previsto aprobar "muy pronto" la legislación para poner en práctica su plan y no expresa ninguna oposición. "La Comisión toma nota de las circunstancias muy excepcionales que justifican la adopción del mecanismo, incluido su diseño específico y el tiempo limitado de aplicación", afirma la portavoz.

"El objetivo de la legislación es permitir que España y Portugal tomen medidas proporcionadas y temporales para hacer frente a los niveles de precios de la electricidad excepcionalmente altos, manteniendo los incentivos para la transición energética sostenible y preservando la integridad y los beneficios del mercado único, sin restricciones a los flujos transfronterizos", ha subrayado la portavoz.

Desde el ministerio de Transición Ecológica señalan que se trata del "procedimiento habitual". "Esta es la carta de conformidad, una especie de preautorización siempre que la propuesta legislativa que elaboren tanto España como Portugal no se desvíe de lo presentado hasta ahora", explican fuentes del departamento de la vicepresidenta Ribera.

Topar el gas

El acuerdo que alcanzaron el pasado 26 de abril España y Portugal con la Comisión Europea para poner tope al precio del gas en el mercado mayorista de electricidad de la Península Ibérica estaba pendiente de recibir luz verde definitiva de las autoridades comunitarias.

Ahora solo está pendiente la aprobación por parte del Consejo Ministros para que entre en vigor cuanto antes, con el fin de que tenga impacto en la factura de este mismo mes de mayo.

España y Portugal enviaron a finales de la pasada semana su propuesta conjunta a la Comisión Europea, tras semanas arduas de negociaciones técnicas.

Con arreglo al acuerdo alcanzado con el Ejecutivo comunitario, el precio de referencia del gas se fijará, en un primer momento, en torno a 40 euros/MWh y marcará un precio medio de 50 euros/MWh a lo largo de los 12 meses que esté en vigor.

Este acuerdo, alineado con la decisión del Consejo Europeo del 24 y 25 de marzo, permitirá poner así en marcha un mecanismo temporal, la denominada 'excepción ibérica', y dar cobertura hasta el final del próximo invierno.

Además, todos los consumidores se verán beneficiados por este mecanismo de manera inmediata, especialmente los que están indexados al mercado diario (spot), los de la tarifa regulada, el denominado PVPC.

Un 30% de rebaja

La vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, estimó en "alrededor de un 30%" la rebaja en la factura de la luz que puede representar este tope al precio del gas natural.

La propuesta inicial presentada por España y Portugal aspiraba a limitar a 30 euros/MWh el precio máximo del gas natural para la generación de electricidad - mediante ciclos combinados y cogeneración., con el objetivo de abaratar la factura de la luz. Finalmente esa cantidad se vio elevada hasta estos 50 euros/MWh, aunque prolongando la aplicación de la medida en el tiempo.

La denominada 'excepción ibérica', desde que fue remitida a Bruselas, ha contado con un fuerte rechazo por parte del sector eléctrico. De hecho, los operadores de los mercados eléctricos de España y Portugal advirtieron de los "importantes y relevantes impactos" que esta 'excepción ibérica' puede ocasionar en los mercados a plazos de derivados ya contratados.

Por otro lado, tampoco está claro cómo se va aplicar el 'tope' del gas. El compromiso del Gobierno es que compensará a las empresas gasísticas (que han comprado el gas a precios más elevados que el tope de 50 euros/MWh). 

Por lo pronto, se ignora cómo se ejecutarán estas compensaciones. Solo se sabe, porque lo ha dicho la propia vicepresidenta Ribera, que serán abonadas por los consumidores