La portavoz de Cs en el Congreso, Inés Arrimadas, explica su propuesta de gobernabilidad con PSOE, PP y Cs.

La portavoz de Cs en el Congreso, Inés Arrimadas, explica su propuesta de gobernabilidad con PSOE, PP y Cs. Fernando Alvarado EFE

Política INVESTIDURA

Arrimadas: "Hoy es un día para darnos cuenta de que estos no pueden ser interlocutores"

La líder de Cs presenta en un acto con políticos e intelectuales la llamada "vía 221" para una investidura de Sánchez sin Podemos ni separatistas.

Noticias relacionadas

Rodeada de todos los suyos y en una sala llena a rebosar, la líder de Ciudadanos y portavoz en el Congreso, Inés Arrimadas, ha celebrado la puesta de largo de la llamada vía 221. Se trata de la propuesta para que la investidura de Pedro Sánchez, el candidato designado por el Rey, se construya con un pacto de los constitucionalistas: PSOE (120 diputados), PP (89) y Cs (10), además de los dos escaños de Navarra Suma.

La dirigente, muy clara, se ha dirigido directamente al líder socialista: "Cada día pasan cosas que nos recuerdan que es el momento. No podemos dejarlo de lado".

Sobre las sentencias dictadas este jueves por el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE), que reconoce la inmunidad de Oriol Junqueras como eurodiputado, y por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), que condena a Quim Torra, a un año y medio de inhabilitación, Arrimadas ha considerado que se trata de "dos noticias que hacen más necesaria que nunca la vía 221, pero también la acercan". 

"Hoy es un día para darnos cuenta de que estos no pueden ser interlocutores. Necesitamos unirnos para que esa imagen de España se defienda", ha esgrimido. "No sé si los acontecimientos de hoy nos acercan a esta vía, no por los principios de Sánchez, sino por sus ganas de seguir como presidente. Mientras no sea investido, voy a seguir insistiendo en esta vía porque creo que es lo mejor para España".

"Hay alternativa"

La propuesta que hace Cs, en palabras de la propia dirigente, es un gobierno en solitario del PSOE, con el PP y Cs en la oposición, pero con acuerdos de Estado previamente negociados, como, por ejemplo, un pacto nacional por la Educación. "Es lo más inteligente", ha subrayado. 

"Se trata de tener una mayoría estable que se pueda utilizar para cambiar muchas cosas en este país", ha dicho sobre el escenario, acompañada del exdiputado socialista Jesús Cuadrado. En el foso estaba la práctica totalidad de la gestora que ahora dirige Cs. También pesos pesados del partido, como los vicepresidentes de Castilla y León, Francisco Igea, o de Murcia, Isabel Franco. Igualmente se ha dejado ver Francesc de Carreras, fundador del partido, y los diez diputados que conforman el actual grupo de Cs en el Congreso. 

El proyecto que esboza Arrimadas nace de la convicción de que "los que creemos en España, desde diferentes ideologías, debemos ponernos de acuerdo". Porque, según alerta, "si todo sigue así, en 15 años vamos a tener un problema en España que ríete tú del golpe de Estado de 2017", en referencia al 1-O.

"¿Por qué hay que sucumbir a un gobierno de nacionalistas y populistas si hay alternativa?", se ha preguntado. "Sánchez dice que no hay alternativa, y sí que la hay. Si Sánchez quiere abrir esta puerta, la puerta se abre; si Sánchez rectifica, esta vía se abre. Aprendemos de los errores y aislamos los nacionalismos y populismos".

Para Arrimadas, es tiempo de "mojarse". "El bipartidismo ha pensado siempre a corto plazo, y el nacionalismo y el populismo a largo plazo", ha lamentado. En su opinión, ERC y Unidas Podemos son distintas caras de la misma moneda: "Esta vía no es sólo para que ERC no tenga las llaves de España, es para que tampoco las tenga Podemos. Las tesis de ERC las replica perfectamente Podemos". 

"Acuerdo por necesidad"

Aunque Sánchez haya negado por activa y por pasiva que tenga intención de romper su matrimonio con Pablo Iglesias, Ciudadanos continúa insistiendo en que hay plan B posible. Lo ha desvelado la propia Arrimadas: "Ya le dije a Sánchez durante nuestra reunión: tú vas hacer historia, la puedes hacer para mal o para bien. Si abres esta vía, vamos a hacer historia todos para bien", ha comentado entre los aplausos del público asistente. 

Por eso, y pese al panorama actual, los liberales consideran que esta propuesta puede prosperar. "No por convicción de Sánchez, sino por necesidad. Pero quizás de esa necesidad hagamos historia. Hoy, más que ayer, puede ser una realidad", ha indicado.

"Necesitamos moderación, tender puentes, reformar nuestro país pensando en el futuro, garantizar la igualdad y el proyecto común. Y eso sólo lo da la vía de los 221", ha explicado. "Lo importante es que haya un acuerdo parlamentario mayoritario. Y ahí podremos luchar contra el nacionalismo y centrarnos en lo que realmente interesa". 

Sobre todo, porque, a sus ojos, si no sucede "ahora", "va a ser muy difícil que podamos revertir esta degradación del proyecto colectivo. El nacionalismo y el populismo están en su salsa, están creciendo. Igual que en Europa se ha reaccionado y hecho un acuerdo a tres, espero que aquí también", ha sonreído Arrimadas.