Alicante

Si con las crisis llegan las oportunidades, como han recordado en el debate sobre la situación de la sanidad en Alicante tras la irrupción de la Covid-19, la pandemia ha servido para romper "el gran tabú de la sanidad pública y privada". Este ha sido uno de los ejes de este encuentro del Foro Económico de El Español de Alicante que ha reunido a los representantes de los grupos hospitalarios IMED, Quirónsalud y HLA con el presidente del colegio de médicos de Alicante.

Noticias relacionadas

En una animada conferencia, han planteado los tres retos que tienen que afrontar el sector sanitario: la digitalización, la falta de personal especializado y la mencionada colaboración en el ámbito público y privado. Y esto último es un apartado en el que los diferentes ponentes han coincidido en la importancia de mantenerla. 

Alfonso Pérez, director médico y de planificación asistencial de IMED Hospitales, ha señalado precisamente la superación de ese gran tabú "porque se trabajó y no había problemas de comunicación, integración y gestión". Frente a esos resultados, Concha Giner, directora médica de la Clínica HLA Vistahermosa, ha mostrado su preocupación por lo que sucederá ahora: "El tabú lo hemos saltado, pero permanecerá. ¿Seguirá la colaboración? No lo tengo nada claro".

Amancio Marín, director médico de QuirónSalud Torrevieja, ha apuntado un concepto en el que también han coincidido los demás ponentes. "Es un debate más político que público. El objetivo final es la buena asistencia. Esto ha ocurrido en la pandemia. Y esa colaboración incluso en la industria farmacéutica ha dado un resultado muy eficiente y el modelo no debemos perderlo", ha razonado.

La digitalización

El cómo se abordará la digitalización es una de las cuestiones que se ha encargado de lanzar a la mesa Hermann Schwarz, presidente del Colegio de Médicos de Alicante. ¿Crecerá la telemedicina y cómo la hará la aplicación de las nuevas tecnologías? Schwarz ha recordado que en primaria se ha visto que la atención telefónica se ha traducido en que "nos cuesta más tiempo. Si habláramos por cámaras web, ¿en qué mejoraría?".

Pérez ha afirmado que la apuesta por conseguir diagnósticos apoyados por inteligencia artificial "es una salida importantísima". De hecho, lo considera un cambio de paradigma el que "las máquinas nos echen una mano y más para la inmediatez que requieren los pacientes, porque está más empoderado". Y en ese sentido ha puntualizado que la digitalización se trata de esa inversión, "no es la videollamada, no es bajar los resultados en un correo, aunque eso ayuda".

Amancio Marín se ha mostrado seguro de que "la máquina no va a sustituir al médico porque eso no es posible". E inmediatamente ha recalcado que "es necesaria la incorporación de la tecnología porque este país va a incorporar un gran número de pacientes". Ante ese cambio provocado por pirámide de edad, donde los mayores tienen un mayor peso, ha señalado que herramientas como la inteligencia artificial permitirán ser "más eficiente porque tendrás un trabajo previo".