Asturias

Asturias se convierte en la cuna de la democratización del pago en los puntos de recarga del coche eléctrico

Un proyecto piloto del gobierno regional lleva el 'contactless' a los puntos de recarga. El usuario ya no tiene por qué tener cuenta con un proveedor.

12 enero, 2022 01:40

Noticias relacionadas

Pagar por recargar un vehículo eléctrico en uno de los puntos que van floreciendo en nuestras ciudades exige hasta ahora un 'matrimonio' con alguno de los proveedores actuales mediante cuentas para facilitar los abonos.

Tener que estar ligado a uno de estos proveedores, ya se sabe, significa muchas otras cosas, aunque también puede tener sus ventajas, como la personalización de tarifas, por ejemplo.

El caso es que uno de los retos que tiene por delante el sector es que las electrolineras puedan funcionar, en lo que a pagar se refiere, como una gasolinera. Es decir, que un usuario cualquiera pueda llegar, recargar y pagar con su tarjeta o con su móvil o incluso con su reloj inteligente gracias a la tecnología contactless.

Pues bien, esta especie de democratización del pago para la recarga del coche eléctrico, va a empezar en Asturias, donde ha arrancado un proyecto piloto encaminado a facilitar los abonos.

Se trata, además, de un proyecto que cuenta con el impulso de la administración pública. Y es que el gobierno del Principado, a través de la Fundación Asturiana de la Energía (Faen), es el que lidera el plan junto con la compañía EDP y la empresa gijonesa Efibat.

Se trata, dicen sus promotores, de "un proyecto piloto a nivel nacional para promover la movilidad eléctrica que permitirá instalar los cinco primeros puntos de recarga del país que serán de acceso público para vehículos eléctricos y en los que se podrá realizar el pago por medio de tarjeta bancaria o del teléfono móvil".

La incorporación del sistema contactless, o pago sin contacto, representa una innovación "especialmente relevante en el ámbito de la movilidad eléctrica, porque dada la variedad de operadores de puntos de recarga, los conductores se ven obligados a contar con diferentes medios de abono o cuentas de usuario en las aplicaciones móviles de cada proveedor", explican.

Proyección internacional

Esta actuación se enmarca en un proyecto más amplio en el que participan el Gobierno de Asturias y un grupo de empresas formado por MasterCard, Banco Sabadell, EDP y Efibat para la puesta marcha de un gran corredor eléctrico en España, Portugal y Francia con la instalación de hasta un millar de puntos de recarga para este tipo de vehículos.

Con esta iniciativa, el Principado será la primera comunidad que cuente con los nuevos equipos de recarga con tecnología contactless.

El consejero de Industria, Empleo y Promoción Económica, Enrique Fernández, en calidad de presidente del patronato de la Fundación Faen, ha suscrito el convenio para desarrollar este proyecto, junto con Javier Martínez, director de Movilidad Eléctrica de EDP, y Cipriano Fernández, administrador único de Efibat.

La iniciativa surgió de la mesa regional para el fomento de la movilidad eléctrica en Asturias y vinculada a la Estrategia de Transición Energética Justa.

Al amparo del convenio, Faen aportará 30.000 euros para la instalación de los puntos de recarga y para obtener información detallada del uso de las infraestructuras, lo que permitirá adecuar y mejorar la experiencia de los usuarios.

Durante la firma, Fernández ha destacado que el proyecto es fruto de la colaboración público-privada y representa una iniciativa singular dentro de la estrategia del ejecutivo regional para promover la movilidad eléctrica y sostenible. Ha resaltado, además, la fortaleza de socios como EDP, como operador y gestor de los puntos de recarga, y de la empresa Efibat, que se encargará de la fabricación de las infraestructuras.

"Estamos ante un proyecto piloto que favorece la sostenibilidad energética al introducir una movilidad basada en fuentes renovables y no fósiles. Implica también sostenibilidad medioambiental y económica, ya que genera actividad y empleo, teniendo en cuenta que se enmarca en una iniciativa más amplia que se desarrollará a nivel internacional", ha asegurado el consejero.

"Nuestro objetivo es seguir en esta línea de colaboración entre empresas y administraciones que tan buenos resultados está dando y que pretendemos intensificar, favoreciendo el cumplimiento de los objetivos de progresiva descarbonización de la economía en el proceso de transición energética justa, e impulsando, al mismo tiempo, la cadena de valor y la actividad productiva de empresas asturianas como proveedores de equipos y tecnologías asociadas a la movilidad sostenible", ha añadido.

Inclusión digital de rentas bajas

El emprendido en torno al coche eléctrico no es el único proyecto pionero impulsado desde el gobierno asturiano. Para comprender todo tipo de tecnologías es necesaria una alfabetización digital que, en muchos casos, tiene aún mucho camino que recorrer.

Por eso, el ejecutivo regional ha decidido poner en marcha a principios de este año un proyecto pionero en inclusión digital para perceptores de rentas mínimas que contará con una financiación de 7,3 millones de fondos europeos.

La Consejería de Derechos Sociales y Bienestar y el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones han suscrito un convenio para la ejecución del programa piloto Conect-AS.

Se trata de itinerarios de inclusión social digital en el Principado de Asturias, enmarcado en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, y diseñado para reducir la brecha digital que sufren las personas en riesgo de pobreza que perciben rentas como el ingreso mínimo vital o el salario social básico.

El proyecto, que prevé llegar a 3.000 beneficiarios, plantea cuatro líneas de actuación esenciales: un itinerario formativo adaptado e individualizado para facilitar la adquisición de habilidades básicas para la inclusión digital; el Bono Conect-AS para la inclusión social digital, es decir, la concesión de ayudas a las personas participantes para la adquisición de un equipo portátil y conexión a internet durante un año; el despliegue de una red de apoyo en centros de dinamización tecnológica local y equipamientos similares; y la mejora de la accesibilidad a las principales prestaciones sociales (estatales, autonómicas y locales) a través de medios telemáticos.

La selección de los participantes se llevará a cabo en la primera mitad del año y los itinerarios formativos comenzarán en septiembre en todos los concejos. Este proyecto se llevó a cabo como experiencia piloto en Parres y ahora se amplía ahora a todo el territorio.