Irene Montero durante su comparecencia de este martes.

Irene Montero durante su comparecencia de este martes. EFE

Política PODEMOS CONTRA LA IGLESIA

Pablo Iglesias redobla su ofensiva contra la misa en TVE y pide retirar bienes al clero

Irene Montero acusa a los obispos de "incitar el odio a los homosexuales" en las eucaristías televisadas. 

Noticias relacionadas

Pablo Iglesias redobla sus ataques a la Iglesia católica. El líder de Podemos insistía este martes en que Televisión Española (TVE) deje de emitir la misa los domingos. Tanto él como la portavoz parlamentaria de Unidos Podemos, Irene Montero, lanzaban duros mensajes contra los obispos. Y lo hacían horas después de presentar en el Congreso una propuesta para reclamar que la Iglesia devuelva al Estado algunos bienes inmatriculados, como por ejemplo la Mezquita de Córdoba

Que Podemos ha iniciado una ofensiva contra la Iglesia es un hecho indiscutible. Si bien la jerarquía eclesiástica nunca ha sido bien vista por el partido morado, en las últimas horas ha llamado la atención el tono virulento con que sus portavoces se han referido a los obispos. Este martes se escuchaban dos declaraciones sin remilgos de los principales líderes de Podemos. 

"Eso que lo digan en 13TV o COPE"

En primer lugar, hablaba Iglesias. En una concentración junto a trabajadores de Navantia, respondía respecto a la polémica de las misas televisadas así: "Cada vez que un obispo habla en este país es para decir que la ideología de genero es un peligro, que el matrimonio entre dos hombres o mujeres no es matrimonio, que no se debe usar el preservativo o que el sexo es un tema tabú. Eso que lo digan en 13TV o en la COPE, en las televisiones públicas necesitamos otra cosa". 

En las misas que se retransmiten por la cadena pública hemos podido ver cómo la jerarquía católica de nuestro país incitaba al odio a las personas homosexuales o hablaba del al aborto como algo abominable

Después, en la rueda de prensa posterior a la Mesa y Junta de Portavoces del Congreso, Montero tampoco se mordía la lengua al respecto del mismo asunto: "En las misas que se retransmiten por la cadena pública hemos podido ver cómo la jerarquía católica de nuestro país incitaba al odio a las personas homosexuales o hablaba del derecho al aborto como algo abominable". 

Ilustración: Tomás Serrano

"Bienes como la Mezquita de Córdoba"

En paralelo a estos ataques del martes, el grupo parlamentario de Unidos Podemos movía ficha este lunes para que la Iglesias católica devuelva al Estado los ya célebres bienes inmatriculados. Se trata de diferentes templos religiosos que la Iglesia pudo registrar como propiedad suya gracias a un cambio legal durante el primer gobierno de José María Aznar. Entre ellos está, por ejemplo, la Mezquita de Córdoba. 

En la proposición no de ley de Unidos Podemos, firmada por la propia Montero y por el diputado Eduardo Maura, se recuerda aquella modificación legal que el Ejecutivo de Aznar hizo en 1998. Y se arguye que "para aprovechar esta nueva norma, la jerarquía católica resucitó el uso de dos normas franquistas e inconstitucionales, aprobadas en 1946 y 1947: los artículos 206 de la Ley Hipotecaria y 304 del Reglamento Hipotecario". 

"Recuperar el patrimonio público"

Unidos Podemos explica que el primero de esos artículos equipara a la Iglesias con la Administración Pública, "otorgándole el privilegio de acceder al registro de la propiedad sin aportar título". Y el segundo iguala a los diocesanos con notarios, "de forma que un obispo puede certificarse a sí mismo que es el propietario de un inmueble atendiendo a lo que él mismo argumente". Dos puntos que a su juicio resultan "a todas luces inconstitucionales" y que deberían tenerse en cuenta como derogados con la entrada en vigor de la Constitución de 1978. 

En su propuesta, Unidos Podemos pide en el Congreso que el Gobierno, en colaboración con las Comunidades Autónomas y los ayuntamientos, ponga en marcha los recursos necesarios para hacer un inventario de todos los edificios registrados siguiendo estos preceptos. Todo ello con la intención de "recuperar y promover el patrimonio público perdido". O, en otras palabras, expropiar estos edificios religiosos a la Iglesia