El lazo independentista colocado en el monumento 'Braços i Reims' de L'Ametlla de Mar (Tarragona).

El lazo independentista colocado en el monumento 'Braços i Reims' de L'Ametlla de Mar (Tarragona). EFE

Tribunales DESAFÍO SECESIONISTA

Así se ensañaron los policías de L'Ametlla contra quienes pintaron de rojo un lazo amarillo

La Fiscalía de Cataluña rechaza continuar investigando  por un presunto delito de odio ideológico a los policías de L'Ametlla de Mar (Tarragona) que multaron a ocho personas por daños en el mobiliario urbano tras pintar de rojo un lazo amarillo instalado en la rotonda de entrada al pueblo. También contra el alcalde de dicho municipio, Jordi Gaseni, que poco después de la actuación de la policía llamó en Twitter a los multados "bichos y sucios". 

Sin embargo, el Ministerio Público considera que los policías fueron incorrectos e imparciales y cayeron en una "preocupante desatención de su deber de objetividad e imparcialidad" al multar a dichas personas por un delito que no existió y atribuir la infracción a todos cuando sólo uno pudo pintarlo. 

El relato de los hechos

Madrugada del 25 de agosto. Un grupo de 14 personas se encuentran en la rotonda de la localidad marinera de L'Ametlla de Mar (Tarragona), donde días atrás se había colocado una estructura metálica con forma de lazo de color amarillo. Un símbolo independentista que se repite en todos los rincones de Cataluña.

Uno de los presentes, no se sabe exactamente quién, utiliza un spray color rojo para pintar parte de dicho lazo y convertirlo en una bandera española. Funcionarios de los Mossos d'Esquadra se acercan al lugar al comprobar que dos vehículos están aparcados en uno de los carriles de la vía junto a la rotonda. Como ese estacionamiento era irregular, los agentes solicitan la presencia de la Policía Local que tiene la competencia en materia de seguridad. De pronto aparecen seis agentes de la autoridad. El teniente fiscal de la Fiscalía Superior de Cataluña, Pedro Ariche, considera "excesiva la presencia en el lugar de hasta seis agentes de la autoridad para sancionar administrativamente tan nimia conducta", pero la apertura de dos boletines de denuncia por estacionamiento indebido se ajusta a Derecho y la Fiscalía "nada tiene que objetar".

El problema, y la "preocupante desatención de su deber de objetividad e imparcialidad" por parte de los policías locales viene después, cuando los agentes confeccionan ocho boletines de denuncia -uno por cada persona identificada- por presuntas infracciones a Ley de Seguridad Ciudadana (Ley Mordaza) por presuntos daños al mobiliario urbano que en realidad no se dieron y les atribuyen también haber pintado dicho lazo y la estructura de la escultura días antes sin tener ninguna prueba para asegurarlo. 

La Fiscalía pide a los Mossos que expliquen por qué identifican a los activistas que retiran lazos amarillos

El lazo no es "bien de uso público"

La Policía Local consideró que la actuación de quienes se encontraban en aquella rotonda quebró la mencionada ley, provocando "deslucimiento de bienes públicos". Así lo reflejaron en la minuta que enviaron al jefe de Servicio de la Administración de la Región Policial de Tierras del Ebro: "Preguntados por el motivo de parar los vehículos en plena rotonda, el señor A.E (el periodista Arcadi Espada) manifiesta que estaban decorando el lazo amarillo matálico que hay instalado en la rotonda de entrada de la población alegando "así queda más bonito" al observar los agentes que evidentemente han pintado de color rojo, hechos que se han estado produciendo los días anteriores con pintadas de color rojo y amarillo en todas las vallas que delimitan el monumento Braços i Reims, desluciendo los bienes municipales propios del lazo amarillo, sin tener en cuenta que aquéllos son inertes a las tendencias políticas y dejan una burda imagen de una población turística en plena época estival". 

La Fiscalía Superior de Cataluña considera que dicha actuación de los policías locales fue "manifiestamente incorrecta e inadecuada" por distintos motivos: no existen indicios para relacionar a todas las personas con las pintadas de días anteriores ni tan siquiera la de aquella madrugada y el lazo no era un bien de uso público. Por lo tanto, no pudieron quebrantar la Ley de Seguridad Ciudadana y los agentes debían saberlo.

El lazo no era un bien de uso público porque no había ningún acuerdo de la corporación municipal por el que se aprobara la instalación de dicho elemento, no existe presupuesto de ejecución de obra, no consta que dicho elemento fuese instalado por personal de la Corporación municipal ni tampoco consta que se realizase desembolso alguno para retornar el elemento metálico a su estado original, según la información recabada en las diligencias ordenadas por la Fiscalía. 

Archiva las denuncias contra policías y alcalde

Aún así, la Fiscalía ha decidido archivar la denuncia presentada contra los agentes desde la asociación Impulso Ciudadano por considerar que la actuación pudo ser constitutiva de un delito de odio ideológico puesto que "no toda actuación irregular llevada a término por un funcionario público o agente de la autoridad determina necesariamente la presencia de un ilícito penal".

Igualente, el fiscal Ariche también rechaza seguir investigando al alcalde de L'Ametlla, Jordi Gaseni, por presunto delito ideológico. Poco después de actuar sus policías locales publicó en Twitter: "Pillados y denunciados ensuciando mobiliario público urbano por A.E (Arcadi Espada) y siete bichos más en la rotonda de L'Ametlla de Mar. Esta es su manera de hacer. Son unos sucios y lo tenemos ganado". El fiscal considera que le ampara el derecho a la libertad de expresión.