La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha pedido que el Gobierno de España "pilote" la aplicación de la prohibición de fumar si no se puede respetar la distancia de seguridad o el cierre del ocio nocturno, para evitar una "catarata" de normativas autonómicas.

Noticias relacionadas

Así lo ha aseverado este sábado, sin concretar a preguntas de los periodistas cuándo entrarán en vigor en la Comunidad de Madrid las once medidas pactadas el viernes entre el Gobierno y las autonomías. "Estas medidas se tendrán que aplicar a lo largo de los próximos días", ha indicado.

La presidenta madrileña ha hecho su primera aparición institucional tras las vacaciones de verano, en el Patio de Cristales de la Casa de la Villa, donde se ha celebrado uno de los actos conmemorativos de la virgen de La Paloma.

Y ha pedido unificar la normativa para no volver "locos" a los ciudadanos, después de que ayer el Ministerio de Sanidad y las comunidades acordasen por unanimidad cerrar discotecas y bares de copas en todo el territorio nacional, limitar el horario de restaurantes y prohibir fumar en la calle cuando no se pueda respetar la distancia mínima de dos metros.

"Cada comunidad autónoma está luchando sin cuartel para hacerlo lo mejor posible, pero como país necesitamos una única estrategia para reforzar esas medidas, para saber concretar los cierres, el tema de los confinamientos, y también para proteger en este caso a la Comunidad de Madrid", ha aseverado.

Situación en Madrid

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha defendido que la situación del virus en la región está "contenida" pese a que como "era esperable" haya más contagios y brotes, y ha señalado que su Ejecutivo prepara un plan ante el retorno de los madrileños tras las vacaciones.

La jefa del Ejecutivo madrileño ha asegurado que la situación en los hospitales -con 675 hospitalizados y 82 enfermos en la UCI- es de "relativa calma", pero el sistema se "reforzará" ante la vuelta, con más realización de pruebas PCR y la reincorporación al trabajo de los médicos que ahora están de vacaciones. Además, se seguirá adquiriendo material y continuará la construcción del hospital de emergencia de Valdebebas.

Según Ayuso la situación "no va a ser ni mucho menos la que hemos vivido en meses anteriores", pues el contagio es menor y los afectados son más jóvenes y revisten por tanto menos gravedad.

La presidenta regional ha pedido al Gobierno de España ayuda ante la "oleada de regreso" y ha destacado que Madrid es vulnerable porque es una región por la que pasa "casi todo el mundo". "Mientras no lleguemos al confinamiento total Madrid va a tener gran capacidad de recuperación", ha agregado Ayuso, que pide responsabilidad y unión ante una situación de "meses difíciles" y de "gran incertidumbre hacia la economía".

Además, la presidenta madrileña ha reclamado de nuevo PCR en origen y una estrategia común de cara al tráfico aéreo, tras criticar de nuevo las medidas tomadas en el aeropuerto madrileño, que a su juicio convierten Barajas en un "coladero" para el virus.

Cese de Iglesias

Díaz Ayuso ha pedido además al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el cese del vicepresidente Pablo Iglesias por "coherencia" al igual que se expulsó a Mariano Rajoy de La Moncloa por "supuestas imputaciones del PP en dos ayuntamientos".

Así lo ha señalado la dirigente madrileña realizando una petición expresa a Sánchez a la hora de cesar a Iglesias por la imputación de Podemos como persona jurídica en la investigación por la supuesta financiación irregular del partido.

"Expulsaron de Moncloa al Gobierno de Mariano Rajoy por unas supuestas imputaciones del PP en dos ayuntamientos. Teniendo en cuenta que Podemos ha sido imputado, pedimos que cese al vicepresidente", ha reclamado.

De lo contrario, ha dicho que se estaría ante "un gran fraude" y ante "la mayor estafa que se ha vivido en democracia", por lo que ha pedido al presidente que no sea "permisivo" ante esta cuestión.