Un anciano evacuado de una residencia y el documento que establece el protocolo.

Un anciano evacuado de una residencia y el documento que establece el protocolo. EFE / EL ESPAÑOL

Madrid

Sanidad de Madrid cambiará el protocolo que impedía ir al hospital a ancianos discapacitados

El documento anterior dictaba que no serían derivados aquellos mayores con deterioro cognitivo o que no son independientes en la marcha.

26 marzo, 2020 11:43

Noticias relacionadas

Finalmente, el protocolo va a cambiar. La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha reconocido este jueves que va a modificar el documento enviado a diversas residencias de la provincia a lo largo de la semana pasada y que ha sido considerado discriminatorio. Según adelantó EL ESPAÑOL este miércoles, en dicho protocolo se establecía que aquellos pacientes con síntomas de coronavirus pero que presentaran limitados sus movimientos o algún deterioro cognitivo no podrían ser derivados a hospitales. 

El protocolo, elaborado por la Dirección General de Coordinación Sociosanitaria de Madrid bajo el dictado de la Consejería de Sanidad, se establecen los pasos a seguir en caso de que una persona de una residencia sufra insuficiencia respiratoria. Uno de los requisitos para ser derivados al hospital es que “el paciente es independiente para la marcha o Índice de Barthel >60”. Otro, cuando el paciente lo es “sin deterioro cognitivo, o deterioro cognitivo con GDS <6”.

Estos dos apartados han sido considerados como altamente discriminatorios por parte del CERMI, de los familiares afectados e incluso por la Consejería de Políticas Sociales. Tras la publicación en este diario, Sanidad finalmente confirma al diario El Mundo que intentarán cambiarlo a lo largo de este mismo jueves

El protocolo distribuido, en el que se establece quién no puede ser derivado a un hospital.

El protocolo distribuido, en el que se establece quién no puede ser derivado a un hospital. EL ESPAÑOL

"Rechazamos este tipo de documentos porque nos parecen claramente discriminatorios", explicaba a este diario, este miércoles, Óscar Moral, presidente de CERMI Comunidad de Madrid. "Está estableciendo elementos diferenciadores por razón de discapacidad", añadía. "No puede ser que la discapacidad se convierta en un criterio de minusvaloración de la vida ni que tengan menor valor que el resto de la población para recibir tratamientos", apuntalaba.