El presidente de Murcia, Fernando López Miras, en una imagen de archivo.

El presidente de Murcia, Fernando López Miras, en una imagen de archivo. Efe

Política CORONAVIRUS

Cs enmienda la plana al PP en Murcia: los comercios de zonas turísticas podrán abrir el domingo

La consejería dice que “no se ha desdicho" a López Miras y justifica la decisión con que es una "recomendación" del ministerio de Sanidad.

28 marzo, 2020 02:59
Murcia

El presidente de Murcia repite como un mantra que, para evitar más muertes y contagios por el coronavirus, el Gobierno de España debe ampliar las restricciones del decreto de estado de alarma con el cierre de actividades económicas no esenciales como la construcción, los astilleros, la floricultura o las carpinterías. El popular Fernando López Miras se ha eregido como punta de lanza de varías autonomías (Andalucía, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cataluña y Canarias) trasladando ese mensaje al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Sin embargo, Ciudadanos, su socio en el Gobierno de la Región de Murcia, le ha enmendado la plana con una orden que levanta las restricciones fijadas a los establecimientos comerciales de las zonas de gran afluencia turística.

La consejera de Empresa, Industria y portavoz del Gobierno, Ana Martínez Vidal (Ciudadanos), ha relajado las limitaciones horarias de los establecimientos comerciales y ha eliminado su cierre los domingos que su propio departamento había establecido hace solo una semana. Así lo recoge el Boletín Oficial de la Región de Murcia. La decisión va en la línea opuesta del discurso de López Miras, que reclama al Ejecutivo central endurecer las restricciones económicas. Una exigencia que cuenta con el respaldo del presidente del PP, Pablo Casado, así como de los barones autonómicos del partido.

La sucesión de órdenes autonómicas evidencia una aparente descoordinación entre el discurso y los actos del Gobierno de coalición que componen populares y naranjas en Murcia. El 14 de marzo, el Ejecutivo central emitió el real decreto que declaraba el estado de alarma para la gestión de la crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19 y solo podrían abrir negocios imprescindibles para el abastecimiento de la población: comercios minoristas de alimentación, bebidas y productos de primera necesidad, farmacias, ópticas.

Seis días después, el departamento de la consejera Martínez Vidal emitió una orden todavía más restrictiva fijando “el cierre en domingos y festivos de los establecimientos comerciales incluidos en zonas de gran afluencia turística, así como establecimientos de venta de reducida dimensión que dispongan de una superficie útil para la exposición y venta al público inferior a 300 metros cuadrados, y limitación de horario de los establecimientos comerciales hasta las 20 horas”.

Así son los test rápidos para diagnosticar coronavirus fabricados por Bioeasy.

La empresa china de los test fallidos responde: se excusa y seguirá fabricando para España

Diego Rodríguez Veiga

Bioeasy lanza un comunicado en el que asegura que los test no se realizaron de forma correcta y que, por ello, los resultados no estaban garantizados. 

La consejera también estableció una recomendación horaria que era más dura que la establecida por el Gobierno de España para el listado de actividades que había autorizado a abrir. La orden del 20 de marzo decía que "se establece que el cierre diario de los establecimientos comerciales que tengan permitida su apertura conforme al Real Decreto que regula el estado de alarma, sea hasta las 20 horas, recomendando el cierre hasta las 19 horas”.

Más contundencia

López Miras reclamó el 22 de marzo medidas más contundentes: “El cese de todas aquellas actividades que no sean esenciales para la subsistencia y el abastecimiento de la población”. En medio de la presión que ejercía el jefe del Ejecutivo murciano al Gobierno central, este miércoles el departamento de la consejera Martínez Vidal se reunió con el órgano consultivo del sector comercial para evaluar las restricciones aplicadas hasta la fecha. Todo, pese a la dureza de las exigencias de López Miras.

“Con fecha 25 de marzo, se reúne el Consejo Asesor Regional de Comercio, en el que los agentes del sector demandan la necesidad de llevar a cabo la revisión de las medidas previamente adoptadas”, tal y como recoge la orden que la Consejería de Empresa ha publicado este viernes relajando las restricciones comerciales. En la práctica, supone que a partir del domingo podrán volver a abrir al público los establecimientos que están incluidos en las zonas de gran afluencia turística y se relajan las medidas con las tiendas de menos de 300 metros cuadrados de superficie para venta y exposición de productos a los clientes.

Además, se podrán abrir aquellos establecimientos incluidos en el listado del decretado de estado de alarma del Gobierno de España: comercios minoristas de alimentación, bebidas y productos de primera necesidad, farmacias u ópticas.

“Dispongo permitir la apertura de los establecimientos excepcionados en el artículo 10.1 del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19, modificado por el Real Decreto 465/2020, de 17 de marzo, sin limitación alguna tanto en las Zonas de Gran Afluencia Turística, como para los establecimientos con una superficie menor de 300 metros cuadrados en toda la Región de Murcia, así como el restablecimiento del horario de apertura habitual”, según anuncia el Boletín Oficial.

“No se ha desdicho al presidente”

Desde el departamento de la consejera de Empresa aseguran que “no se ha desdicho al presidente de Murcia, solo cumplimos con el decreto de estado de alarma”. La decisión de modificar la orden que inicialmente emitió la Consejería el 20 de marzo y que era mucho más restrictiva con la actividad comercial, “se ha producido a raíz de una carta que nos ha enviado el Ministerio de Sanidad en la que se nos recomienda modificarla”, añaden.

Pasadas las ocho de la tarde, la consejera Martínez Vidal publicó en Twitter una carta dirigida al Ministerio de Sanidad en la que anunciaba que su departamento el mismo día que había levantado la restricciones comerciales había exigido al Gobierno de España un endurecimiento para “limitar la apertura los domingos y festivos a los comercios situados en zonas de gran afluencia turística de Murcia. Que el cierre diario de los comercios que tengan permitida su apertura sea hasta las 20 horas”.

Estas idas y venidas por parte del Gobierno regional sobre las actividades económicas que deben bajar la persiana durante la pandemia del Covid-19 han provocado duras críticas desde los sindicatos. Comisiones Obreras y UGT emitieron este viernes un comunicado conjunto en el que calificaron de “temerario” al Ejecutivo autonómico por volver a autorizar la apertura de comercios y la libertad de horarios en las zonas de gran afluencia turística. “Están jugando con las vidas de las personas”, denunciaron Antonio Bolarín (UGT) y Roberto Sánchez (CCOO).

Otros desencuentros PP-Cs

Desde que arrancó la legislatura el Gobierno de coalición de populares y naranjas ha protagonizado encontronazos sonados. Valga como ejemplo de ello la carta abierta que la vicepresidenta del Ejecutivo murciano, Isabel Franco (Cs), le dirigió a su socio y presidente autonómico cuando estalló la crisis ambiental en el Mar Menor. En la misiva le reprochó la mala gestión que el Partido Popular realizó de este espacio protegido cuando gobernaba con mayoría absoluta: “Durante años se han podido acometer medidas que nunca acaban de llegar”.

También hubo tensiones en la negociación de los últimos presupuestos, a cuenta de la aplicación del pin parental. El último episodio se vivió con el pliego de condiciones para sacar a concurso el contrato de la televisión autonómica.

Información sobre el coronavirus: