La vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, durante la rueda de prensa de este martes

La vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, durante la rueda de prensa de este martes Moncloa

Energía

Ribera prepara otra subasta de renovables para dentro de dos o tres meses, similar a la del mes de octubre

El Ministerio para la Transición Ecológica quiere mejorar las condiciones para que puedan concursar proyectos locales de generación distribuida.

6 noviembre, 2021 05:30

Noticias relacionadas

El Gobierno ya calienta motores para la próxima subasta de renovables, que podría convocarse en unos dos o tres meses. Eso es lo que ha anunciado el consejero de Urbanismo y Equipamientos de Zaragoza, Víctor Serrano, tras mantener una reunión con la secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen

En el Ministerio para la Transición Ecológica "estaban muy interesados por saber qué problemas habíamos tenido a la hora de pujar por 5 MW para poner en marcha un proyecto instalación solar fotovoltaica en las cubiertas del Cementerio de Torrero de cara a las próximas que podrían ser en dos o tres meses, para favorecer que participen el mayor número de ayuntamientos posible", ha explicado en rueda de prensa.

"Es cierto que no resultamos adjudicatarios pero es una fórmula de éxito que esperamos que imiten en otras ciudades", admite. De hecho, el Gobierno quería conocer "cuáles han sido las dificultades a las que nos hemos enfrentado para presentarnos y así mejorar el texto para las próximas subastas".

300 MW para distribuidos

En la Resolución de 8 de septiembre de 2021 para la convocatoria de la segunda subasta, se reservó 300 MW a tecnología fotovoltaica para instalaciones de generación distribuida con carácter local. Las condiciones eran muy exigentes y solo se adjudicaron 5,75 MW. Un proyecto relativamente grande, de 3.250 kW, presentado por Lacksalt Asset Management, y otros tres de 750 kW, 875 kW y 875 kW de la misma compañía, Enerland Generación Solar. 

Las instalaciones adjudicatarias de esta reserva tenían que estar conectadas a la red de distribución a una tensión igual o inferior a 45 kV y contar con una potencia instalada igual o inferior a 5 MW, según el BOE. 

Pero también las instalaciones adjudicatarias de esta reserva tenían que fomentar la proximidad a centros de consumo. Lo más complicado era el requisito del propietario. El titular de la instalación solo podía ser una cooperativa de carácter local, "que tenga al menos diez cooperativistas", y con domicilio fiscal situado en municipios a una distancia inferior a 30 km de la instalación.

También podía ser una administración o entidad pública local cuando la instalación se sitúe en el territorio de su competencia o una sociedad de capital, en la que al menos el 25% del capital social o el 25% de la financiación necesaria, sea de a menos cuatro participantes de carácter local. 

Las exigencias no acababan ahí, como no poder presentar proyectos resultado de una división artificial de una instalación de potencia superior o encontrarse a menos de 500 metros de otra ganadora de la subasta y que perteneciese a la misma propiedad.

Los 5 MW de Zaragoza

El Ayuntamiento de Zaragoza ya ha dicho que no se rinde. Volverá a concursar en la próxima subasta, "fuimos el único ayuntamiento en concursar en octubre y además con el tope máximo, con 5 MW". Pero mientras tanto va a crear una sociedad público privada para impulsar generación de energía fotovoltaica, para autoconsumo de los propios equipamientos e instalaciones municipales y para vender.

Para ello, ha lanzado un concurso público para crear esa sociedad que "tendrá como criterios fundamentales la transparencia, la libre concurrencia y, sobre todo, el aval de que esa sociedad genere energía verde pero también ingresos y sea autosuficiente, que no tengan que financiarla los ciudadanos", ha dicho el concejal Víctor Serrano.

"Nuestro proyecto es pionero en materia de energía con las políticas que quiere impulsar el Gobierno de España, aportaremos electricidad limpia a la red española, abarataremos el recibo de la luz, autoconsumiremos de equipamientos municipales, y crearemos comunidades energéticas locales para familias vulnerables". Y todo esto, ha puntualizado, "se va a hacer sin ir contra el bolsillo de los zaragozanos".