La sensación de mis compañeros y compañeras es de que estamos al ritmo de febrero, con una plantilla de verano. Sin refuerzos y con 300 camas menos en el hospital. Vamos muy mal... 

Noticias relacionadas

Así resume un enfermero de Urgencias, en conversación con EL ESPAÑOL, cómo está viviendo él y el resto de sanitarios, en el Hospital 12 de Octubre, el repunte de casos por coronavirus en la Comunidad de Madrid. En una semana, los centros hospitalarios madrileños han pasado de 240 ingresos en planta por Covid-19, a 540. En el caso de las UCI, la situación es idéntica. Si hace siete días había 31 ingresados en toda la región, ahora son 70. 

Los datos más preocupantes, no obstante, se han registrado, precisamente, en el 12 de Octubre. Es el hospital con más ingresos en planta, 71, mientras que en la UCI tienen a cinco pacientes hospitalizados. Ante esta situación, el centro incluso ha puesto en marcha su plan de elasticidad con la reprogramación de algunas operaciones quirúrgicas con el objetivo de habilitar espacios en función del crecimiento provocado por el coronavirus. 

La solución, según denuncian sanitarios del hospital a este periódico, sin embargo, no solo es el retraso de operaciones [es el centro sanitario con la mayor lista de espera de toda la CAM]. La realidad es que en el 12 de Octubre se preparan para afrontar una segunda oleada de casos con una plantilla de verano, es decir, sin refuerzo de personal, pese a la situación que se vivió meses atrás en plena pandemia, y con 300 camas cerradas en el centro. Lo que urge, por tanto, no solo es posponer intervenciones, sino contratar a más sanitarios y tener el hospital al 100%. 

El triple de ingresos

El Hospital 12 de Octubre. EFE

"En medicina interna hay 190 pacientes, 71 son Covid. El número de ingresos es el triple del que había en agosto del pasado año. Mientras tanto, en Urgencias estamos colapsados. La mayoría de los pacientes presentan síntomas leves de Covid, pero si viene alguno grave, no tenemos sitio para alojarlo. Tenemos pacientes en los pasillos, en sillas de ruedas... El hospital tiene cerradas 300 camas", relata este enfermero. 

Este centro sanitario ha cerrado varias plantas, boxes y el servicio de Urgencias de Atención Primaria a causa del periodo estival, como cada año y pese a que estemos en plena pandemia. Oficialmente, el hospital no ha dado datos del número de camas cerradas, pero lo cierto es que si años atrás clausuraban plantas enteras, este año en lugar de hacer eso, han dejado algunas plantas con habitaciones individuales en lugar de dobles. 

"De este modo, si hay 40 camas de normal (habitaciones dobles) y las dejan individuales, quedan 20 camas. Hay un cierre realmente, pero lo envuelven de esa forma. En Urgencias por ejemplo, hay 40 camas en observación, el 1 de junio ya cerraron ocho, y el 1 de agosto otras tantas, en total ahora hay 24", denuncia otro sanitario. 

Sin enfermeras

A esta situación se suma la falta de personal en todo el hospital y, especialmente, en el área de Urgencias. "La presidenta madrileña dijo que se contratarían a 10.000 sanitarios hasta diciembre, pero la realidad es que nosotros somos los que somos, no se ha reforzado la plantilla. Somos 23 enfermeras y 21 auxiliares para todos los turnos de Urgencias", sostiene un enfermero.  La escasez de empleados se ha notado incluso en el SUMMA. "El otro día una compañera nos dijo que de 21 ambulancias, nueve no habían salido porque no tenían médicos disponibles", critica.

En definitiva, la sensación general entre los sanitarios vuelve a ser la misma que al principio. Cuando en febrero, sin medios, se aquejaban de que "este año la gripe estaba viniendo con mucho paciente complejo". Después, llego lo peor. 

El Hospital 12 de octubre, entre tanto, no es el primer centro que toma medidas ante el aumento de contagios de coronavirus. El Hospital de Móstoles y La Paz también han reorganizado sus espacios ante la posibilidad de que haya un incremento de contagios ante la subida de infectados en la localidad, según ha podido saber este diario. 

A esto se suma, en el caso del primer hospital, la suspensión de la cirugía mayor ambulatoria durante toda la semana, y la cancelación de la Técnica de Dolor que se hace en la consulta de enfermería y de los estudios del sueño en Neurofisología Clínica. Además, en una circular interna se anulaba la actividad programada de fibroncoscopia, y solo se realizarán los urgentes o no demorables.