Pablo Iglesias, de mitin en Sevilla.

Pablo Iglesias, de mitin en Sevilla. E.E.

Política ELECCIONES 26-M

Iglesias: "Si la CEOE quiere a Cs, hay que decir que con Rivera no, es mejor gobernar que darse golpes de pecho"

El líder de Podemos admite que "tienen razón los compañeros de Andalucía que dicen que gobernar tiene riesgos, pero queremos cambiar la vida de la gente".

Pablo Iglesias ha citado e Engels en su mitin de Sevilla, la primera ocasión en la que pisa Andalucía tras su llamada a la "alerta antifascista" por los resultados del 2-D. Según el líder de Podemos, "el Estado es el instrumento de los débiles" contra los poderosos. "Y mientras haya ex ministros en los consejos de Administración, no podremos tener un gobierno distinto", razón por la que "es necesario gobernar", es decir, entrar en el Ejecutivo del PSOE.

Iglesias ha admitido este sábado ante sus críticos de la federación andaluza que gobernar con el PSOE tiene "riesgos" pero, les ha dicho, hay que asumir las contradicciones: "Nuestro objetivo es cambiar la vida de la gente, no darnos golpes en el pecho".

Pablo Iglesias ha expresado esta idea en Sevilla, en su única visita en campaña electoral a Andalucía, una federación liderada por los Anticapitalistas de Teresa Rodríguez que han expresado su rechazo a la intención de Pablo Iglesias de gobernar en coalición con un partido contra el que, en su opinión, hay que combatir. 

Para el líder de Podemos, la política "no es conciliar intereses, sino representarlos", y por eso, dijo, "Ana Patricia Botín no nos quiere en el Gobierno", porque los empresarios "no nos quieren representando a los que nos necesitan".

'Con Rivera no' fue "un grito hermoso"

"Se ha acabado la época del bipartidismo en la que se asumía que se hacían las cosas sin consultar con nadie y se está abriendo una etapa donde los ciudadanos nos han dicho que nos pongamos de acuerdo", ha destacado Iglesias para después puntualizar que el acuerdo debe de ir de la mano de Unidas Podemos y no de Ciudadanos.

El secretario general de Podemos ha recordado que los votantes del PSOE "gritaban a las puertas de Ferraz que con Rivera no". Un "grito hermoso" porque "demuestra que hay una mayoría social progresista que dice que quiere un Gobierno que sustituya la dinámica de insultos y zancadillas por la cooperación".

Además, ha recalcado que la política tiene que ver "con el peso que tiene" cada partido en el Congreso de los Diputados y Unidas Podemos "cuenta con 3,7 millones de personas". Por eso, ha insistido en que su partido tiene que formar parte del Gobierno de Sánchez en el que hay que "cambiar la vida de la gente". "Y hemos aprendido que se cambia con más facilidad desde el Gobierno", ha añadido.

Sin embargo, Iglesias ha admitido que las propuestas del programa de su formación son "una tarea difícil", pero por la que están "dispuestos a negociar" porque considera que un gobierno democrático es aquel que "apuesta por la justicia social". "Planteamos un programa pensando en los artículos de la Constitución que amparan a la gente", ha añadido.

En su intervención, Iglesias también ha confesado que entrar en el Gobierno "tiene riesgos" porque hay que "cabalgar con las contradicciones" de las empresas o bancos que aconsejan a Sánchez que no pacte con Unidas Podemos. Sin embargo, ha considerado que dichos consejos son porque "verdaderamente se pueden cambiar las cosas desde dentro del Estado".

"Si nosotros no fuéramos capaces de cambiar las cosas desde el Gobierno, por qué la CEOE o Ana Botín -presidenta del Banco Santander- no quieren que Sánchez gobierne con nosotros", ha espetado Iglesias para después asegurar que es porque "saben perfectamente que desde el Gobierno se representan los intereses" de los partidos que lo forman.