Pablo Casdo con la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y la expresidenta Cristina Cifuentes.

Pablo Casdo con la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y la expresidenta Cristina Cifuentes. Efe

Política TERREMOTO EN EL PP

Rajoy envía a Santamaría y Casado al Dos de Mayo y refuerza la tesis de que serán candidatos en Madrid

Ejercerá de anfitrión Ángel Garrido, pero todas las miradas estarán puestas en los populares que suenan con más fuerza para sustituir a Cristina Cifuentes.

La tradicional fiesta del Dos de Mayo en Madrid ya no contará con la presencia de Cristina Cifuentes, la expresidenta de la Comunidad que dimitió el miércoles pasado tras viralizarse un vídeo en el que se le ve robando dos cremas en un supermercado. Será su delfín Ángel Garrido el encargado de presenciar unos actos a los que acudirán la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y el vicesecretario de Comunicación, Pablo Casado, los dos nombres que más suenan para el tándem del Partido Popular a Madrid en las elecciones de 2019.

Desde que estalló el caso del máster de Cifuentes a finales de marzo, la ya expresidenta de Madrid quería aguantar en el cargo al menos hasta la fiesta grande de la Comunidad. Era el día que había elegido para despedirse de los madrileños, pero la filtración del vídeo agotó la paciencia de Mariano Rajoy, que le exigió la dimisión antes de que él fuera al Congreso a defender los Presupuestos Generales del Estado.

Cifuentes optó por dejar la presidencia de la Comunidad y aferrarse a la del Partido Popular de Madrid, un cargo que solo le duró 48 horas más. A la dirección nacional del PP no le gustaba la idea de que la baronesa se aferrara al cargo, como hizo Esperanza Aguirre en su momento, que se apartó en 2012 de la Real Casa de Correos y tres años más tarde exigió al presidente encabezar la lista en el Ayuntamiento.

Rajoy envía a Santamaría y Casado al Dos de Mayo y refuerza la tesis de que serán candidatos en Madrid

Búsqueda a contrarreloj

Con la retirada forzada de Cifuentes, la cúpula del PP busca ahora a contrarreloj a dos candidatos: uno para presidir la Comunidad hasta 2019 y otro para pilotar la gestora que llevará las riendas del partido hasta que se celebre un congreso y se designe un nuevo líder. Para este último puesto suena cada vez más el nombre de Pablo Casado, un perfil que está llamado a encabezar también la lista al Ayuntamiento.

El entorno de Rajoy todavía busca entre los 47 diputados de la bancada azul de la Asamblea de Madrid al candidato idóneo, "limpio", que pueda ser presidente hasta las elecciones generales. Sobre la mesa ya hay varios nombres, entre os que destacan el portavoz del PP en la Asamblea, Enrique Ossorio; los consejeros Carlos Izquierdo y Pedro Rollán y los diputados Alfonso Serrano y Juan Antonio Gómez-Angulo. Aún no hay ningún nombre definitivo.

Los 36 días más largos de Cristina Cifuentes

La candidatura de Santamaría

La vicepresidenta ha aceptado la invitación para asistir a la recepción de la Real Casa de Correos "porque va todos los años", recuerdan. Santamaría es diputada por Madrid y el exministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, la señaló directamente para que la 'número dos' del Ejecutivo se postule ya para ser cabeza de cartel a la Comunidad en las próximas elecciones.

En el Gobierno circunscriben estas declaraciones en la mala relación que mantienen los dos políticos. Sin embargo, la idea de que sea la vicepresidenta la que releve a Cifuentes como cabeza de cartel en 2019 no suena descabellada en gran parte del Partido Popular. De hecho, los que defienden esta candidatura recuerdan que ahora es más necesario que nunca una "candidatura de peso" para no perder el poder. Pablo Casado, que también figura en las quinielas de Madrid desde hace meses, irá a la recepción, como ha ido durante los diez últimos años. Le acompañará el vicesecretario de Política Social, Javier Maroto.