Las eléctricas ocultan tras su enfado con el Gobierno el escaso interés por la subasta de renovables

Las eléctricas ocultan tras su enfado con el Gobierno el escaso interés por la subasta de renovables

Energía

Los 6 motivos por los que las eléctricas han plantado al Gobierno en la subasta de renovables

No solo no han acudido Endesa ni Iberdrola, tampoco otros grandes 'players' como Acciona o Greenalia, pero por diferentes razones. 

20 octubre, 2021 01:29

Noticias relacionadas

En la segunda subasta de renovable Capital Energy se ha vuelto a erigir como el ganador indiscutible. Tras arrasar con sus 1.550 MW, (1.540 MW eólicos y 8 MW solares), le ha seguido Forestalia, Naturgy y Repsol. Entre las dos primeras copan casi el 75% del total subastado, aunque no se ha completado el cupo, quedando el 5% de lo subastado desierto, y además, la eólica ha superado a la fotovoltaica en capacidad vencedora (2.258 MW y 866 MW respectivamente).

Las grandes eléctricas, Endesa e Iberdrola, junto con Acciona, y otras tradicionales del sector, como Greenalia, han declinado participar. Las primeras han mostrado su enfado por la incertidumbre regulatoria creada por el Gobierno al reducirles su retribución, pero no son las únicas razones. 

"Aunque el resultado por precio ha sido positivo, de media 30 euros/MWh, las condiciones de esta subasta eran más exigentes que las de enero pasado", explica a EL ESPAÑOL-Invertia Yann DumontCEO de la consultora de energía renovable Reolum Renewable Research.

"El desarrollo de los parques es más lento de lo deseable, se han separado las tecnologías, hay mucho volumen subastado y, después de conocer que se ha quedado un 5% sin asignar, también menos ofertas", continúa Dumont. Y a esta combinación hay que añadir que "los cambios regulatorios constantes no permiten a las empresas estar en todo y la carga financiera de avales para todo empieza a ser mucha".

Difícil de cumplir

Otras fuentes del sector aseguran que las empresas que no han acudido lo han hecho por razones de estrategia empresarial. "Si los precios han resultado algo superiores, que era lo que se esperaba, pese a todo, hay a quienes no les salen los números", señalan.

"No solo son los plazos para poner en marcha los parques renovables, que son mucho más reducidos respecto a los de enero pasado y que te obliga a tener muy adelantada la tramitación administrativa, sino que se pueden perder los avales, ya millonarios, si no se cumplen los hitos", apuntan. 

"La razón económica y tu estrategia como empresa, es decir, cuáles son tus prioridades de gestión de cartera, pesan más que una 'pataleta' puntual para presionar al Gobierno de turno", concluyen. 

30,56 euros/MWh

Según fuentes del Ministerio para la Transición Ecológica, se han adjudicado 3.123 MW de potencia, un 95% de la potencia subastada, a un precio medio de 30,56 €/MWh. "Es el 15% del marcado por el mercado mayorista de la electricidad y un 60% inferior a la cotización media de los futuros de los próximos cinco años", apuntan.

La subasta se ha repartido en cupos de potencia y se ha producido un trasvase entre ellos, de modo que la eólica se ha adjudicado 2.258 MW y la fotovoltaica 866 MW. Los resultados de esta subasta, unidos a la de 26 de enero de 2021, suman un total de 2.902 MW asignados a la fotovoltaica y 3.256 MW a la eólica.

Con una primera estimación, la ejecución de las instalaciones adjudicadas en esta subasta canalizará una inversión de unos 3.000 millones de euros y creará más de 30.000 empleos, muchos de ámbito local.

La vicepresidenta tercera y ministra del ramo, Teresa Ribera, destaca que la puja “se ha planteado en un momento especialmente delicado, especialmente complejo y turbulento, en el panorama energético europeo”.

Ribera considera “razonable” el leve incremento de precio sobre la primera subasta por la tensión inflacionista actual en los bienes de equipo y las materias primas, y llama la atención sobre el apetito de los participantes: “el país sigue generando un enorme atractivo para desarrolladores de plantas renovables”.